Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 24 de noviembre de 2013

El influjo de Neptuno a nivel mundial tendrá mucha fuerza en los próximos doce años, pues este astro se encuentra recorriendo su propia casa, el signo al cual rige, que es Piscis, y estará allí hasta principios del 2026. Así que Neptuno en este tiempo está en el tope de su energía, y puede expresar con fuerza todas sus cualidades, tanto en lo positivo como en lo negativo.

SÁBADO, 23 DE NOVIEMBRE DE 2013

Neptuno predomina hasta el 2026

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
Neptuno es el planeta de las ilusiones, misticismo, musicalidad, experiencias extrasensoriales, dogmas, fe (aquello en lo que se cree aunque no se vea), y todo lo que resulte etéreo, confuso y con tendencia al fanatismo.

El influjo de Neptuno a nivel mundial tendrá mucha fuerza en los próximos doce años, pues este astro se encuentra recorriendo su propia casa, el signo al cual rige, que es Piscis, y estará allí hasta principios del 2026. Así que Neptuno en este tiempo está en el tope de su energía, y puede expresar con fuerza todas sus cualidades, tanto en lo positivo como en lo negativo.

Neptuno trae influencias creativas, inspiradoras, videncia, una sensibilidad especial para la psicología o la medicina, así como también religiosidad. Ocasiona que las ideologías se tornen rígidas, que no puedan ser objeto de crítica pues son casi enunciados divinos, verdades inmutables. Su tendencia evasiva también nos conecta con las mentiras, las drogas y hasta la locura.

En lo positivo, puede significar una elevación de búsquedas espirituales, de la religiosidad y conexión con Dios, una mayor sensibilidad y desarrollo de la compasión. Asimismo favorece el desarrollo musical, la creación de excelentes obras y la aparición de grandes maestros de la música, además de favorecer la expresión artística en general, tanto artes plásticas, como literatura y cine.

En lo negativo, Neptuno puede incrementar el comercio y uso de drogas, alterar el entendimiento entre los seres humanos debido a posturas dogmáticas, a fanatismos tanto religiosos como políticos, puedes generar mala comunicación, divisiones, y el no saber distinguir con claridad el bien del mal, los límites de los derechos de otras personas con respecto a nosotros, generando reglas poco claras y quebrantamiento de las leyes.

Dura 14 años en cada signo. En 2012 entró a Piscis, así que ya van casi dos años que el planeta está recorriendo su morada. El recorrido total de Neptuno por el zodíaco dura 168 años. Fue descubierto el 23 de septiembre de 1846, cuando estaba en Acuario.

Neptuno es en la mitología el rey de los mares, y se asocia por lo tanto a ese mundo acuático donde nada se ve y todo debe ser intuido, se asocia a lo misterioso pues es lo que adivina bajo la superficie lo que llama su atención y que, como todo lo que está oculto, se presta a mayor especulación y romanticismo. El mito de Neptuno o Poseidón, dios de los mares, se relaciona en lo psicológico, al “mar” de los sentimientos, a lo profundo de nuestra psique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada