Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Memorias de un venezolano en la decadencia POR: MARCO TULIO CICERÓN · PUBLICADO EL 23/11/2013



José Rafael Pocaterra,  (Valencia (Estado Carabobo), 18 de diciembre de 1889-Montreal (Canadá), 18 de abril de 1955) nació en un hogar digno pero muy pobre apenas pudo llegar a 6 ° de educación. Tal como el mismo lo dijo en uno de sus escritos: “A mi madre le debo la vida; a los demás nada.” Pero como Jorge Luis Borges decía refiriéndose a él mismo, y a De Quincey, ya sabía que su vocación sería literaria, y a los 18 años de edad colaboraba en un periódico que fue tan duro contra la dictadura de Cipriano Castro que a esa edad ya experimentó su primera prisión en el Castillo Libertador. En 1919, fue apresado y llevado a la tenebrosa prisión de la Rotunda, allí escribirá ese gran libro denuncia de la terrible dictadura de Juan Vicente Gómez, Memorias de un venezolano en la decadencia, con un estilo llano, directo. En la cárcel, a pesar de todas las limitaciones, mantuvo una rutina de trabajo y estudio. Pasó tres años de sufrimiento en esta terrible ergástula, y en 1929 se unió a la expedición del Falke liderada por el general Román Delgado Chalbaud, para derrocar al general Juan Vicente Gómez, la cual fracasó. José Rafael Pocaterra, cuando muere Gómez, fue nombrado en varios cargos diplomáticos, y renuncia en 1950 al de embajador en Estados Unidos en ocasión del magnicidio de Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar de Gobierno. Y regresará a su casa del exilio que se hizo permanente en Montereal Canadá. Regresará por última vez a Venezuela, para participar en los actos del cuatricentenario de Valencia, mostrando su inconformidad con el gobierno de Marcos Pérez Jimenez. La historia personal de José Rafael Pocaterra, es conmovedora porque él se ha podido quedar tranquilo, y no haber participado contra las dictaduras de Castro y de Juan Vicente Gómez. Pero eligió como decía Jean Paul Sartre, y escogió ser un  rebelde contra el enorme oprobio que significan las tiranías. La vida no le fue fácil y logró superarse y salir de la pobreza y de la cárcel. Este gran escritor, escribió  en venezolano, pensó y sintió en también en venezolano. Ante la actual situación político económica de nuestro país, su mensaje y sus escritos cobran una vigencia extraordinaria. La decadencia de Venezuela -hoy por hoy- nos hace dar un grito de alarma para todos aquellos patriotas que no nos resignamos a vivir en una dictadura disfrazada de democracia donde los medios están arrodillados, aplacados, cuando no asustados ante un gobierno que no respeta la propiedad privada, y en donde no existe una verdadera independencia de poderes. - See more at: http://www.frentepatriotico.com/inicio/2013/11/23/memorias-de-un-venezolano-en-la-decadencia/#sthash.vYy4Vob5.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada