Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 9 de febrero de 2015

A propósito de la conmemoración del día de Santa Escolástica, hermana de San Benito de Nursia, patrono de los monjes de Occidente.





  1. Abadía Benedictina "San José" (Güigüe. Edo. Carabobo)

    Guzmán Carriquiry: 'La Iglesia necesita recuperar el espí­ritu contemplativo'
    El vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, en el acto de conmemoración del número mil de la revista Cristiandad
    Por Redacción
    ROMA, 09 de febrero de 2015 (Zenit.org) - El pasado sábado 7 de febrero tuvo lugar la conmemoración del número mil de la revista Cristiandad en la sede de la Fundación Balmesiana de Barcelona. El acto, al que asistieron casi cuatrocientas personas, estuvo  presidido por el obispo auxiliar de la ciudad, Sebastià Taltavull, y contó con la intervención del vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, el seglar de mayor rango en la Iglesia Católica.
    Lo indicó un comunicado enviado por la oficina de comunicación de la revista, precisando que Carriquiry trazó un recorrido sobre el papel del laicado a lo largo del último siglo para pedir un nuevo compromiso basado en la exhortación apostólica Christifideles Laici, de  san Juan Pablo II. Así, explicó que “solo quien reconoce a Dios puede acudir a la realidad, porque Cristo constituye el centro efectivo de la historia”.  Por ello, interpeló a los asistentes asegurando que “la Iglesia necesita imperiosamente recuperar el espíritu contemplativo, el pulmón de la oración”.
    Tras hablar de la importancia de la familia “arraigada en el sacramento del matrimonio”, citó varias frases del papa Francisco en las que insiste en la importancia de la misión. Esta –dijo– no es otra cosa que compartir el don del encuentro con Cristo “que nos ha transformado”, y que “no se realiza por proselitismo sino por atracción a  modo de ósmosis, de persona a persona”. En este sentido aseguró que “tanto las diócesis como los movimientos eclesiales deben hacer un profundo examen de conciencia”.
    El doctor Carriquiry cerró su intervención recordando que “la Iglesia no es nuestra, sino de Dios” y pidió que el señorío de Cristo “sea experimentado de nuevo en su bondad, riqueza y verdad” y no como discurso formal. “Toda comunicación y apostolado comienzan y se nutren de rodillas”, concluyó.
    Tras el acto académico, se celebró una multitudinaria Eucaristía presidida por monseñor Taltavull. A continuación, se sirvió un almuerzo en el que se leyeron algunas de las decenas de adhesiones recibidas por la celebración del número mil de la revista Cristiandad. Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas de todo el mundo de habla hispana, así como diversos movimientos eclesiales, quisieron agradecer la labor de esta revista a lo largo de más de setenta años como medio seguro de formación intelectual y espiritual.
    Coincidiendo con los actos, se presentó la nueva página web de la revista, que se ha actualizado con un nuevo diseño y que incluye todos los artículos desde el primer número de Cristiandad aparecido en 1944.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada