Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 24 de noviembre de 2013

El “Palazzo Enciclopedico” que ideó Massimiliano Gioni para la 55 edición de la Bienal de Venecia no solamente se edifica con un gran grupo de artistas que elabora tesis o propuestas estéticas a partir de la minuciosa investigación en las diferentes áreas del conocimiento, sino que confluyen en el escenario del Giardini y el Arsenale otros creadores que desechan la racionalidad para dar paso a la magia, a la sabiduría intuitiva, a la premonición, al sueño y al más allá....

El Carabobeño 24 noviembre 2013

En la Bienal de Venecia triunfó la imagen presentida de dioses del paraíso y del infierno

Mariana Bencomo de Peña
El “Palazzo Enciclopedico” que ideó Massimiliano Gioni para la 55 edición de la Bienal de Venecia no solamente se edifica con un gran grupo de artistas que elabora tesis o propuestas estéticas a partir de la minuciosa investigación en las diferentes áreas del conocimiento, sino que confluyen en el escenario del Giardini y el Arsenale otros creadores que desechan la racionalidad para dar paso a la magia, a la sabiduría intuitiva, a la premonición, al sueño y al más allá.... 
Esta otra cara de la Bienal que convive en armonía con racionalidades plásticas que explican y justifican comportamientos humanos y sociales a través de concienzudos estudios científicos y antropológicos no  escapa del conocimiento, sino que se inserta en la comunicación sobrenatural, en el poder mental y en la religiosidad de individuos y culturas. 
Este tema recurrente en el tiempo desde que los dioses griegos dominaban el mundo ha recobrado un protagonismo en los últimos años, sobre todo en el interés que muestran los curadores cuando seleccionan tópicos o artistas. Es posible que la caída definitiva del comunismo, el fin de la entelequia materialista y la casi desaparición de una cultura estrictamente terrenal y nada sublime, hayan dado paso a esta búsqueda espiritual que, cada vez  aparece con más astucia y fortaleza en las confrontaciones artísticas.(...) 
La Bienal de Venezia 2013 en su otra dimensión “divina” apunta como la torre a Auriti a los dioses imaginados o presentidos, milagrosos y castigadores, los que salvan y condenan, los del paraíso y el infierno. Esta muestra de sucesos, personajes y sueños buenos y malos, derrocha el equilibrio estético de artistas capaces de codificar con imágenes la expresión más lejana y fantástica del imaginario humano. 
Trilogy of the Search for Truth de Friedrich Schröder-Sonnenstern. Este artista alemán que padecía demencia precoz y  esquizofrenia, fundó una secta en Berlín para dedicarse al oficio de magnetizador y de vidente. El cuadro realizado en 1953, mucho antes de que fuera reconocido por el grupo de surrelistas de París tiene un clarísimo  filo de sátira porque el pintor muestra a un mutante monje medio desnudo flanqueado por dos figuras deformadas que manifiestan su crónica burlesca y su excentricidad fantasmal. Su escritura pictórica muestra una ausencia de ornamento y la interacción se realiza imagen-cuerpo, pero las figuras generan un relato enigmático a veces mágico o mitológico. 
Mother Symbolically Represented/ The Kathedral de Achilles Rizzoli.Este artista norteamericano que ocultaba la relación enfermiza con su madre y su incapacidad para relacionarse tanto socialmente como sexualmente, compone su obra de grandiosos esquemas arquitectónicos que representan personajes de su vida cotidiana. En este caso, su madre como una gran catedral con fin expresivo y no utilitario produce una idea perturbadora en la representación: leyendas en sitios justos; una edificación imposible con nombres absurdos que convierte la obra en una ficción literaria o una imagen donde renace su madre luego de la muerte, logrando así pasar a un plano divino. 
Swan and Dove de la artista sueca y pionera en el arte abstracto Hilma af Klint. Esta secuencia de imágenes raramente expuestas en público parte de la base de que existe una dimensión espiritual más allá de lo visible. Al igual que otros de sus contemporáneos, ella está muy influida por las corrientes de su época, particularmente el espiritismo, la teosofía y la antroposofía. 
Ma petite y Diane de Poitiers del artista milanés  Enrico Baj. Creador de grabados, esculturas, pero especialmente collages. Estuvo muy próximo al surrealismo y al dadá, y más tarde se relacionó con el arte pop. Fue también escritor y tuvo un largo interés en un movimiento pseudofilosófico llamado patafísica. En su serie Dame aplica la técnicas del collage con diferentes materiales como botones, brocados y pasamanería para crear una cómica y primitiva representación de la forma humana. 
Manto de apresentaçao del brasilero Arthur Bispo do Rosário. Este artista realizó la mayor parte de su obra a partir de 1938 cuanto entró interno en un hospital de Colúnia Juliano Moreira, cerca de Rio de Janeiro. Allí comenzó un camino artístico de enorme intensidad y libertad que lo llevó a crear una de las obras más maravillosas del arte brasileño, combinando elementos autobiográficos y práctica creativa. Esa especie de protección y estabilidad que sentía al sentirse recluido le permitieron realizar sus mejores piezas artísticas. El hilo azul que utilizaba para sus bordados provenía de los uniformes del hospital psiquiátrico y se pudiera decir que su trabajo es producto de su experiencia cotidiana, en la que destacan su fe en Dios con mucha crítica a posturas dogmáticas que se expresan en una cantidad de textos transformados obsesivamente en bordados. 
Book of Thoth de Aleister Crowley y Frieda Harris. Esta pareja inglesa se unió en el año 1938 para crear el Thoth Tarot, una obra de arte que tomó cinco años de trabajo obsesivo en los detalles. Harris era la artista que pintaba las cartas estilo art deco e integrando formas simbólicas bajo las instrucciones del autor y ocultista Aleister Crowley, quien luego de pertenecer a diferentes sectas, creó su propia religión llamada Thelema basada en la aparición del espíritu Aiwass en Cairo. Este Tarot fue el más grande proyecto de Crowley, el que establece su personal panteón de figuras y simbolos. 
Various blackboard drawings de Rudolf Steiner. Este artista, pensador, filósofo, educador nacido en el Imperio austríaco (actualmente Croacia) en 1861, fue fundador de la antroposofía, un sendero de conocimiento que quiere conducir lo espiritual en el hombre. En sus dibujos de pizarra  expresa códigos visuales con bases científicas, experiencias espirituales y conocimiento metafísico, a través de una forma de individualismo ético, al que luego añadió un componente más explícitamente espiritual. Derivó su epistemología de la visión del mundo de Goethe, según la cual el pensamiento es un órgano de percepción. 
Composition Symbolique, Amour pour l’  humanitéde Augustin Lesage.Este pintor francés de principios del siglo XX y que se adjunta a la moción espiritualista, estudiada por André Breton, realiza una obra signada por la ornamentación, la simetría y el color. Esta pintura definida como psíquica es un fenómeno donde la persona, sin ser un artista entrenado, es capaz de crear un trabajo excepcional en un período muy breve de tiempo, y supuestamente bajo el control de una entidad espiritual. Sin embargo, el aporte más importante de la obra de este artista se refiere a que su estética simétrica, geométrica y formal que anticipa a los tres de los grandes movimientos artísticos del siglo XX:  el arte abstracto, el surrealismo  y el art brut. 
Su pintura parece un caleidoscopio con alternancia cromática que de manera intuitiva origina una mezcla óptica. Su tema, en este caso, expresa fascinación por el antiguo Egipto, sus dioses, sus animales y la propia reencarnación del artista. 
The Book of Genesis de Robert Crumb. Este artista indispensable en la trayectoria del comic y el más grande representante de la historieta, creó una versión gráfica del libro del Génesis, traslandando el primer libro del Antiguo Testamento a unas viñetas sin cambiar nada del texto original. Este personaje outsider nacido en Filadelfia, símbolo además de la contracultura norteamericana en los años 60, no buscó hacer una parodia de la Biblia sino que plasmó el texto con fidelidad. 
The Last Days of Watteau de Tamar Guimar y Kasper Akhøj. Uno brasilero y el otro danés realizan un videoinstalación que examina un mapa creado por miembros de una comunidad espiritista de Brasil. Estas colonias y ciudades transitorias ocupadas por muertes recientes forman una etnia tropical utópica decrita en los años 60 por el celebrado espiritista Francisco Cándido Xavier. Este film ejecutado con filtros de colores tiene una estética etérea que evoca el mundo imaginario de los espíritus. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada