Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Para el cardenal Jorge Urosa Savino el 6 de diciembre los venezolanos optaron por darle un "cambio de rumbo" al país en rechazo a un modelo que "nos está llevando al desabastecimiento, a la carestía y una inflación absolutamente exorbitante", decisión que pidió al Gobierno asumir e interpretar "con humildad" para tomar los correctivos necesarios.

Urosa: Gobierno y oposición deben actuar con humildad

El Arzobispo de Caracas exhortó a fortalecer a la familia venezolana

imageRotate
El Cardenal pidió a los poderes públicos ayudar al fortalecimiento de la familia, a la que calificó de institución "débil" VENANCIO ALCÁZARES
JUAN FRANCISCO ALONSO |  EL UNIVERSAL
lunes 14 de diciembre de 2015  12:00 AM
Para el cardenal Jorge Urosa Savino el 6 de diciembre los venezolanos optaron por darle un "cambio de rumbo" al país en rechazo a un modelo que "nos está llevando al desabastecimiento, a la carestía y una inflación absolutamente exorbitante", decisión que pidió al Gobierno asumir e interpretar "con humildad" para tomar los correctivos necesarios.

"El pueblo ha rechazado las colas de cinco, siete y diez horas para conseguir dos kilos de harina o un cartón de huevos precio regulado. El país ha marcado un cambio de rumbo y en ese sentido el Gobierno con humildad debe escuchar la voz del pueblo, porque el pueblo no es simplemente el que vota por ellos, el pueblo es todos y cada uno de los venezolanos", afirmó ayer el Arzobispo de Caracas en entrevista a Televen.

De la misma manera el primado de la Iglesia en Venezuela reclamó de la nueva mayoría opositora de la Asamblea Nacional que con "una gran humildad" haga "lo posible por procurar resolver los problemas" que aquejan al país.

Tras alertar que un "discurso violento genera violencia", el purpurado llamó "a la calma, a la sensatez y ecuanimidad" al Jefe del Estado, a quien le recordó que "el Presidente de la República tiene la obligación de promover la convivencia entre todos los venezolanos, el Presidente de la República puede estar de acuerdo con algo o no, pero no puede estar con un discurso violento".

Consultado por el moderador del programa (Carlos Croes) si no le gusta el modelo político-económico impulsado por el Gobierno, Urosa replicó:_"Nosotros, los obispos venezolanos, hemos dicho varias veces ya que el país va por un rumbo equivocado, porque quieren aplicar un modelo totalitario, marxista y comunista que ha fracasado en todas partes".

"La conducta del Jefe del Estado debe ser escuchar la voz del pueblo. El pueblo habló y dijo: ¡No queremos este rumbo, no queremos este camino, queremos un sistema político distinto, usted debe rectificar!", zanjó el Arzobispo. 

Por la amnistía y la familia

Urosa también reiteró su respaldo a que se amnistíe a los políticos y disidentes presos, para así favorecer un clima de reconciliación nacional.

"Debe haber una Ley de Amnistía porque hay una gran cantidad de personas que están en prisión por delitos conectados con acciones políticas y que a mi modo de ver están presos injustamente", afirmó, al tiempo que precisó: "Pienso sobre todo en los muchachos que el año pasado fueron detenidos y están en las celdas del Sebin, en 'La Tumba' y algunos por simplemente por haber escrito unos tuits".

Al ser consultado sobre el reciente Sínodo de la Familia, Urosa negó estar enfrentado con el papa Francisco, por haber sido uno de los 13 cardenales que le enviaron una carta objetando algunos procedimientos utilizados en la reunión celebrada en octubre.

"Algunos periodistas le dieron algún carácter de protesta y de revuelta", admitió, aunque negó que ese fuera el objetivo.

Urosa llamó a los poderes públicos nacionales a "promover la estabilidad de la familia", institución la que calificó de "débil" en el país, porque "ha fallado su constitución fundamental (...) el matrimonio". 

"En tiempos de la colonia el matrimonio solamente era para los criollos. Ha habido siempre una debilidad estructural en la familia. Hubo una época en la que fue mejorando, yo diría a partir del año 1940 hasta los años 90, pero luego volvió a fallar", puntualizó.

Por último, el Arzobispo afirmó que la situación de la familia es un problema y advirtió sobre sus consecuencias para la convivencia social y para la extensión de los delitos: "Una familia débil significa que hay niños y jóvenes con una estructura psicológica débil, porque no se sienten queridos porque no está el papá o porque los papás se han separado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada