Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 29 de diciembre de 2015

El "Parlamento Comunal" es otra estafa del gobierno a los más de 14 millones de venezolanos que votaron para elegirnos como diputados.

OMAR ÁVILA

Estado Comunal vs. Estado de Derecho

autro image

El "Parlamento Comunal" es otra estafa del gobierno a los más de 14 millones de venezolanos que votaron para elegirnos como diputados.
El gobierno pretende imponer a dedo un "parlamento" ilegítimo e inconstitucional. Quiero dejar claro que el Poder Comunal no existe, no aparece en la Constitución. Mientras que la Asamblea Nacional elegida por el voto popular sí, y sus competencias también.
Merece la pena recordar que desde el año 2009 se han venido dictando un conjunto de leyes –la mayor parte de ellas por decretos ley- con el único fin de configurar el llamado “Estado Comunal”. Entre estas, están la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, la Ley Orgánica del Poder Popular, la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, la Ley Orgánica de las Comunas, Ley Orgánica de Planificación Pública y Popular, la Ley Orgánica de Contraloría Social y la Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria de Competencias, Servicios y Otras Atribuciones.
En nuestra Constitución, la soberanía popular es expresada a través del voto, igualmente, hay un principio claramente establecido a la separación de poderes, a los derechos y a las libertades individuales. Por lo tanto, a mi juicio, el Estado Comunal constituye un desconocimiento del Estado de Derecho, que no tiene fundamento constitucional, querer basarse en un modelo socialista.
En fin, lo que hizo la AN no es más que el desconocimiento de la voluntad popular expresada por la mayoría de nuestro pueblo, que votó para tener unos representantes que legislemos y que ejerzamos verdadero control político.
Justamente, es la AN la que debe defender los derechos y las libertades de los ciudadanos frente al poder ejecutivo a través de leyes.
Esta es una prueba más de que este gobierno, cada vez que los resultados no le son favorables, desconoce los mismos. Los venezolanos votaron para tener una AN que verdaderamente ejerza las funciones atribuidas por la Constitución, no por una instancia que no tiene ningún tipo de legitimidad.
Lo ocurrido el pasado 15 de diciembre, es un hecho sumamente grave que obliga a los venezolanos a unirse en defensa de los principios democráticos, del Estado de Derecho y el respeto a la soberanía popular, y demanda de los funcionarios públicos de todos los Poderes el no reconocer como autoridad al llamado “Parlamento Comunal” y hacer respetar la voluntad de los electores contribuyendo con los nuevos diputados de la Asamblea Nacional al ejercicio de las competencias legislativas, de control político y de designación de los Poderes Públicos que la Constitución atribuye al Poder Legislativo.
Desde Unidad Visión Venezuela hacemos votos porque se apueste por el diálogo democrático y no por rebeliones o actos de fuerza que dañen aún más la situación política, institucional, económica y social de nuestro país. Ratificamos nuestro apoyo a la nueva Asamblea Nacional como representante de los ciudadanos en su reto de poner en vigencia la Constitución en tantos ámbitos en los que hoy día es violada.
Como diputado electo por el pueblo, quiero denunciar que el parlamento comunal, no es legítimo. En fin, esto no es más que un golpe a la institucionalidad, que socava el estado de derecho y no representa la voluntad legítimamente expresada el pasado 6-D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada