Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 23 de febrero de 2015

Birdman fue el héroe en el Oscar. Boyhood fue la gran perdedora de la noche, a pesar de que había ganado el Globo de Oro y el Bafta como Mejor Película. El gran hotel Budapest obtuvo cuatro estatuillas doradas en la ceremonia animada por Neil Patrick Harris

Birdman fue el héroe en el Oscar

La película del director mexicano ganó cuatro premios/ EFE
La película del director mexicano ganó cuatro premios/ EFE
Boyhood fue la gran perdedora de la noche, a pesar de que había ganado el Globo de Oro y el Bafta como Mejor Película. El gran hotel Budapest obtuvo cuatro estatuillas doradas en la ceremonia animada por Neil Patrick Harris

Birdman alzó su vuelo sobre el Teatro Dolby de Los Ángeles. Al término de la ceremonia de entrega de los premios Oscar ya tenía en su haber cuatro de las nueve estatuillas a las que aspiraba en la edición número 87 del codiciado premio. Su realizador, Alejandro González Iñárritu, obtuvo el galardón al Mejor Director por su proyecto sobre un actor venido a menos que desea retomar su carrera.  
El primer reconocimiento para la cinta del mexicano llegó pasadas las 11:00 de la noche, cuando fue anunciado el premio a la Mejor Fotografía, que estuvo a cargo de Emmanuel Lubezki, quien ganó su primer Oscar el año pasado por Gravity. 
Más tarde llegaron las estatuillas de Mejor Guión Original, Mejor Director y Mejor Película, todas recibidas por Alejandro González Iñárritu, quien dio un mensaje a sus compañeros. “El ego ama la competencia: para que alguien, gane alguien debe perder. El verdadero arte de los creadores no se puede derrotar, nuestro trabajo solo lo juzga el tiempo”, dijo.
Boyhood fue la gran perdedora de la noche. Luego de que las casas de apuestas la dieran como ganadora en la categoría de Mejor Película, el filme de Richard Linklater obtuvo solo la estatuilla de Mejor Actriz de Reparto para Patricia Arquette, quien aparte de agradecer a familiares y amigos abogó por la igualdad de género en su país. “Estamos luchando por mejores salarios y por el respeto de los derechos de las mujeres en Estados Unidos”.
Los reconocimientos a los intérpretes más destacados pertenecieron a otras películas. Eddie Redmayne fue elegido Mejor Actor por su papel de Stephen Hawkins en La teoría del todo. “No puedo articular lo que siento en este momento. Este Oscar le pertenece a toda la gente del mundo que está luchando contra esta enfermedad (esclerosis lateral amiotrófica)”.
Julianne Moore se llevó el Oscar a la Mejor Actriz por su papel en Still Alice, en la que interpreta a una mujer con Alzheimer prematuro “Dicen que ganar un Oscar podría hacer que vivas cinco años más. Gracias a la Academia por ese regalo”.
Durante la velada animada por Neil Patrick Harris también resultó premiada El Gran hotel Budapest, cinta que obtuvo cuatro estatuillas doradas, la misma cantidad de reconocimientos que Birdman. El filme de Wes Anderson fue destacado dentro de las categorías de Mejor Vestuario, para  la diseñadora Milena Canonero; Mejor Maquillaje, a cargo de Frances Hannon y Mark Coulier; Mejor Diseño de Producción y Mejor Banda Sonora para Alexander Desplat. El compositor francés tuvo doble nominación dentro de esa categoría, pues también trabajó para The imitation game.
Whiplash obtuvo el reconocimiento en la categoría de Mejor Mezcla de Sonido. Y, tras su primera nominación en los premios de la Academia, J.K. Simmons, el estricto director de orquesta en el filme,  logró la estatuilla como Mejor Actor de Reparto. La cinta también obtuvo el galardón de Mejor Montaje. 
“Glory” de Selma ganó como Mejor Canción Original. El resto de los temas que estuvieron nominados en esa categoría fueron interpretados a lo largo de la noche en las voces de Tim McGraw, Adan Levine, Tegan & Sara y John Legend. Lady Gaga se mostró menos excéntrica y más clásica que de costumbre para cantar en el homenaje a los 50 años de La novicia rebelde. Julie Andrews le agradeció cuando entró como presentadora al escenario. 
Grandes héroes se impuso como Mejor Película Animada. El filme que contó con un presupuesto de 165 millones de dólares desplazó a la cinta Cómo entrenar a tu dragón, que era la favorita de esa categoría. 
Como Mejor Película Extranjera se impuso la polaca Ida, de Pawel Pawlikowski, que cuenta la historia de una monja de descendencia judía que emprende un viaje a la tumba de sus padres. Era la gran favorita desde su nominación. 
El escritor colombiano Gabriel García Márquez fue incluido en el segmento In Memoriam, en el que también se recordó a figuras fallecidas como James Garner, Elizabeth Peña, Edward Herrmann, Anita Ekberg, Rubby Dee y Robin Williams.

izambrano@el-nacional.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada