Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 22 de febrero de 2015

El planeta vive una transición, y cuando se trata de una era de más de 2000 años, ese espacio en el que hay un cambio está lleno de incertidumbre y contradicciones, es una especie de caos, pues estamos en la mitad de algo que nace y algo que muere.

SÁBADO, 21 DE FEBRERO DE 2015

Bajo el dominio de Marte

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
Marte ha entrado a su casa, Aries, y allí manifiesta al máximo sus cualidades de guerrero, mientras que Venus también ha ingresado a Aries, donde se debilita y se somete ante el poderío marciano.

Esto indica que las cualidades que prevalecen en el ambiente, se relacionan con la acción, la confrontación, la impulsividad, y en cambio, la diplomacia, la negociación, el entendimiento y la conciliación, quedan minimizadas.

En el plano afectivo, predomina la pasión y la sexualidad, mientras que el romanticismo y las expresiones amorosas más sutiles, no prevalecen.

Estamos en medio de un ambiente energético bastante singular y contradictorio. La pasada Luna Nueva que marcó el inicio del año de la Cabra, se produjo con un pie en Acuario y otro en Piscis, mostrando un interesante simbolismo, pues así está la humanidad en este momento, con un pie en la era de Piscis y con la otra en la de Acuario.

El planeta vive una transición, y cuando se trata de una era de más de 2000 años, ese espacio en el que hay un cambio está lleno de incertidumbre y contradicciones, es una especie de caos, pues estamos en la mitad de algo que nace y algo que muere.

Las cualidades piscianas relacionadas con los fanatismos y la intolerancia, pugnan por mantenerse frente a la nueva era que llama a la fraternidad, la tolerancia y el libre pensamiento.

Junto a esto, el Sol ha activado la esencia de Piscis durante un mes, marcando el final de un ciclo anual, la última etapa del solsticio de invierno, un tiempo de conclusión y disolución que nos prepara a lo nuevo que vendrá con el equinoccio de primavera, aunque ahora con Marte y Venus en Aries, haciéndole compañía al renovador Urano, la primavera pareciera querer adelantarse.

Sin embargo las energías piscianas también están bastante intensas, pues Neptuno, su regente, está presente en Piscis, reforzando sus cualidades, que nos dan una tendencia a no saber establecer límites y nos lleva a confundir los conceptos de bien y mal, de una manera desconcertante.

La presencia de Quirón en Piscis aviva este mes experiencias dolorosas, difíciles, en las que la mejor manera de sanar es ayudando a otros a lograrlo, como la única manera de poder sanar nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada