Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Yo sufrí Mobbing Laboral hoy Bullying" en carne propia entre el 2004 y el 2008 en FUNDAPATRIA de Carabobo y de ahi mi Fibromialgia (enfermedad crónica que reenvié) por eso declaro que lo mismo estamos viviendo los venezolanos y hay que tener una estructura identitaria fuerte y unida para salir adelante...Se puede


El “bullying” o acoso es un comportamiento agresivo e intencional, que supone un desbalance de poder y que se repite a lo largo del tiempo. El “bullying” puede darse a través de diferentes formas de hostigamiento: físico, verbal, psicológico, virtual. También incluye modalidades tales como las amenazas, el pedido de dinero, el acoso sexual entre pares (a través de insultos o agresiones físicas) y la generación de rumores. El “bullying” es una forma de violencia.


“Los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en tiempos de crisis moral mantienen su neutralidad.”

Dante Alighieri (1265 – 1321) poeta italiano, autor de La Divina Comedia, obra maestra de la literatura universal.



Charito Rojas

ND 20 Noviembre, 2013

El “bullying” contra Venezuela






Cuando veo a compatriotas llevando sol y lluvia en gigantescas colas que inician desde la madrugada para adquirir electrodomésticos o lo que sea que esté en obligada rebaja, me convenzo que la revolución prostituyó totalmente el espíritu del “bravo pueblo” que mienta nuestro himno nacional.

Es la culminación del proceso de humillación iniciado por el finado, que a cuenta de manejar los dineros públicos, se creyó dueño absoluto del erario, sin obligación de rendir cuentas, para un reparto arbitrario y discrecional que depende directamente del grado de adhesión al régimen.



En casi 15 años de poder absoluto han ido creando un venezolano nuevo, claro que sí. Ese hombre nuevo es un mendigo de las dádivas del estado, un pensionado que vive de asistir a mítines, concentraciones, manifestaciones y marchas de defensa de la causa. Agita su banderita cubana, ama al líder y grita ¡No volverán!, sin tener la más p… idea de quiénes no volverán y por qué no lo harán. Es un lumpen fanático, sin valores democráticos, que piensa solo en sus intereses de sobrevivencia. Al que no le guste la palabra lumpen, le invito a ver las filmaciones de los saqueos recientes, a escuchar los gritos de la turba, a verlos cometer delito de hurto y daños a la propiedad privada, sin que la fuerza pública intervenga.



Ese hombre nuevo, prostituido por la revolución, se burla de cualquier llamado a la moral, a los valores, a la decencia. Para ellos, esto es “burgués”. El hombre nuevo puede ser un boliburgués enriquecido con los dólares que le niegan a las escuelas, a los hospitales, a la infraestructura y servicios del país. Fortunas depositadas en paraísos fiscales, que pertenecen al pueblo venezolano y que algún día, si existe la justicia en Venezuela, serán confiscadas y retornadas a las arcas nacionales. Los enriquecidos a costa de la revolución no son dogmáticos ni chavistas, ni castristas ni nada: El dinero no tiene color y a ellos lo único que les interesa son los reales. Muchos de estos boliburgueses ganaron su primera fortuna en la llamada cuarta república. ¿Pidió Maduro la Habilitante para combatir a esta banda de corruptos, comisionistas y zamuros de los dineros públicos que merodean alrededor del poder? No creo.



Los más pendejos son los que venden su alma por una camioneta, la presidencia de un consejo comunal, la promesa de un apartamento o de algún beneficio. Llegan hasta a creer que es verdad lo de la revolución y no se dan cuenta que han montado en el poder con su voto y fervor a una partida de ineptos ambiciosos que solo quiere eternizarse en el mando y en las bóvedas de este país. El fanatismo con que defienden un régimen a todas luces mentiroso, a toda prueba autoritario y sin duda alguna corruptor de los valores de dignidad y libertad de las personas que habitan esta tierra es sin duda similar a la de las masas por Hitler o por Mussolini, que hicieran lo que hicieran, hipnotizaban con su cuento de camino revolucionario.



Y los peores son los que guardan silencio, los que no están de acuerdo pero no hablan, los que creen que manteniendo un bajo perfil no les pasará nada, los que callan las corruptelas y los abusos, los que abortan cualquier maniobra de rebelión por miedo o por conveniencia.

Aquí no se trata de ser oposición ni de ser caprilista o de apoyar un partido o un candidato. Se trata de ser venezolanos, de luchar por el país decente en el cual queremos que vivan nuestros hijos. Se trata de ser ese bravo pueblo que no admite yugos, que tiene honor, que no permite humillaciones, que no se arrodilla.

Lo que estamos enfrentando no es una lucha de partidos, es la batalla porque nos devuelvan nuestro país, por recuperar la dignidad atropellada por quienes nos quieren obligar a reconocerlos como dueños de vidas y bienes.



La clase gobernante revolucionaria está aplicando sobre Venezuela y sobre los venezolanos un “bullying”*: Es Maduro con sus órdenes por encima de cualquier acuerdo sensato y sus amenazas contra quien no se someta; es la cúpula militar sirviendo a un solo sector y accionando ferozmente contra el otro; es Cabello con sus acusaciones, burlas y escarnios públicos contra diputados legítimamente electos por más de la mitad de los venezolanos.

Ustedes me dirán cómo unos generales de 4 estrellas, que nunca han sido productivos, van a venir a calificar de usurera a una tienda, sin siquiera haber hecho un análisis de costos. Estos generales, en los cuales ha invertido la nación 30 años de formación para que comanden tropa, defiendan la soberanía y las fronteras, ahora están ocupados de ponerle precio a televisores, bluerays, DVD’s, planchas y licuadoras.

Nadie duda que haya especuladores. Pero es irresponsable y arriesgado someter a todo el comercio de un país a una ola de saqueos, amenazas, rebajas arbitrarias de precios. A menos, claro, que lo que se persiga sea la quiebra de la actividad comercial privada. ¿Quién gana con esto? El consumidor resultará perjudicado, miles de empleados quedarán cesantes, muchos comerciantes honestos quebrarán. Y caeremos en manos de un Gobierno ineficiente que teniendo dólares, puertos, transportes, almacenes, control de expendios, ha dejado que en el país haya escasez de alimentos, de cemento, de materias primas, de repuestos.



Pregúntense esto: ¿Por qué el país con mayor reserva probada de petróleo en el mundo no tiene dólares para sus ciudadanos? ¿Por qué con 10 años de control de cambio, la economía está enferma, la inflación pasa del 50% y la escasez del 22%? ¿Por qué teniendo la refinería más grande de América, Pdvsa compra gasolina en el mercado internacional para autoabastecerse? Pregúntense por qué si tenemos hierro, acero, gas, tierras ricas y petrodólares en abundancia, estamos la mayoría de los venezolanos pasando trabajo para comer, para vestir, para transportarnos, para educarnos, para transitar, para curarnos, para viajar. Finalmente, pregúntense por qué hemos llegado a esta crisis con un Gobierno que tiene 15 años con el control total de ingresos, de poderes y de todo en Venezuela, es decir, sin excusas.

Ya no hay dudas del panorama que nos espera si no nos oponemos con firmeza: El fin de la empresa privada, el cierre de los comercios, la centralización de la importación en manos de estos ineficientes. Esto significa desempleo, escasez, hambruna.



Si eres venezolano de verdad, de los bravos que tienen más de 200 años echándole pichón a este país para que sea una nación buena y próspera para vivir, sabes la respuesta: Luchar hasta la muerte por lo que queremos. No hay que callar, el Gobierno cree que cerrando las páginas que informan sobre el dólar negro, no nos enteraremos; que prohibiendo las palabras escasez, desabastecimiento, saqueo, esto no existe.

Me uno a las palabras de la profesora Marta Colomina: El Gobierno está apagando fuego con gasolina. El incendio será de pronóstico, pero a grandes males, grandes remedios.

La locura de la rebatiña va a tener sus efectos negativos en pleno diciembre. Y deberán reflejarse en los resultados electorales: Veremos el temple de los venezolanos de verdad, pero también la cuantía de los envilecidos. Será la última elección en dos años y abrirá un período de lucha intensa por valores opuestos. Que Dios nos ampare.



*El “bullying” o acoso es un comportamiento agresivo e intencional, que supone un desbalance de poder y que se repite a lo largo del tiempo. El “bullying” puede darse a través de diferentes formas de hostigamiento: físico, verbal, psicológico, virtual. También incluye modalidades tales como las amenazas, el pedido de dinero, el acoso sexual entre pares (a través de insultos o agresiones físicas) y la generación de rumores. El “bullying” es una forma de violencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada