Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 20 de mayo de 2015

El Maestro Ascendido Kut Humi (Kutumi), miembro de la Jerarquía Espiritual de la Tierra: "Para entender el porqué la Tierra se encuentra en la agitación actual, debemos volver atrás en el tiempo, a la gran civilización de la Atlántida. Oh, sí, ¡la Atlántida existió de verdad! No es sólo una invención de ciencia ficción, sino una civilización tangible del pasado histórico de la Tierra. El propósito del hombre para experimentar la vida en cualquier parte del Universo es crecer en experiencia evolutiva y alcanzar la maestría en cada vida. ¿Cómo podemos alcanzar la maestría en la tercera dimensión terrestre? Lo primero, conociéndonos verdaderamente a nosotros mismos: quiénes somos, qué somos y porqué estamos aquí. Segundo, controlando todos los aspectos de nuestro entorno. Tercero, comprendiendo la Tierra y su relación con lo que está más allá de la tercera dimensión.

El Ser Planetario conocido como Gaia/Madre Tierra, habiendo alcanzado un punto importante en su evolución, espera ahora su iniciación en el Plano de la Quinta Dimensión; hecho postergado sólo por la lentitud de la humanidad para alcanzar los niveles vibratorios y la consciencia apropiada para llevar a cabo la Ascensión colectiva.

El Maestro Ascendido Kut Humi (Kutumi), miembro de la Jerarquía Espiritual de la Tierra:

"Para entender el porqué la Tierra se encuentra en la agitación actual, debemos volver atrás en el tiempo, a la gran civilización de la Atlántida. Oh, sí, ¡la Atlántida existió de verdad! No es sólo una invención de ciencia ficción, sino una civilización tangible del pasado histórico de la Tierra.

El propósito del hombre para experimentar la vida en cualquier parte del Universo es crecer en experiencia evolutiva y alcanzar la maestría en cada vida. ¿Cómo podemos alcanzar la maestría en la tercera dimensión terrestre? Lo primero, conociéndonos verdaderamente a nosotros mismos: quiénes somos, qué somos y porqué estamos aquí. Segundo, controlando todos los aspectos de nuestro entorno. Tercero, comprendiendo la Tierra y su relación con lo que está más allá de la tercera dimensión.

En la Atlántida, el hombre alcanzó un notable grado de control y comprensión de este entorno tridimensional, y llegó a un punto en que pudo haber conducido a la Tierra, junto con sus habitantes, a la cuarta dimensión de crecimiento físico-espiritual. En lugar de ello, algunas personas, poseedoras de una avanzada tecnología, comenzaron a abusar y corromper este conocimiento y a esclavizar a otros, empleando mal sus poderes espirituales. Cuando este abuso de poder espiritual se extendió por doquier, puso en movimiento ciertas fuerzas kármicas que resultaron en la desintegración y destrucción de la civilización. Esta destrucción no ocurrió por un gran cataclismo, como muchos creen, sino que ocurrió como un proceso de declive que duró miles de años.

Durante este periodo de degeneración, el continente gradualmente se partió y se hundió casi en su totalidad en el Océano Atlántico. Después de un tiempo, los habitantes de lo que había sido una gran civilización, emigraron a otras partes de la Tierra, llevándose consigo la formación y la tecnología que poseían, dejándonos esas maravillas arquitectónicas que hoy nos fascinan. La arqueología moderna no puede explicar ejemplos como los que se encuentran en América del Sur y Central, en Inglaterra, en Egipto y en otros lugares de la Tierra. Al final, el recuerdo de esa gran civilización que una vez existió fue desvaneciéndose, excepto para los adeptos que poseían el arcano, y el subconsciente de los antiguos Atlantes.

¿Qué tiene todo esto que ver con la revelación del Plan Divino? Esto: La Atlántida no fue la única civilización que evolucionó en la Tierra. Han existido otras, perdidas en la antigüedad de los tiempos, como por ejemplo Lemuria. Cada vez que el hombre evolucionaba hasta los niveles de Lemuria y de la Atlántida, se le daba la oportunidad de elevar el nivel de conciencia de la Humanidad hasta la Cuarta Dimensión, pero ha fracasado siempre. Cada fracaso se ha debido al mal uso de los poderes espirituales.

En el pasado esto le fue perdonado, pues siempre quedaba otra oportunidad. Ahora, sin embargo, hemos alcanzado un punto en la historia de la Tierra y en la evolución galáctica, en que la transición hacia la Cuarta y Quinta Dimensión debe ser realizada.

El hombre es ahora consciente de ciertos eventos galácticos de carácter universal y eterno. Como sabéis, nuestro Sistema Solar es parte de la Galaxia denominada Vía Láctea. Nuestro Sistema Solar gira alrededor del Gran Sol Central de la Vía Láctea en una órbita que dura 206 millones de años de vuestro tiempo. Nos referiremos a esta rotación como el Gran Ciclo Orbital. Nuestro Sistema Solar fue creado aproximadamente hace cuatro billones y medio de años. Esto corresponde a 22 Grandes Ciclos Orbitales de nuestro Sistema Solar alrededor del Gran Sol Central de la Galaxia. En la Voluntad de la Mente Divina, tal y como se comunicó a la Jerarquía Espiritual de nuestro Sistema Solar, ahora concluye el ciclo en el que nuestro Sistema Solar al completo permanezca en su actual estado de evolución. Según se acerca la Era de Acuario, comenzamos a movernos en una nueva órbita alrededor del Gran Sol Central, y nos movemos hacia una nueva vibración donde nada que esté por debajo de la Cuarta Dimensión continuará existiendo sobre la Tierra.

El hombre comenzó a experimentar la vida en nuestro Sistema Solar hace 206 millones de años, al comienzo del actual Gran Ciclo Orbital. El Plan Divino para toda vida humana de nuestro Sistema Solar es el de alcanzar el conocimiento de la consciencia cósmica hacia el final de este Ciclo, que está ahora concluyendo junto con la Era de Piscis. Esto quiere decir que el Hombre de la Tierra debe saber inmediatamente lo que es la consciencia cósmica y dar los pasos necesarios para elevar el nivel de la misma. ¡Si ésto no se consigue, conseguiremos autodestruirnos temporalmente! El Hombre de la Tierra, en el estado en que se encuentra actualmente, simplemente no podrá resistir las nuevas vibraciones.

Dentro de este Gran Ciclo Orbital han tenido lugar un número de ciclos más cortos. Cuando la civilización Atlante fracasó en alcanzar su potencial de desarrollo, quedaron 26.000 años del Ciclo Zodíacal para completar el Plan. Según se acerca el final de la Era de Piscis, este ciclo de 26.000 años - junto con el Gran Ciclo Orbital - se aproxima a su fin.

En estos momentos el planeta Tierra es el único planeta de nuestro Sistema Solar donde el hombre no ha alcanzado aún el nivel de consciencia cósmica. Este nivel debe ser alcanzado rápidamente para poder cumplir con el Plan Divino"
[El Maestro Ascendido KUT HUMI, canalizado por Joseph Whitfield en "The Treasure of El Dorado", publicado en 1977 por Treasure Publications, P.O Box 3300, Roanoke, Virginia 24015-1300, EEUU. ISBN 0-912119-02-0]
[Kuthumi es el Chohan de la Tierra (Director) del Segundo Rayo de los Siete Rayos del Servicio. El Segundo Rayo es el Rayo Amarillo de la Inteligencia y la Ciencia, relacionado con la Mente y la Inteligencia del conocimiento intelectual de las Leyes Divinas. Sus encarnaciones anteriores en la Tierra fueron: Aristóteles, Juan el Amado, Lao-Tze (China, siglo VI A.C.), Teodosio (Emperador de Roma, siglo IV D.C.), St. Columbia (conocido como el Apóstol de Caledonia, que ayudó a convertir Escocia al Cristianismo, siglo V D.C.), San Francisco de Asís (Italia, siglos XII-XIII D.C., fundador de la Orden Franciscana), y Leonardo Da Vinci (pintor italiano, escultor, arquitecto, ingeniero y científico, siglos XV-XVI D.C.]


El Maestro Sanat Kumara:

"Nuestro Sistema Solar entero se está acercando a la gran iniciación... A la Tierra le rodeará un halo dorado. Está entrando en una vibración más elevada. Estáis pasando de una tercera densidad, atravesando la cuarta, hacia un mundo de quinta densidad. Esto debe tener lugar necesariamente según atravesáis el centro de la gran 'Nube Cósmica'. Entonces se cumplirán las profecías, como las recogieron Joel y muchos otros; cuando el Sol se vuelva rojo sangre, y la Luna tan roja como el rubí, y el día desaparezca y la oscuridad cubra la Tierra durante dos semanas. Habrá mucha confusión. El oxígeno se reducirá durante un periodo corto de tiempo, seguido de otros de gran humedad, calor ardiente y zonas de gran sequía alternándose con otras muy húmedas. Casi todas las cosas sobre la Tierra serán destruidas.

Nos encontramos ahora en la frontera de esa gran iniciación, nos vamos acercando más y más a su centro y su realización. La razón por la que Cristo regresa a la Tierra es esta: siempre se encarna un Maestro en un planeta de un sistema solar, cuyo progreso es menor, para ayudarle en su desarrollo.

Sí, aquellos que hablan de catástrofes tienen razón; hablan la verdad; pero la existencia de la Tierra no cesará. Se transformará en una nueva, como está escrito. No se dice que la Tierra se destruirá, se dice que habrá un nuevo Cielo y una nueva Tierra; no una nueva Tierra después de la destrucción de la anterior, sino una nueva Tierra hecha de la antigua".
[El Maestro SANAT KUMARA, canalizado por el Hermano Philip en "El Secreto de los Andes" – Leaves of Grass Press, Novato, California]

La encarnación del Maestro Sananda como Jesús en Palestina marcó los dos mil años de aproximación al bíblico "Día del Juicio Final", también conocido como "La Segunda Venida de Cristo". Jesús-Sananda, cuyas encarnaciones en la Tierra incluyen a Sananda como un gran líder espiritual en el tiempo de la civilización terrestre etérica de la Raza Antigua (tiempo de Caín y Abel) hace 26 millones de años, y a Jesús de Nazaret mucho tiempo después, dentro de poco y por segunda vez en el plano terrestre, vendrá como Maestro del Mundo y encarnación del Cristo.

A continuación incluimos una parte de "El Anuncio de la Segunda Venida de Jesús-Sananda", canalizado por Nada-Yolanda el 17 de Agosto de 1966. Nada canaliza a la Jerarquía Espiritual en el Centro Mark-Age, Elk Valley, Tenessee, USA.

"Hablo en el nombre de Jesús, Señor de este mundo y de todo lo que concierne a la esfera terrestre. Soy el que es conocido como el Cristo, y a través de este canal anuncio mi venida a la Tierra una vez más. Es mi intención que todos los que saben y creen en esto lo vean en la carne. No he venido antes porque el hombre no estaba preparado para recibir a su Señor...

Nuestro Señor y Maestro de este Universo, conocido como Arcángel Miguel, y el que es mi Maestro, el Señor Maitreya, tienen el conocimiento y están a cargo de todas las leyes universales y materiales de estas dimensiones en particular...

Habéis sido alertados sobre estos días y estos tiempos en los últimos dos mil años, desde la resurrección de mi cuerpo y de mi personalidad. Desde ese momento no he dejado de trabajar constantemente para adelantarles el Anuncio de la Segunda Venida. En los días que restan lo prepararemos todo para ese momento, unos aquí, otros allí, muchos seres gritándole al mundo el Anuncio...

Yo ahora tomaré el rol que me fue dado hace eones de tiempo: ser vuestro Guía, ser vuestro Príncipe, el Señor del Mundo y de todo lo relacionado con el planeta Tierra...

Yo soy Sananda, del Consejo de la Jerarquía, conocido en la Tierra en mi última encarnación como Jesucristo, Señor de este Mundo y del Planeta conocido por el nombre de Tierra".
[Canalizado por Nada-Yolanda en "MAPP to Aquarius: Mark Age Period & Program", Mark-Age, Inc. P.O. Box 10, Pioneer, Tennessee 37847, USA]

Desde el momento en que la Tierra se encuentre inmersa en la Quinta Dimensión junto a sus planetas vecinos al comienzo de la nueva Era de Acuario en el año 2012, no estaremos separados nunca más de ellos por nuestro nivel de conciencia, o por las restricciones impuestas por el 'Velo del Olvido' que nos rodea. Habremos retomado nuestra "Consciencia Total", y podremos ver la vida desde un punto de vista más objetivo. Podremos comunicarnos con otros planetas y mundos espirituales más elevados, así como ver nuestras vidas pasadas en el Archivo Akásico, y ver las posibles consecuencias de nuestros presentes actos.

"Según el Universo, vuestro mundo, avance por la Cuarta Dimensión, dentro de una frecuencia más alta, la densidad física se hará menos densa. Las altas frecuencias implicarán cada vez más luz, de modo que en la transición de la Tierra por esas frecuencias, cada átomo y cada molécula tendrán una menor densidad y crearán luz propia. Esto no solo se refiere a los humanos, sino también a la flora, a la fauna y al planeta entero. Según cambie la resonancia hacia unas frecuencias más elevadas, éste se volverá más y más brillante".
[El Maestro P'TAAH, canalizado por Jani King en "An Act of Faith" – Triad Publishers Pty. Ltd, Cairns, Queensland, Australia, 1991]

"Los grandes Seres que gobiernan la materia por medio del conocimiento de la Ley Infinita están tratando de acelerar la vibración terrestre para hacer operativa una frecuencia más alta. Esto es lo que al hombre le causa confusión y división, pues está aprisionado entre la flaqueza de su propio cuerpo, motivada por su comportamiento pasado, y el intento de los Maestros del Planeta para llevarle hacia una consciencia más elevada"

Estos grandes Seres están interviniendo para que el Hombre no sea destruido, pues dentro de su cuerpo se encuentra la estructura atómica del Cosmos, y por su debilidad, cuando llegue el momento, que llegará, en que la Tierra gire sobre sus ejes, podría explotar si no se le preparara para ello, pues la fuerza de este giro traerá consigo una gran expansión atómica del planeta.

No profundizaré en la estructura atómica ni describiré el comportamiento de los átomos en el momento del cambio, pero debido a cambios en la presión habrá una gran transformación en la estructura planetaria. Habrá una gran devastación en todo el planeta. Por supuesto, ha ocurrido antes. Podéis leer hechos similares en la literatura sobre el Hombre en la Antigüedad, y en la Biblia.

El cataclismo, que para vosotros supondrá una catástrofe, en realidad no es una catástrofe: es un paso adelante en la evolución del Planeta Tierra. Recuerda que la muerte no es un final, y que aquellos que morirán en el cataclismo experimentarán un incremento importante en sus conciencias, pues aprenderán en el momento de su muerte.

Habrá mucha desarmonía y destrucción según se acelera la vibración terrestre. Esto tendrá lugar antes del cambio en los polos de la Tierra, lo cual ocurrirá alrededor del final de este siglo"
[El Maestro RAMALA, canalizado por The Ramala Centre, Glastonbury]

Otro elemento de los preparativos previos es el número considerable de 'Trabajadores de la Luz' o 'Servidores de la Luz', que han encarnado específicamente en este tiempo, acordándolo y entrenándose previamente en los Altos Planos, para facilitar el proceso de iluminación y ayudar durante el tiempo de la Tribulación.

Muchos mensajes y profecías de los Maestros de las Altas Esferas confirman repetidamente que los Cambios Terrestres no se han planificado solamente como parte del 'Plan Superior', sino que la Humanidad debe rápidamente resolver y transmutar todas sus pasadas deudas kármicas y estar preparada para avanzar dentro del Gran Plan Divino hacia la Ascensión.

"Quizás para ti el concepto de Armagedón es aterrador. Significa la liberación de energías que están más allá del control de la Humanidad, pero aunque la Humanidad supiera como hacerlo, apenas controlaría su propio entorno. Como consecuencia de su gran avance intelectual, la Humanidad ha creído que es la dueña de su destino, que es la dueña del mundo físico, que solo ella decide el camino que quiere seguir. Pero aquellos de vosotros que veis a Dios en todas las cosas, que reconocéis que el Plan de Dios se manifiesta en la Tierra, sabéis en vuestro corazón que el Ciclo que está ahora comenzando fue planificado hace eones de tiempo. Ha sido visto en otros niveles y ha sido profetizado por muchos Seres. Es un camino evolutivo necesario para esta Tierra. Tú estás aquí como testigo de ese camino evolutivo. En lo más profundo de tu ser sabes lo que ocurrirá. Puede que no lo reconozcas conscientemente, al nivel de la realidad física diaria, pero dentro de tu corazón está el conocimiento de lo que vendrá y del papel que tú jugarás en ello"
[El Maestro RAMALA, canalizado por The Ramala Centre, Glastonbury]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada