Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 17 de noviembre de 2013

El escritor venezolano Fedosy Santaella era el finalista de Venezuela que se ocultaba en el nombre de Tom Adriano. El autor fue uno de los 9 seleccionados de 476 novelas presentadas para el Premio Herralde 2013 convocado por la editorial Anagrama.

Fedosy Santaella entre los finalistas del Premio Herralde 2013
Fedosy Santaella entre los finalistas del Premio Herralde 2013

Fedosy Santaella entre los finalistas del Premio Herralde 2013

El escritor venezolano Fedosy Santaella era el finalista de Venezuela que se ocultaba en el nombre de Tom Adriano. El autor fue uno de los 9 seleccionados de 476 novelas presentadas para el Premio Herralde 2013 convocado por la editorial Anagrama.
Para Santaella el quedar como finalista fue una gran sorpresa, y la comprobación de que el trabajo continuado trae recompensas. El escritor expresó que esto demuestra que tenemos que dejarnos de pensar mal de nosotros y dejar de creer que la literatura venezolana no sirve.
Al preguntarle sobre la temática de la novela con la que concursó, llamada El dedo de David Lynch, dijo que prefería guardar silencio. “Lo más importante ahora es releerla, revisarla completa de nuevo, seguirla puliendo”, explicó el Licenciado en Letras.
Santaella acaba de publicar una nueva novela titulada En Sueños Matarás que de acuerdo con la reseña del portal web de Prisa Ediciones es un cruce del Lazarillo de Tormes, Edgar Allan Poe y los hermanos Coen.
Estas referencias a David Lynch y a los hermanos Coen muestran una gran influencia cinematográfica en la obra de este escritor. Sin embargo no es su única fuente de inspiración. “Para mí el cine y la televisión son importantes. Estamos formados de eso, de música, de cine, de televisión, de lecturas, de vivencias, todo eso entra en mi escritura. La cabeza es una licuadora”, explicó Santaella.
Aunque no ganó el premio el haber logrado llegar como finalista le mereció al autor numerosas felicitaciones de colegas y admiradores de su obra a través de su cuenta @Fedosy por la red social Twitter.
Para conocer la obra de este escritor aquí le dejamos el cuento Taxidermia.
María Gabriela Medina

Santaella reivindica las influencias de Julio Garmendia y de Israel en su obra de corte fantástico | Alexandra Blanco
Santaella reivindica las influencias de Julio Garmendia y de Israel en su obra de corte fantástico | Alexandra Blanco

En sueños matarás, la más reciente novela de Fedosy Santaella (Puerto Cabello, 1970), nació de circunscribir su obsesión con personajes fantásticos en la estructura de la novela policial, lo cual le permitió construir un argumento en el que una familia de inmortales no puede salir de una mansión, en donde se encuentran subyugados por un personaje siniestro, el Pantocrátor, quien a su vez está marcado por el sueño de una mujer, la madame.
El punto de partida de este thriller, en el que muerto y asesino se confunden en un punto, fueron los sueños del autor nacido en Puerto Cabello en 1970. “En una época tuve sueños en serie: empezaban, se desarrollaban y terminaban en un momento de tensión. A la noche siguiente volvía a retomarlos en el lugar donde los había dejado, parecían programas de televisión. Así me pasó con siete u ocho sueños y partes de esas visiones entraron en la novela”, señala el también autor de Instrucciones para leer este libro, que prefirió el corte gótico para relatar el “acuoso mundo onírico” de la historia que se le había ocurrido en sueños.

Poder y eternidad. En sueños matarás cierra una trilogía de novelas policiales iniciada con El extraño caso de Rocanegras y continuada con Las peripecias inéditas de Teófilus Jones.
Si en el thriller policial de 2007, basado en el personaje real de Vito Modesto Franklin, el autor hace una crítica al deterioro de la capital del país a través de un retrato de la decadencia en que estaba sumida Caracas en épocas de Juan Vicente Gómez, cuando Maracay era el centro del poder; y en la novela futurista de 2009 describe la utopía fracasada de un país tropical ficticio cuyo presidente se autoproclamó “sacerdote de la nación”; las alusiones políticas de la novela que se presentará hoy a las 2:00 pm, en el Festival de la lectura y las artes de Baruta, son más sutiles pero igual de contundentes.
Como el tema fundamental de En sueños matarás es la inmortalidad, las 256 páginas son metáforas del vacío y la perversión que causan las situaciones que duran eternamente. “La puerta del placer es demasiado grande y su fondo nunca termina. Cuando vine a darme cuenta, ya me había convertido en un Tántalo moderno, condenado a la sed eterna en algún oscuro pozo, allá, en un lugar más profundo que el Hades”, se dice a sí mismo el Pantocrátor, protagonista de esta obra experimental en la que lujuria y violencia se convierten en las diversiones de un grupo de muertos vivientes que, en el fondo y por hastío, quieren dejar definitivamente el mundo que se les ha convertido en una cadena imparable de vicios. Por eso, como antesala a la novela, Santaella propone una frase de E. M. Cioran, en la cual sentencia que “el único argumento contra la inmortalidad es el aburrimiento”.
Para el autor del libro de cuentos Postales de subsole, frente al aburrimiento de la vida el hombre se inventa sucedáneos como el sexo, la literatura y la religión. “Para matar el aburrimiento la gente lleva a cabo una serie de acciones que intentan darle a la vida sentido. La clave política está en esta novela, pues se toca el asunto del poder como uno de esos sucedáneos de la inmortalidad, de cómo hay un anhelo de tener poder para sentir que hay algo que le dé sentido a la existencia”, indica Santaella.
Además, uno de los muchos personajes de esta ficción es un “hombrecito-pulga” que necesita crecer, llenándose de vitalidad y odio a través del contacto con las masas. Para más evidencia de la lectura política, en la segunda mitad de la novela se enfrentan dos mundos: el de las élites vampíricas que viven encerradas en una mansión tipo la Casa Usher de Edgar Allan Poe –autor cuya influencia es evidente en las primeras páginas de este libro– y el del pueblo, las masa informe de la que solo puede esperarse violencia y depravación, como en las pesimistas fantasías futuristas más famosas del siglo XX.
Santaella, que desde 2005 ha publicado siete libros entre novelas y colecciones de cuentos –y otros cuatro para niños–, cosecha los frutos de casi una década dedicado a cultivar su literatura. En agosto, su relato “Taxidermia” ganó el concurso anual de cuentos de El Nacional y este mes se supo que otra novela de este autor, El dedo de David Linch, quedó entre las finalistas del prestigioso Premio Herralde de Novela, organizado por la editorial española Anagrama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada