Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 24 de agosto de 2014

Del gobierno de la "revolución bolivariana" no existe nada que pueda sorprender, ni en lo declarativo ni en su actuar. El descaro, desparpajo y la convicción de invulnerabilidad (esa seguridad de estar sobre leyes terrenales y celestiales) son "cualidades" intrínsecas de todo funcionario "bolivariano". Resulta que Venezuela ha llegando a tal extremo en la falta de divisas para adquirir en el exterior los productos y bienes que demanda la ciudadanía para subsistir, aun teniendo las mayores reservas de petróleo y gas en el mundo, con ingresos entre $90 y $100 por barril de petróleo de exportación...Yo quisiera que el pueblo venezolano estableciera las diferencias y similitudes que existen entre lo que consideraron los seguidores del Presidente Hugo Chávez y los venezolanos que querían un cambio, como motivos justificatorios del CARACAZO del 27 de febrero de 1989 y las medidas económicas que está tomando el gobierno de Nicolás Maduro y su corte de intelectuales y hombres de la izquierda castrocomunista que en 1989 se desgarraban las vestiduras ante "el paquete neoliberal de Carlos Andrés Pérez", incluyendo la homologación del bolívar con monedas extranjeras y la presencia del Fondo Monetario Internacional...La diferencia es de lenguaje. Maduros y su horda buscará de alguna manera que el pueblo aparezca como elector y causante de las medidas...Nunca uno de su gobierno o seguidor en cambio en 1989 todos fueron culpables...

Notitarde 23/08/2014 
VenEconomía Opina

¡Qué caras de piedra!

VenEconomía Opina
Del gobierno de la "revolución bolivariana" no existe nada que pueda sorprender, ni en lo declarativo ni en su actuar. El descaro, desparpajo y la convicción de invulnerabilidad (esa seguridad de estar sobre leyes terrenales y celestiales) son "cualidades" intrínsecas de todo funcionario "bolivariano".
Resulta que Venezuela ha llegando a tal extremo en la falta de divisas para adquirir en el exterior los productos y bienes que demanda la ciudadanía para subsistir, aun teniendo las mayores reservas de petróleo y gas en el mundo, con ingresos entre $90 y $100 por barril de petróleo de exportación.
Lamentablemente el proceso importador se ha hecho vital en un país al que se le ha secado casi en su totalidad la producción nacional del sector privado a fuerza del saqueo de las tierras, industrias y propiedades privadas por parte del gobierno; y en el que paralelamente, se ha destruido todo el aparato productivo del Estado a punta de politización, ineficiencia, improductividad y corrupción.
Todo un engranaje criminal que desde el Estado ha enquistado en el país los flagelos de escasez, inflación, hambre, desesperanza y corrupción.
Esta semana el caradurismo bolivariano se ha hecho de nuevo presente en Nicolás Maduro y en varios de sus ministros al anunciar las medidas económicas que se proponen aplicar para supuestamente combatir esa espiral incontrolable de escasez que ellos mismos han generado. Primero, declaran "guerra a las colas", la cual se traduce de inmediato en mayor acoso a los distribuidores de alimentos, más penalidades y multas, que terminarán en el corto y mediano plazo en más cierres de comercios con su consecuente pérdida de fuentes de empleo. ¿Cómo podrán los supermercados aumentar y sostener una plantilla de empleados cuando los inventarios están a punto de extinción y la Ley de Trabajo pende peligrosamente sobre la viabilidad del negocio?
Luego, anuncian un sistema biométrico para controlar, mediante la captación de la huella digital quién compra, cuándo compra, cuánto compra y cómo compra cada ciudadano. Este aberrante sistema será aplicado a nivel nacional en todo establecimiento al detal, público o privado, de alimentos y medicinas. Es decir, hacen realidad el sueño dorado de Chávez de hermanar a Venezuela con Cuba en la miseria y el control, al poner a funcionar la tarjeta de racionamiento.
Cabe recordar que estos aparatos biométricos tienen su saga: 1) al venezolano se le confiscó el secreto del voto en el Referendo Revocatorio de 2004, y los mismos captahuellas han servido desde entonces de arma de presión para movilizar y torcer la voluntad de elección de todo el conglomerado de la población que recibe algún tipo de prebenda del Estado. 2) Ahora, los viajeros para utilizar sus tarjetas de crédito en el exterior deben poner su huella al salir por el Aeropuerto para que se active. Huele como a lucro de algún astuto "boliburgués" metido a comercializar esa tecnología.
Por último anuncia Maduro que el ya famoso sistema de guías de movilización que aplica el SADA para controlar la distribución de bienes y productos regulados por regiones y que tantas trabas, irregularidades y distorsiones ha generado, se extenderá para todos los productos e insumos supuestamente con el fin de evitar el contrabando de extracción. Esto en realidad es una simple payasada porque ya en Venezuela no se mueve ni un gramo de alimento sin permiso del SADA. Incluso ya ni siquiera el ciudadano puede enviar a un familiar ningún producto que esté regulado vía el servicio de encomiendas, pues aunque no está claro quién dio la orden, en todas esas empresas el usuario se topa con un cartel que reza que "Por orden presidencial" no trasladan medicamentos, alimentos de la cesta básica, ni artículos de aseo personal a ningún estado del país.
Lo bueno: que el gobierno ha agotado las excusas y ya no le queda sector alguno a quién echarle la culpa del fracaso de su modelo de país.
LO único que resta es rectificar la ruta del modelo comunista para empezar a reconstruir la economía y así reactivar la producción y la eficiencia del Estado para garantizar el sustento y la salud a la población.

Por otra parte Maduro anuncia debate nacional sobre aumento de la gasolina

Maduro afirmó que el incremento de combustibles puede generar ganancias de entre 40 mil millones y 100 mil millones de bolívares los cuáles propuso sean utilizados en las misiones.

imageRotate
Maduro anuncia debate sobre gasolina (Miraflores/ Reuters)
EL UNIVERSAL
viernes 1 de agosto de 2014  07:38 AM
Caracas.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció que se dará inicio a un proceso de debate nacional para el aumento de los combustibles que, según agregó, incluirá a todo el país.

Maduro afirmó que el incremento de combustibles puede generar ganancias de entre 40 mil millones y 100 mil millones de bolívares los cuáles propuso sean utilizados en las misiones.

"Propongo que todo el dinero que venga vaya a un Fondo Social centrado en el país y en sus necesidades", señaló. La distribución será la siguiente: 20% para la Gran Misión Vivienda Venezuela, 20% para becas del sistema universitario, otro 20% para la Misión el  Amor Mayor, otro para Patria Segura  y un último 20% para vialidad y servicios.

"Esta sería una fórmula justa de equilibrar el costo de los combustibles", señaló. "La burguesía dice que necesitamos (el dinero) urgente porque estamos ahogados pero eso no es así, pero porque eso no sea así no quiere decir que no vamos a dar el paso, aseveró.

"Existe un rezago en el precio de la gasolina, ya que una botella de agua cuesta tres veces más que llenar un tanque completo de 50 litros para un vehículo, por lo que he decidido iniciar un proceso debate naciional con todos sectoeres para establecer de esta manera un nuevo sistema de precios en los combustibles para el mercado interno", destacó, citado por VTV.

Recordó que los estudios y encuestas realizados en el país revelan que el 70% de la población apoya una adecuación en el monto en que se expenden los combustibles.

"Quiero debatirlo y este debate debe darse con el pueblo", afirmó el mandatario en transmisión de Venezolana de Televisión. O SEA DEMOAGÓGICAMENTE EL MENSAJE DE NICCOLAS MADURO ACONSEJADO POR FIDEL CASTRO ES:

Notitarde 16/08/2014 

Maduro: El pueblo fijará el precio de la gasolina

AVN

Caracas, agosto 15.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, reiteró este viernes que el nuevo sistema para la comercialización de combustible en el país "surgirá de los planteamientos y propuestas que el pueblo haga llegar, tras las diversas mesas de discusión" que abrirán en todo el territorio nacional.

"Aquí quien va a establecer el nuevo sistema de precios, de ahora y hacia el futuro, de todo el sistema de comercialización de los combustibles internos es el pueblo de Venezuela, sus organizaciones, la clase obrera, las comunas, la juventud, las mujeres, los intelectuales, los universitarios", aclaró el Jefe del Estado.

De esta manera, invitó a otros sectores del país a incorporarse a los debates que en ese sentido se abrirán.

Mencionó que la idea es que el nuevo sistema sea "un sistema con consciencia nacional de que la industria petrolera, gasífera de Venezuela, debe tener un sistema adaptado a los nuevos tiempos que haga sustentable toda la economía energética del país".

Maduro agregó que el propósito, a su vez, es que los recursos generados con la implementación de este nuevo sistema por intermedio del cual se reducirá el subsidio a los combustibles permita fortalecer el desarrollo de la nación: Vivienda, educación, salud, deporte, cultura.
Pidió a intelectuales ayudarle para construir el nuevo Estado

Por otro lado, Nicolás Maduro pidió este viernes a los intelectuales que le ayuden en la construcción de un "nuevo Estado" y un nuevo "poder popular" y los convocó a un congreso de pensadores que se desarrollará del 1 al 5 de octubre próximos. "Estamos en la construcción del nuevo modelo, un nuevo poder popular, un nuevo movimiento popular y un nuevo Estado", dijo.

"¿Cómo podemos hacer de verdad un esfuerzo extra, un esfuerzo nuevo para convertir a todos nuestros intelectuales de nuestra Venezuela en verdaderos intelectuales y pensadores orgánicos de la revolución bolivariana?", se preguntó Maduro. (Con información de AVN y EFE)
EN DEFINITIVA:

VENEZUELA

Nicolás Maduro toca la puerta del Fondo Monetario Internacional



ADELGADO@ELNUEVOHERALD.COM

Pese a haberle declarado previamente enemigo de la humanidad, el régimen de Nicolás Maduro ahora está tocando a las puertas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para solicitar el envío de un equipo técnico a Venezuela a fin de que evalúe el grave estado en que se encuentran las finanzas del país petrolero, dijeron a el Nuevo Herald fuentes cercanas a la situación.
Las fuentes expresaron que la solicitud está siendo conversada informalmente con representantes del Fondo e involucraría el análisis de una serie de temas técnicos sobre la economía venezolana.
“La solicitud se está conversando, está en este momento a nivel de conversación. De lo que se está hablando en este momento, es del establecimiento de algún tipo de asistencia técnica, no son gestiones para conseguir financiamiento [directo del Fondo]”, dijo una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato.
Según la fuente, el régimen venezolano está buscando asesoramiento sobre temas económicos muy puntuales, que podría ir desde recomendaciones sobre cómo emprender un mejor manejo del actual endeudamiento del país, o incluso un mejor manejo de la política monetaria.
Los tramites son llevados a cabo cuando Venezuela enfrenta una de sus más severas crisis económicas, derivadas del colapso del modelo petropopulista aplicado por el chavismo a lo largo de los últimos 15 años.
Pero los esfuerzos por obtener la asistencia técnica contrastan con las expresiones públicas hostiles expresadas por el chavismo contra el FMI a lo largo de los últimos años, con integrantes de la Revolución Bolivariana frecuentemnente describiendo al organismo multilateral como uno de los grandes obstáculos para el progreso de las naciones.
“Deberían eliminar el FMI”, expresó el fallecido presidente Hugo Chávez en una ocasión al criticar los esfuerzos de los países desarrollados por fortalecer al organismo e inyectarle más capital.
“Carne para los zamuros (buitres), un desastre”, dijo Chávez en el 2009 al referirse al incremento de los fondos para el FMI. “Lo están poniendo como un salvador cuando es el villano”.
Incluso el viernes, las manifestaciones contra el Fondo continuaban.
“Antes era muy difícil explicar ante el mundo lo que sucedía en Venezuela con la Revolución Bolivariana y, a pesar de los ataques de los grandes medios, hoy los pueblos reconocen a Venezuela como un pueblo erguido y orgulloso que se levantó sin la ayuda del Fondo Monetario Internacional. [Por ello], estamos del lado de la historia que no avergüenza”, expresó María Cristina Iglesias, coordinadora del Secretariado del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela.
Venezuela, cuyo colapso financiero ha provocado uno de los mayores índices de inflación y escasez registrada en la historia reciente del país, en este momento busca financiamiento externo para tratar de paliar la crisis.
Analistas consultados dijeron que esa podría ser la principal razón por la que el régimen de Caracas ha comenzado a acercarse a la entidad que tradicionalmente ha representado uno de los más importantes símbolos del sistema económico mundial, cuyo combate es uno de sus principales objetivos ideológicos.
“El régimen tiene la intención de ir a terceros [en la comunidad financiera internacional] que trabajan con el Fondo, y así, lo que el personal del Fondo podría estar haciendo es revisar que lo que están presentado como garantías y como resultados macroeconómicos son ciertos”, comentó desde Miami el asesor político Esteban Gerbasi.
Pero independientemente del trabajo específico a ser realizado por los técnicos del Fondo en el país, los expertos van a encontrar que las finanzas venezolanas se encuentran en muy mal estado.
La recolección fiscal, que tradicionalmente era obtenida de las transacciones comerciales e industriales del país, está virtualmente paralizada, mientras que la renta petrolera se ha venido a pique, ya que el país en vez de estar produciendo diez millones de barriles diarios está solo produciendo 2.28 millones, dijo Gerbasi citando estimaciones de analistas privados.
Antonio De La Cruz, director Ejecutivo de la firma de asesores Inter American Trends, coincidió desde Washington.
“Venezuela está en una situación de desequilibrio macroeconómico sumamente fuerte que podría incluso llevarle a un estado de default [incumplimiento de deuda], al verse inhabilitada para pagar los vencimientos de deuda de octubre”, comentó De La Cruz.
Agregó que los asesores del FMI podrían haber sido llamados para ayudar al régimen venezolano a identificar las áreas donde tendría que intervenir para tratar de encontrar un mayor equilibrio de sus finanzas.
Pero incluso de no ser así, el personal del Fondo también podría jugar otro importante papel: ayudar a Maduro a obtener nuevas líneas de financiamiento.
“La banca internacional u otros inversionistas en el sistema financiero para poder otorgar préstamos o realizar inversiones de capital muchas veces solicita un pronunciamiento del Fondo Monetario Internacional sobre la salud de esas finanzas, obviamente, porque quieren tener garantías de que no van a entregar dinero para que se pierda”, comentó De La Cruz.
“Lo que podríamos estar viendo aquí es precisamente eso, que se haya pedido ese aval del Fondo Monetario Internacional para que Venezuela consiga ese acceso a la banca internacional”, dijo De La Cruz.






Ejército venezolano reprime una de las tantas marchas que contra sus medidas y despotismo se han sucedido en Venezuela. Esta es la del 12 de febrero del 2014.
¿CUÁL ES LA DIFERENCIA CON LAS RAZONES QUE SE ESGRIMIERON COMO ANTECEDENTES Y PROMOTORAS DEL CARACAZO QUE HUGO CHÁVEZ SE ADJUDICÓ COMO PARTE DE LA DEFENSA DEL PUEBLO DE VENEZUELA EN VÍSPERAS  DE SU GOLPE DE ESTADO MILITAR CONTRA EL PRESIDENTE ELECTO DEMOCRÁTICAMENTE POR EL MISMO PUEBLO: CARLOS ANDRÉS PÉREZ , SIN QUE ESO FUERA VERDAD...Y LAS FORMAS DE REPRESIÓN USADAS POR AMBOS GOBIERNOS CONTRA EL PUEBLO???
CARACAZO 

El Caracazo o Sacudón fue una serie de fuertes protestas y disturbios en Venezuela durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que comenzó el 27 de febrero y terminó el 8 de marzo de 1989 en la ciudad de Caracas, e iniciados realmente en la ciudad de Guarenas, cerca deCaracas. El nombre proviene de Caracas, la ciudad donde acontecieron parte de los hechos, recordando a otro hecho violento ocurrido en Colombia el 9 de abril de 1948; el Bogotazo. La masacre ocurrió el día 28 de febrero cuando fuerzas de seguridad de la Policía Metropolitana (PM), Fuerzas Armadas del Ejército y de la Guardia Nacional (GN) salieron a las calles a controlar la situación. Aunque las cifras oficiales reportan 276 muertos y numerosos heridos, algunos reportes extraoficiales hablan de más de 300 personas fallecidas y 2000 desaparecidasLa economía venezolana cayó a partir del endeudamiento que generó el país después del "boom" petrolero en los 70. A partir de ese momento, comenzó una caída paulatina a medida que el Estado venezolano aumentaba su recaudación y gastos. Esto causó una devaluación de la moneda en 1983. A partir de entonces las políticas económicas de los gobiernos de Luís Herrera Campíns y Jaime Lusinchi no fueron capaces de frenar las espirales inflacionarias, generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la moneda nacional. Algunas de las políticas que emplearon estos gobernantes fueron controles de cambio a través de RECADI (Luis Herrera Campins) y un control de precios (Jaime Lusinchi), medidas que devinieron en corrupción administrativa y mercados negros de divisas y bienes. Estas situaciones incrementaron la desinversión privada, generando una escasez gradual. En 1988 resulta electo Carlos Andrés Pérez en los comicios del 4 de diciembre con 3.879.024 votos (52, 91% de los sufragantes), hasta esa fecha, el mayor número de votos en términos absolutos y hasta la actualidad el mayor apoyo a un candidato presidencial respecto al total de votantes inscritos.
Con este gran respaldo popular el gobierno de Pérez buscó dar un cambio al liberar la economía, a través de un programa de ajustes macroeconómicos promovido por el Fondo Monetario Internacional (FMI), al que se le llamó "Paquete Económico", concebido para generar cambios sustanciales en la economía del país. Se anunciaron medidas de aplicación inmediata y otras de aplicación gradual en plazos breves. El paquete comprendía decisiones sobre política cambiaria,deuda externacomercio exterior, sistema financiero, política fiscalservicios públicos y política social. Sin embargo, la liberación de precios y la eliminación del control de cambio generó un reajuste sumamente brusco para las personas de menores ingresos.
Las principales medidas anunciadas fueron:
  • Someterse a un programa bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional con el fin de obtener aproximadamente 4500 millones de dólares en los 3 años siguientes.
  • Liberación de las tasas de interés activas y pasivas en todo el sistema financiero hasta un tope temporal fijado en alrededor del 30%.
  • Unificación cambiaria con la eliminación de la tasa de cambio preferencial.
  • Determinación de la tasa de cambio en el mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la nueva tasa flotante.
  • Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica.
  • Anuncio del incremento no inmediato, sino gradual de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico.
  • Aumento anual en el mercado nacional durante 3 años de los precios de productos derivados del petróleo, con un primer aumento promedio del 100% en el precio de la gasolina.
  • Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%.
  • Aumento de sueldos en la administración pública central entre el 5 y el 30% e incremento del salario mínimo.
  • Eliminación progresiva de los aranceles a la importación.
  • Reducción del déficit fiscal a no más del 4% del producto territorial bruto.
  • Congelación de cargos en la administración pública.
A solo pocas semanas de asumir el gobierno el entonces presidente Pérez, se decide poner en práctica de manera inmediata el paquete de ajuste y de medidas económicas, financieras y fiscales. El 26 de febrero el ministerio de Energía y Minas anuncia el alza en 30% de los precios de la gasolina y el incremento de las tarifas del transporte público urbano e inter-urbano también en un 30% a partir del 27 de febrero, válido para los 3 meses siguientes, después de los cuales podrían aumentarse hasta el 100%.
Las medidas económicas y sociales impuestas por el gobierno y la creciente tasa de pobreza, originaron la masacre y la ola de violencia llamada como el "Caracazo".
CONCLUSIONES Y MOTIVOS DE REFLEXIÓN NUEVOS
Lectura Tangente
Notitarde 23/08/2014 
Rostros del reverso

Fidel y Dakazo es el plan de Gobierno

Fausto Masó
Al retratarse tan sonreído con Fidel Castro, Maduro puso las cartas sobre la mesa, ¡déjense de tonterías, esto no cambia, otra vez les tomamos el pelo! ¡Estaban esperando un plan de ajuste!  ¡Infelices! Hasta nos daban consejos, juraban que una comisión del FMI nos asesoraba.
Nicolás Maduro es Nicolás Maduro, un líder sin las habilidades de Chávez, pero que usa los mismos procedimientos para mantenerse en el poder. Crear ilusiones en el país opositor y al final tratar de imponerse con un plan de regalos. ¿Cuál será el Dakazo para las elecciones? Chávez metía la mano en el Banco Central, la originalidad de Maduro, el Dakazo, fue meterla en los bolsillos de otros, los comerciantes. Maduro prepara un segundo Dakazo, solo que el cántaro amenaza con romperse, aunque cuente con la ayuda del sector de la oposición que sigue enamorado de los atajos y que se olvida de la Asamblea, de los venezolanos que sueñan con salir de abajo sin tanto trabajo, los que creyeron que si no votaban derrocarían a Chávez, o que después de un triunfo electoral Maduro renunciaría si se lo pedían en la calle: Lograron la salida de Aveledo y 40 muertos.
En estos días, mentes brillantes de la oposición se han ilusionado con el plan de ajustes de Maduro. Dicen que Ramírez cuenta con un grupo de economistas, Maduro les tomó el pelo.
El plan es el de siempre: Olvidarse de la economía y gastar plata en sus electores. Maduro muy sonriente se reúne con Fidel Castro, la revolución terminó en manos de un viejito y de Maduro. Hasta Alí Rodríguez se prestó a la comedia, habló como si él no fuera de los grandes responsables de este desbarajuste.
El plan es devaluar, sacar más bolívares de cada dólar. Ya Venezuela vivió una crisis cuando bajó el precio del petróleo, no alcanzaban los bolívares. Chávez no cambió de rumbo y el dólar se devaluó un 100%, pasó de 2 por bolívar a 6. Ahora harán lo mismo, están pasando productos del Sicad 1 al Sicad 2. Ramírez nos sigue engatusando, ¡para fines de año habrá solo dos tipos de cambio! Nos siembran la ilusión de que desaparecerá el envió de combustibles y alimentos hacia Colombia, y quizá lo logren unos días pero con una diferencia de precios de 1.000 a 1, seguirán corrompiéndose los que supuestamente deben impedirlo.
Nada cambiará, continuará avanzando este régimen con apariencias democráticas que paulatinamente controla el país, pero que no quiere acabar con todo el sector privado.
¿Cuál será el nuevo Dakazo? ¿Encontrará una oposición unida? Una oposición que gane las elecciones abrumadoramente, cueste lo que cueste.
Maduro dice: "Tenemos que ponernos las pilas porque hay que acelerar la revolución frente a las amenazas imperiales, no podemos aceptar amenazas ni sanciones del imperio estadounidense, vamos a acelerar y a radicalizar la revolución, no estamos jugando".
El cambio de ministros aumentará el control de Maduro, purgará a sus disidentes. "Las diferencias hay que tratarlas dentro de la hermandad revolucionaria. Hay que renovar todo, desde abajo hasta arriba, todo renovado". Ese es el gran sacudón.
No dialogará con la oposición. ¿Para qué?
"Nosotros nunca nos hemos negado a conversar, a lo que sí nos negamos es a claudicar. No llegaremos a ningún acuerdo o pacto que represente vender nuestra revolución. No crearemos ningún Gobierno de coalición, ni con la Iglesia, ni con la oposición".
En el horizonte solo hay una salida, las elecciones que quizá se celebren antes de la fecha prevista si el país revienta. Si Maduro se convence de que las perderá, buscará no celebrarlas.
Nunca está más oscuro que cuando no va a amanecer.
Otra cosa, el Dakazo 2 será un fracaso.
E-mail: fausto.maso@gmail.com
Twitter: @faustomaso
Lectura Tangente
Notitarde 23/08/2014 

¿Es constitucional el sistema biométrico para controlar la compra de alimentos?

José Ignacio Hernández G./ BBC Mundo
0. La medida y la pregunta
El Gobierno ha anunciado una nueva medida económica: implementará un sistema biométrico para controlar la compra de alimentos. La medida, resume la periodista Angie Contreras, consistiría en "registrar tanto la cédula de identidad como la huella dactilar del comprador, y de esa manera evitar que compre el mismo producto en más de una oportunidad durante la misma semana".
La finalidad de la medida, según el canal del Estado VTV, es "reducir las reiteradas compras de productos por parte de un mismo usuario que podrían ser destinados al contrabando o a la economía informal".
Es decir: el sistema "funcionará para evitar el acaparamiento y resolver la escasez".
¿Esa medida sería constitucional? La respuesta es negativa: el sistema biométrico, como mecanismo de control de la compra de alimentos, viola la Constitución, entre otras cosas, porque impide que las personas puedan acceder libremente a los bienes y servicios de su preferencia.
1. La soberanía del consumidor
El artículo 117 de la Constitución contiene una norma de especial importancia: los ciudadanos tienen derecho a seleccionar y elegir los bienes y servicios de su preferencia. ¿Qué significa esto? Que el sistema económico venezolano parte del principio conocido como "soberanía del consumidor": son los ciudadanos y no el Estado quienes deciden qué bienes y servicios adquirirán.
Para que ese principio sea efectivo debe haber oferta y variedad de bienes y servicios. La falta de variedad o, lo que es peor, la falta de oferta de bienes, genera desabastecimiento y escasez. Y por eso violan el citado artículo 117 de la Constitución.
Es previsible que el sistema biométrico limitará los alimentos que cada ciudadano puede comprar, de modo que se aparta drásticamente de ese principio, pues quien decidirá cuáles alimentos podrán adquirirse será el Estado, al restringir el acceso a los alimentos y al limitar, incluso, el acceso a esos alimentos.
Por ello, el sistema biométrico es un control directo al consumo, o sea: una medida del Estado que se orienta a racionar el consumo de alimentos. De la soberanía del consumidor se pasará a la soberanía del planificador. Y eso es inconstitucional.
2. La economía productiva
La economía venezolana, de acuerdo con el artículo 299 constitucional, debe ser una economía productiva y diversificada. Esto implica que la base de la economía debe ser la oferta variada de bienes y servicios. Así lo reconoce el artículo 113 de la Constitución, de acuerdo con el cual la libre competencia es un principio constitucional.
Esto es, si se quiere, la otra cara de la moneda de la soberanía del consumidor. Para que los consumidores puedan escoger y seleccionar los bienes y servicios de su preferencia, es necesario que exista una pluralidad de empresas dispuestas a  ofrecer esos bienes y servicios, en ejercicio del derecho constitucional a la libertad de empresa.
El sistema biométrico no solamente limita la compra: limita también la venta de alimentos por parte de los establecimientos. Con ese sistema, será el Estado quien decidirá cuántos alimentos podrán venderse, lo que elimina todo sentido al derecho a ofrecer, en condiciones de competencia, esos alimentos.
3. La seguridad alimentaria
Otro de los principios constitucionales es la seguridad alimentaria. De acuerdo con el artículo 305 de la Constitución, ella consiste en "la disponibilidad suficiente y estable de alimentos en el ámbito nacional y el acceso oportuno y permanente a estos por parte del público consumidor". Como se ve, hay una estrecha relación entre ese principio y el principio de soberanía del consumidor: la seguridad alimentaria requiere que los ciudadanos, libremente, puedan acceder y seleccionar los alimentos de su preferencia.
Pero el sistema biométrico hace justamente lo contrario: restringe el acceso a los alimentos.
Es muy difícil argumentar que al restringir el consumo de alimentos se va a garantizar el acceso a los alimentos. La realidad es la contraria: el control sobre el consumo de alimentos es una directa limitación, injustificada, a la seguridad alimentaria.
4. La presunción de inocencia
De acuerdo con las declaraciones recogidas en los medios, el sistema biométrico se justifica para evitar que los consumidores realicen ilícitos económicos, "acaparando" alimentos o revendiéndolos a un precio mayor. Al parecer la medida presume que todos los consumidores realizamos conductas ilícitas, con lo cual solamente queda como solución limitar el consumo para evitar que esas conductas se lleven a cabo. Y eso viola directamente el principio constitucional de presunción de inocencia. Más todavía: el principio general de buena fe.
El Gobierno no puede imponer una medida suponiendo que los consumidores van a cometer un ilícito. Eso sería equivalente a, por ejemplo, prohibir la compra de vehículos para evitar que se cometan infracciones de tránsito.
En resumen: el sistema biométrico nos convierte a todos en sospechosos. Algo que contradice abiertamente a la Constitución.
5. La ineficiencia de la medida
Hoy día la discusión no se centra en si el Estado debe o no intervenir en la economía, sino en cómo puede intervenir y, en especial, los límites que tal intervención tiene.
Ciertamente, el Estado puede intervenir para adoptar medidas en defensa de los consumidores y usuarios y, en especial, para combatir los delitos que puedan cometerse. Pero esa intervención tiene que ser racional, ponderada y eficiente.
Como recuerda Ángel Alayón en una máxima de políticas públicas, las políticas no se miden por sus intenciones, sino por sus resultados. Ya hemos visto que las intenciones del sistema biométrico son bastante cuestionables. ¿Pero qué cabe señalar de los resultados esperados de esa medida?
Ya en Prodavinci, Luis Vicente León ha explicado que los controles producen escasez, desabastecimiento e inflación. Por eso la idea de combatir el desabastecimiento y la inflación con más controles, como el sistema biométrico, solo terminará en más desabastecimiento y más escasez.
Limitar el consumo de alimentos (el efecto directo del sistema biométrico) es una medida que nada tiene que ver con el incremento de la oferta de alimentos, que es la raíz del problema. En realidad, este nuevo control solo podrá derivar en mayores restricciones al acceso a los alimentos y, por ello, en una violación todavía mayor a los principios constitucionales de soberanía del consumidor y la soberanía alimentaria.
6. La democracia
Hay todavía más. Una de las grandes virtudes del principio de soberanía de consumidor es que lleva la democracia al ámbito del acceso a los bienes y servicios. En otras palabras: el sistema económico, en la Constitución, debe basarse en el derecho soberano de las personas a elegir qué alimentos adquirirán.
Pero el sistema biométrico pretende implantar un control centralizado que es, por eso mismo, antidemocrático. No creo que haya que insistir mucho en señalar que democracia equivale a descentralizar (muchos centros de poderes) y que por ello, se opone a centralizar (un solo centro de poder).
7. Cualquier parecido…
Con el propósito de asegurar el normal abastecimiento de productos a la población, y para impedir cierta tendencia al acaparamiento de ciertas mercancías impulsada por falsas noticias, el Gobierno decidió controlar el consumo de alimentos.
No estoy resumiendo, con lo anterior, los posibles fundamentos del ya comentado sistema biométrico. Estoy resumiendo los fundamentos de la Orden del Ministerio de Industria y Comercio de España, del 14 de mayo de 1939, por la cual se inició el largo racionamiento de alimentos.
Cualquier parecido entre esos fundamentos y las razones invocadas para implantar el sistema biométrico es precisamente eso: un alarmante parecido que nos advierte sobre los riesgos de repetir los errores del pasado.
Twitter: @ignandez
Prodavinci.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada