Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 11 de agosto de 2014

Usuarios de la variante Bárbula - San Diego quieren transitar con tranquilidad por esta vía, sin que sus vidas corran algún riesgo. Sin embargo los abundantes huecos, alumbrado deficiente y señalizaciones caídas lo dificultan.

El Carabobeño 11 agosto 2014

Transitar por la variante Bárbula-San Diego, sinónimo de arriesgar la vida

El trabajo de escarificación está inconcluso (Foto Andrews Abreu)
Beatriz Oliva / Luisa Quintero
Usuarios de la variante Bárbula - San Diego quieren transitar con tranquilidad por esta vía, sin que sus vidas corran algún riesgo. Sin embargo los abundantes huecos, alumbrado deficiente y señalizaciones caídas lo dificultan.
Hay huecos en ambos canales, aunque la mayoría está en sentido San Diego-Bárbula. También en el hombrillo. La profundidad y dimensión de los cráteres pueden generar daños a los vehículos e incluso accidentes qué lamentar.
En la variante, antes de llegar a puente Bárbula, se realizaron trabajos de escarificación que permanecen inconclusos. Esto dificulta el libre tránsito. Además el desnivel de la vía ha generado que algunos conductores se les exploten los cauchos de sus vehículos.
La señalización en ambos sentidos de la variante es deficiente. Muchos tramos no cuentan con esta importante guía para los conductores y otras están en malas condiciones. La que especifica el kilómetro 14 está doblada y la que indica reducir la velocidad es casi imposible de leer.
Por el kilómetro 15, sentido Bárbula, un poste está guindando del tendido eléctrico. En otros tramos pocos bombillos están prendidos de día y en la noche no cumplen su función.
La maleza es de significativa altura y las defensas están deterioradas. Algunos tramos carecen de ellas.
Se suma la oscuridad
La oscuridad es un factor constante para las personas que transitan por la variante luego de las 6 pm. Largos tramos de la arteria vial permanecen sin iluminación a pesar de contar con los postes de electricidad.
Solo dos tramos desde el distribuidor Bárbula hasta La Cumaca presentan iluminación en ambos sentidos. El primero se ubica después de la estación de servicio Bosqueserino hasta unos metros antes de llegar al kilómetro 12. El segundo espacio con electricidad se ubica entre el kilómetro 10 y 9. Ambos en sentido Naguanagua- San Diego.
Es poco común observar patrullaje de cuerpos de seguridad en toda la extensión de la vía. Unas pocas grúas realizan recorridos y solo aparecen cuando hay algún accidente o una persona varada por desperfectos del vehículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada