Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 30 de agosto de 2014

Todo es recuerdo antes de ser presencia, y toda presencia es efímera. Y así debe serlo, antes de ser eternidad, como el perfume de la rosa… Eso hablamos, mientras saboreamos sendos "marroncitos", la poeta Trina Tosta, el dramaturgo Miguel Torrence, al pintor Freddy Ordaz y este servidor, y comentando "la ida sin regreso de Corteza Pacheco, brava y leal luchadora social ida el pasado miércoles 20 de agosto, en esta Valencia llena de antiguos recuerdos y siempre soñadora de venturosos futuros"…

Notitarde 29/08/2014 

Indocencias

Corteza


José Joaquín Burgos
Decir adiós siempre golpea la piel del sentimiento.  Aguijón minúsculo de "hasta luego", simplemente, o puñal de ausencia soñador de olvidos. Siempre andamos en ello, embriagados por nuestra propia fugacidad, porque a fin de cuentas todo es transitorio.  Todo es recuerdo antes de ser presencia, y toda presencia es efímera. Y así debe serlo, antes de ser eternidad, como el perfume de la rosa… Eso hablamos, mientras saboreamos  sendos "marroncitos", la poeta Trina Tosta, el dramaturgo Miguel Torrence, al pintor Freddy Ordaz y este servidor, y comentando "la  ida sin regreso de Corteza Pacheco,  brava y leal luchadora social ida el pasado miércoles 20 de  agosto, en esta Valencia llena de antiguos recuerdos y siempre soñadora de venturosos  futuros"… Luchadora universitaria, corteza siempre fue solidaria de las causas nobles, ayudaba sin jamás detenerse a pensarlo, sin dudar, sin prejuicios, en la plenitud de su generosidad. 
Como la primavera, ella jamás necesitó jardines para florecer, porque en sí fue una eterna flor…  Durante el llamado "Mayo francés", en los años 1968 y siguientes, se entregó totalmente a la lucha universitaria. Y jamás traicionó su condición revolucionaria… eran protestas, manifestaciones, marchas sin guantes blancos y huelgas de hambre sin hamburguesas nocturnas escondidas en estuches tramposos. Precisamente por ayudar a los huelguistas fue capturada por las fuerzas represivas de entonces, silenciada, desaparecida por algún tiempo… Vivió, en síntesis, las angustias, privaciones, amenazas violencia policial de entonces, y para honor y gloria en su perennidad, nadie podrá decir jamás que perteneció a la que el doctor Edmundo Chirinos llamó "la generación boba".
En la despedida de Corteza  estuvieron algunos de sus amigos, fieles albaceas de su angustia y de sus principios morales, patrióticos, universalmente impecables. Entre otros, su amada hija Aniuska, el ex Rector Magnífico Elis Mercado Matute, Luis García,  Roraima Quiñones, Tania García, Carmelo Oñate, Tibisay Parabacuto, José Manuel Hermoso, Aníbal Dose, Pedro José Téllez, Aníbal Dose, sus hermanos, Mike Osborne, y  Trina Tosta. Fue un hasta siempre lleno de amor y de eternidad. Y así lo merecía ella...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada