Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 29 de agosto de 2014

Después de la terrible y dolorosa experiencia que los que queríamos a Don Luis Ovalles Urriola, vivimos impotentes, al llevar a la muerte por el trato tan injusto y soez que el gobierno regional ejerció sobre el inolvidable e irrepetible cuidador de la Casa Paéz de Valencia, donde el prócer comenzó su carrera política como el primer Presidente de la Venezuela fundada en la Casa de la Estrella en Valencia, después de la separación definitiva de Venezuela de la Gran Colombia, ojalá las autoridades no caigan en el juego que estableció el difunto Hugo Chávez con Valencia, y por congraciarse con su memoria los Concejales del PSUV, que integran el Concejo Municipal de Valencia, no vayan a poner como Cronista de la ciudad a alguien ideológicamente seguidor del pensamiento que coloca a Valencia como ciudad traidora a los ideales de Simón Bolívar, según la matriz de opinión que siguen los chavistas, y también la elección del Cronista resulte un fiasco para la ciudad...¡Qué la Virgen del Socorro nos ampare!!!

Resultados de búsqueda


  1. Nuestro Insolito Universo-El Cadaver de Paez - YouTube

    www.youtube.com/watch?v=brai_4jGtjc

    12/9/2013 - Subido por Creole525
    Historias desconocidas por la mayoria de la gente.

  2. Notitarde 26/08/2014 
  3. El país que queremos

    Un cronista para mi ciudad

    Miguel Antonio Parra Giménez



    He leído una noticia que me tiene preocupado, la Cámara Municipal de Valencia está a punto de pasar a la historia, como la Cámara menos ilustre que en sus años de vida ha tenido. Se ha aprobado en primera discusión el proyecto de  reforma a la ordenanza sobre la elección  del Cronista de la Ciudad. No solo en Valencia sino en muchas otras ciudades del país, el respeto por los integrantes de dichas cámaras se ha perdido por decisiones como estas. La condición de ilustre de las Cámaras Municipales ha caído, por la ligereza en sus actuaciones y la poca fundamentación de sus actos. 

    En el día de hoy voy a fijar una opinión sobre como Valencia debería por intermediación de la Cámara Municipal, nombrar mas no elegir, a quien debe cumplir la función de recopilar para la historia, los acontecimientos de nuestra ciudad. No debe ser la Cámara Municipal en el uso de su competencia conforme a la ley, quien designe a quien debe de ser "El Cronista" de Valencia, es la ciudad quien debe alumbrar, quien debe marcar, la condición que este debe tener. Es función de un Cronista el trabajar sobre la historia viva, en presente, movilizar una realidad y unos objetivos basados en el estudio de la historia pasada, para que la ciudad tenga donde buscar su origen y sentir el orgullo de su historia. Para ese cargo es de suma importancia el carácter independiente que ha de tener el designado, bajo ninguna circunstancia se puede permitir que personas o grupos, pretendan hacer del cronista un vasallo que pueda ser utilizado para intereses políticos o de cualquier índole contrario al interés de la historia de la ciudad. Un Cronista no debe estar atado a  vínculo alguno que pueda desvirtuar su crónica.

    El Cronista de mi Ciudad, es por naturaleza un cargo de cierto modo honorifico que en algún tiempo no devengo pago alguno (eran otros tiempos) y su condición es y debe seguir siendo vitalicia. No es ni ha sido nunca en mi ciudad un cargo para un hombre en solitario, es más bien la mezquindad y el poco valor por la historia de la ciudad, de parte de los últimos ayuntamientos, que no han previsto lo que esta dependencia municipal ha necesitado o a requerido. Ni Mujica Sevilla, ni Alfonzo Marín, ni Luis Taborda, a quienes conocí, fueron hombres de mendigar sino de exigir, lamentablemente no les oyeron las necesidades que la Oficina del Cronista de Valencia, demandaba. Aun así, cumplieron a cabalidad, dejando  huella y obra.
    Para el cargo de cronista es importante que el postulado se haya distinguido en el estudio, investigación y difusión de temas relacionados con la ciudad de la cual ha de entregarle el resto de sus días. Es esta una vocación para transmitir experiencias vividas por las comunidades o  habitantes de la ciudad, debe sin duda alguna "…dar fe de los sucesos más llamativos, importantes, y esclarecedores de cada periodo que se vive…" (1); para que lo que se narre, este basado en argumentos verídicos, ya que siempre ha de imperar la verdad, de los hechos.
    A los Concejales de Valencia los conmino a estudiar más sobre la pretensión que tienen, este no es un cargo para darle un sueldito a alguien, por un tiempo o por un ahora, no señor. Esta ciudad como industrial que es, está habitada por mas descendientes de forasteros que de naturales. Esa sociedad valenciana de la que muchos hablan, ya ha dejado de existir, hace años y años se ha venido mezclando, para tener una sociedad distinta, pujante, donde lo que no se ha perdido, son los valores, esencia vital que esta ciudad siempre ha exigido para honrar a sus habitantes.

    La ciudad de Valencia honra y castiga. A ver cómo han de quedar ustedes.
    (1). El cronista oficial y los estudios históricos de las poblaciones representadas
    miguelparra@miguelparra.com

    @miguelparrag


     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada