Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 22 de noviembre de 2013

“Ahora estoy más convencido todavía de la complicidad de Fidel Castro”, dijo Carlos Bringuier a El Nuevo Herald al cumplirse el 50 aniversario del asesinato de Kennedy.


EL ASESINATO DE JOHN F. KENNEDY

El cubano que se enfrentó a Lee Harvey Oswald

 
viernes, 11.22.13 Nuevo Herald
 

ACHARDY@ELNUEVOHERALD.COM

El cubano que increpó a Lee Harvey Oswald en una calle de Nueva Orleans tres meses antes de que asesinara al presidente John F. Kennedy en Dallas, dice creer que el marine estadounidense pudo haber actuado bajo la influencia de Fidel Castro.
“Ahora estoy más convencido todavía de la complicidad de Fidel Castro”, dijo Carlos Bringuier a El Nuevo Herald al cumplirse el 50 aniversario del asesinato de Kennedy.
Bringuier, de 79 años y que actualmente vive en Texas, recordó en detalle sus tres encuentros con Oswald en agosto de 1963 en Nueva Orleans, donde ambos residían en aquel entones.
Relató cómo conoció a Oswald , como lo enfrentó en la calle Canal de Nueva Orleans donde estaba distribuyendo panfletos a favor de Castro y cómo ambos más tarde debatieron la política estadounidense hacia Cuba durante un programa radial.
Desde un principio, Bringuier sospechaba de Oswald. Dijo a los investigadores de la Comisión Warren del Congreso, que investigó el asesinato, que Oswald pudo haber sido agente castrista. Y a sólo horas del asesinato, Bringuier le dijo a la televisión en Nueva Orleans que “la mano” de Castro probablemente estaba implicada en el asesinato.
Castro ha negado cualquier participación en el asesinato y la Comisión Warren en 1964, afirmó que Oswald actuó solo . A pesar de que una comisión investigadora especial de la Cámara de Representantes dictaminó en 1979 que el asesinato fue probablemente el resultado de una conspiración, los investigadores expresamente exoneraron a los gobiernos de Cuba y la Unión Soviética.
Un ex alto funcionario de la CIA, Brian Latell, ha dicho que evidencia circunstancial sugiere que Oswald pudo haber estado en contacto con la inteligencia cubana.
Pruebas circunstanciales también han vinculado a Oswald con el crimen organizado en Nueva Orleans, donde nació el asesino presidencial.
En los últimos días, Bringuier a vuelto a contar la historia de sus encuentros con Oswald en agosto de 1963, poco antes de que Oswald viajara a la Ciudad de México, donde intentó sin éxito obtener una visa para Cuba. Luego regresó a Estados Unidos y mató a Kennedy en Dallas el 22 de noviembre de 1963.
PRIMER ENCUENTRO
La primera vez que Bringuier vio a Oswald fue el 5 de agosto, cuando éste se apareció en la tienda de ropa Casa Roca en el 107 de la calle Decatur, donde trabajaba el cubano, que entonces tenía entonces 29 años y era el representante en Nueva Orleans del Directorio Revolucionario Estudiantil (DRE).
“El se apareció en la tienda y ofreció sus servicios para entrenar cubanos para pelear en contra de Castro”, recordó Bringuier. “Por alguna razón, Oswald me resultó sospechoso. No me lució que venía en una forma clara . Yo no sabía si era agente del FBI , si era comunista o qué cosa era. Pero él no me cayó bien”.
Al día siguiente, el 6 de agosto, Oswald regresó a Casa Roca, pero Bringuier no estaba en la tienda en ese momento. Como regalo, Oswald le dejó en la tienda un manual de entrenamiento para Marines, donde había prestado servicio antes de desertar a la Unión Soviética en 1959.
Bringuier dijo en la entrevista que ha tratado de determinar por años cómo fue que Oswald pudo haber llegado a Casa Roca y encontrarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada