Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 27 de febrero de 2015

El último editorial de Tal Cual como diario...El periódico pasará a circular como semanario y sus contenidos se podrán leer también en su página web

El último editorial de Tal Cual como diario

Hoy deja de circular a diario Tal Cual/ Captura
Portada del diario Tal Cual de este viernes 27 de febrero de 2015 | Captura
El periódico pasará a circular como semanario y sus contenidos se podrán leer también en su página web

Tal cual, claro y raspao
Ese ha sido nuestro lema durante estos 15 años de vida. Un compromiso con decir lo que pensamos, moleste a quien moleste. Esto no es una despedida. Para usar el lenguaje que tan de moda ha estado en estos tres lustros: es un repliegue táctico estratégico, un por ahora, como quien dice. La edición del fin de semana continuará saliendo como de costumbre y nosotros volveremos pronto con un semanario que saldrá los días viernes con el mismo espíritu crítico, agudo e incisivo que nos ha inspirado nuestro fundador, Teodoro Petkoff, uno de los mejores seres humanos que he conocido en mi vida.
Los que aquí trabajamos lo hacemos por mística, aunque somos todos agentes de la CIA, la Agencia expropia nuestras conciencias y no paga ni medio partido por la mitad. No sé si les suena familiar… Este diario ha sido un periódico pobre, pero nunca un pobre periódico. Aunque tenemos una sola cafetera, nuestro espíritu libertario permanece siempre en vigilia. No deja de sorprender que un medio tan pequeño constituya una amenaza tan grande para un gobierno con poder ilimitado. Eso solo tiene un nombre: miedo a las ideas y al debate plural. Uno a veces solo sabe que avanza cuando los perros ladran —y muerden—, Sancho. Somos una referencia nacional e internacional de equilibrio y probablemente tenemos también el récord más grande en multas, demandas y sanciones. Cada una de ellas es como una condecoración recibida en la batalla por la libertad de expresión en Venezuela. Esta lucha se ganará porque la razón siempre vence a la fuerza. Los pueblos que conocieron la libertad nunca renuncian definitivamente a ella.
Aquí nadie está amargado: nos encanta quedarnos sin trabajo, porque tendremos más tiempo para hacer cola en los supermercados. No hay mal que por bien no venga. Se podrá decir de nosotros lo que se quiera, pero nunca nadie podrá decir que nos vendimos (¡bueno, al menos a alguien que nos pagara!). Un grupo de extraordinarios comunicadores queda a disposición de otros medios; podemos ir acompañando a los demás de cierre en cierre.
Estamos mal, pero vamos bien. El que no está bien es el que acosa y cierra medios, encarcela arbitrariamente en la nueva Rotunda a funcionarios y líderes opositores, amén de que autoriza el uso de armas de guerra en manifestaciones. Si antes el mundo tenía alguna duda, hoy la comunidad internacional está absolutamente clara acerca de lo que sucede en Venezuela. Cómo será, que incluso los deudos guardan discreto silencio. Hasta Podemos, antes asesores en la construcción de este “modelo”, hoy se desmarcan para borrar todo parentesco de su propuesta con la nuestra. Nadie defiende lo indefendible, especialmente los que ya cobraron y saben que billete ahora no hay.
Me siento orgulloso de estos 15 años, de mis compañeros de trabajo, de la dignidad con la que han resistido. El futuro de Venezuela es de esperanza. Se puede engañar a algunos por cierto tiempo, pero no a todos todo el tiempo, como se ha dicho siempre de los manipuladores. La gente está clara, el futuro será de la democracia y la libertad. El cambio en Venezuela ya comenzó en el corazón de los venezolanos. Estamos cansados de agresiones, insultos, robo, ruina y muerte.
Queremos vida buena y abundante para todos, trabajo y futuro. Hay reservas probadas y probables de inteligencia en esta tierra, al punto de que es hoy día nuestro principal producto de exportación. Ánimo compatriotas, que nunca es más oscura la noche que cuando está a punto de amanecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada