Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 28 de febrero de 2015

Desde su nacimiento allá por 1981, la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid ARCO sólo había estado dirigida por mujeres. Hasta que en 2011 asumió la dirección Carlos Urroz, en un momento convulso de crisis y debate por el modelo en que ARCO quería convertirse.

Descubrimiento y recuperación: ARCOmadrid 2015 vista por su director

En su 34 edición, que abre hoy sus puertas hasta el domingo, Urroz ve una feria consolidada como escaparate para descubrir nuevos artistas que coincide con un momento de incipiente recuperación económica que se reflejará también en el mercado del arte.

imageRotate
Una de las obras expuestas por la galería colombiana "El Museo" (AFP)
EL UNIVERSAL
miércoles 25 de febrero de 2015  11:45 AM
Madrid.- Desde su nacimiento allá por 1981, la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid ARCO sólo había estado dirigida por mujeres. Hasta que en 2011 asumió la dirección Carlos Urroz, en un momento convulso de crisis y debate por el modelo en que ARCO quería convertirse.

En su 34 edición, que abre hoy sus puertas hasta el domingo, Urroz ve una feria consolidada como escaparate para descubrir nuevos artistas que coincide con un momento de incipiente recuperación económica que se reflejará también en el mercado del arte.

"Durante estos años ARCOmadrid -rebautizada para incluir en nombre de la capital española- ha conseguido un carácter propio, se ha convertido en una feria muy consolidada de cara a Latinoamérica y en una feria de descubrimiento", apunta Urroz en entrevista con dpa.

Con ese "descubrimiento" Urroz se refiere a un lugar en el que descubrir nuevos artistas, algo incentivado por iniciativas como el programa "Solo/Duos", que propone concentrar todas las energías en la presentación de uno o dos artistas por parte de cada galería para sacar a la luz nuevos talentos.

"Un formato que está interesando mucho a las galerías que vienen de todo el mundo", asegura Urroz, y que se enmarca en el concepto de feria que busca. "Hay mucha competencia pero nosotros queremos que ARCO sea una gran feria donde la gente venga a descubrir nuevos artistas", asegura.

Estos cinco años en los que Urroz ha ido introduciendo pequeños cambios han hecho también que la feria se asiente dentro del territorio nacional. El cambio de dirección entre 2010 y 2011 se vio precedido de una fuerte disputa entre las galerías españolas por el modelo de feria, que tuvo como consecuencia algunas importantes ausencias de galerías en ARCO.

"Ahora, los ánimos están más calmados, se han apaciguado un poco las diferencias entre las galerías y en estos momentos hay un acuerdo total sobre la importancia de ARCO para el dinamismo del mercado español, la visibilidad de los artistas españoles y latinoamericanos", asegura Urroz.

Y en cuanto a la crisis económica, también parece verse luz al final del túnel. Pese a que el impacto fue relativo en el mercado del arte, el inicio de la recuperación se dejará notar positivamente. "Más que de recuperación, podemos hablar de un cambio de tendencia que ya se está notando en hechos concretos", apunta Urroz.

"Este año hay una mayor expectativa, una mayor venta previa de entradas, más confirmaciones de compras", señala. "Esperamos un aumento de las ventas por las galerías, esperamos que el programa de coleccionistas invitados responda y que se interesen por los nuevos artistas", afirma sin atreverse a cifrar esas expectativas.

Sin embargo, hay problemas y reivindicaciones que persisten. Si 2013 se consideró una edición "negra" marcada por la subida del impuesto sobre el valor añadido (IVA), que gravaba la compra de arte en las galerías españolas, y en 2014 reinó la confusión ante la disparidad de los tipos impositivos si se compraba la obra directamente al artista o a las galerías, en 2015 la problemática no está ni de lejos solucionada.

Las aguas en el sector parecen haberse calmado un poco, pero se sigue reivindicando un IVA cultural reducido y único para todas las disciplinas artistas. "Pedimos un IVA reducido y unificado en la literatura, el arte y el cine en toda Europa, que oscile entre el 10 y el 11 por ciento", frente al 21 por ciento actual, apunta Urroz.

Otra tarea pendiente pasa por la Ley de Mecenazgo que regule la incentivación a la inversión en cultura, algo que lleva pidiendo el sector desde hace años para reforzar el mercado artístico español. "Ya sabemos que en esta legislatura no va a ocurrir", afirma, pero este año "tenemos la vista puesta en los incentivos contemplados en los Presupuestos Generales del Estado, que podrían aumentar la participación privada en instituciones públicas y fundaciones".

Un apoyo que ARCOmadrid necesita en su labor de impulsar el arte español y aumentar la visibilidad de los artistas nacionales. Para ello, la feria pone en marcha por segundo año consecutivo un programa en colaboración con Acción Cultural Española, a través del cual se da a conocer a artistas españoles a comisarios y curadores extranjeros, y que se completa con encuentros entre responsables de museos españoles y extranjeros.

Pero el arte que se perfila como el protagonista en esta 34 edición es el latinoamericano. Este año ARCOmadrid verá aumentar la presencia de galerías latinoamericanas en un 52 por ciento, con 47 galerías de 10 países. "Se debe a la presencia de Colombia como país invitado, pero también a esa mayor confianza en ARCO como puerta de entrada del arte latinoamericano a Europa y la confianza en España como sede, que ha aumentado". Europa parece tener más interés en Latinoamérica y Latinoamérica en Europa, todo es recíproco, considera Urroz.

"Será una feria muy panamericana", con una fuerte presencia colombiana, brasileña y argentina, pero también con espacios de países como Guatemala o Costa Rica, que hace muchos años que no venían a ARCO, apunta.

¿Y por qué ha recaído la invitación de honor en Colombia? "Porque es un país en un momento de transición política hacia la paz que realmente está cambiando y que tiene una escena artística muy interesante", con una generación de jóvenes artistas "que cuentan temas de una forma muy personal con un lenguaje propio que se van a descubrir en la feria".

Y prueba del "gran interés de Colombia por la cultura" será la llegada del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, el domingo a clausurar la feria, apunta Urroz.

Para terminar, algunas recomendaciones para un visitante primerizo a ARCOmadrid: "Entrar en la feria sin prejuicios, sin ideas preconcebidas, con ganas de ver el lenguaje de los artistas de hoy y dejarse seducir. Y sobre todo, disfrutar"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada