Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

“Construir juntos la Europa que no gire en torno a la economía, sino a la sacralidad de la persona humana”, exhortó este martes el Papa Francisco en su discurso al Parlamento Europeo en su sede de Estrasburgo (Francia), en el que también llamó a trabajar para que el continente recupere su identidad y redescubra su alma.

Papa Francisco en el Parlamento Europeo / Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)

Papa Francisco en el Parlamento Europeo / Foto: 
Alan Holdren (ACI Prensa)
El Parlamento Europeo es el órgano representativo de
los 28 Estados miembros de la Unión Europea, que
engloba a más de quinientos millones de ciudadanos.
Es, por tanto, uno de los organismos más importantes
del continente europeo y de todo el mundo.
El Santo Padre llegó a la ciudad francesa a las 10 horas
de esta mañana y comenzó su discurso poco después
de las 10:30 horas. Su  mensaje se centró en la
dignidad de la persona y en la misión que debe desempeñar
Europa para el bien del hombre.
Con un “mensaje de esperanza y de aliento”, el Papa
Francisco comenzó dibujando la situación actual de la
Unión Europea, con sus problemas y sus soluciones. Así,
indicó que en la actualidad “parece ir acompañada de la
imagen de una Europa un poco envejecida y reducida,
que tiende a sentirse menos protagonista en un contexto
que la contempla a menudo con distancia, desconfianza
y, tal vez, con sospecha”. Además, aseguró llevar un
mensaje de “esperanza en el Señor, que transforma el
mal en bien y la muerte en vida”.
El Pontífice recordó que los Padres fundadores de la
Unión Europea “deseaban un futuro basado en la
capacidad de trabajar juntos para superar divisiones,
favoreciendo la paz y la comunión entre todos los
pueblos del Continente”.
Asimismo, señaló que “a ustedes les corresponde la tarea
de custodiar y hacer crecer la identidad europea, de modo
que los ciudadanos encuentren de nuevo la confianza
en las instituciones de la Unión y en el proyecto de paz
y de amistad en el que se fundamentan”, dijo, para
añadir después “les exhorto a trabajar para que Europa
redescubra su alma buena”.
El Santo Padre apuntó que “la función del alma es la
de sostener el cuerpo, ser su conciencia y la memoria
histórica” y “dos mil años de historia unen a Europa
y al cristianismo”.
Para Francisco, esta historia “en gran parte, debe ser
todavía escrita”. “Es nuestra identidad. Europa tiene
una gran necesidad de redescubrir su rostro para crecer,
según el Espíritu de sus Padres fundadores, en la paz
y en la concordia, porque ella misma no está todavía
libre de conflictos”, afirmó.
El mensaje a los parlamentarios, el Santo Padre también
recordó en el centro del ambicioso proyecto político
europeo “se encontraba la confianza en el hombre, no
tanto como ciudadano o sujeto económico, sino en el
hombre como persona dotada de una dignidad
trascendente”.
“La ‘dignidad’ –dijo el Papa- es la palabra clave que ha
caracterizado el proceso de recuperación en la segunda
postguerra. Nuestra historia reciente se distingue por la
indudable centralidad de la promoción de la dignidad
humana contra las múltiples violencias y discriminaciones”,
lo que ha dado lugar a la “importancia de los derechos
humanos”.
Para el Papa, “el pensamiento europeo” proviene también
“del cristianismo, que los marcó profundamente, dando
lugar al concepto de ‘persona’”.
A su parecer, “la promoción  de los derechos humanos
desempeña un papel central en el compromiso de la Unión
Europea”. A continuación, denunció que “persisten demasiadas situaciones en las que los seres humanos son tratados como
objetos, de los cuales se puede programar la concepción,
la configuración y la utilidad, y que después pueden ser
desechados cuando ya no sirven, por ser débiles,
enfermos o ancianos”.
Al respecto, preguntó “¿qué dignidad existe cuando falta
la posibilidad de expresar libremente el propio pensamiento
o de profesar sin constricción la propia fe religiosa?”,
“¿qué dignidad puede tener un hombre o una mujer cuando
es objeto de todo tipo de discriminación?”, “¿qué dignidad
podrá encontrar una persona que no tiene qué comer o el
mínimo necesario para vivir o, todavía peor, el trabajo que
le otorga la dignidad?”.
“Promover la dignidad de la persona significa reconocer que
posee derechos inalienables, de los cuales no puede ser
privada arbitrariamente por nadie y, menos aún en beneficio
de intereses económicos”, señaló.
En ese sentido, el Papa Francisco afirmó que “existe hoy
la tendencia hacia una reivindicación siempre más amplia
de los derechos individuales, que esconde una concepción
de persona humana desligada de todo contexto social
y antropológico”.
Por ello, “es vital profundizar hoy en una cultura de los
derechos humanos que pueda unir sabiamente la dimensión
individual, o mejor, personal, con la del bien común” y si
“el derecho de cada uno no está armónicamente ordenado
al bien más grande, termina por concebirse sin limitaciones
y, consecuentemente, se transforma en fuente de
conflictos y de violencias”.
El Papa en Estrasburgo: 'La persona sea el centro y no la economía'
Las raíces cristianas favorecen la identidad de Europa y la protegen del utilitarismo, terrorismo y cultura del descarte. Invita a defender la vida, la familia, lo creado. Crear trabajo para los jóvenes y acoger a los inmigrantes
Por Rocío Lancho García, H. Sergio Mora
ROMA, 25 de noviembre de 2014 (Zenit.org) - El santo Padre Francisco hoy en Estrasburgo realiza el viaje papal más corto de la historia. En total, estará menos de cuatro horas en la ciudad francesa.

Tras el aterrizaje a las 10.00, el Papa se ha trasladado en coche a la sede del Parlamento Europeo, donde ha sido recibido por el presidente, Martin Schulz. Allí también una multitud le esperaba, emocionada y con vivas al Papa. También algunos funcionarios curiosos se han asomados a las ventanas para presenciar la llegada del Santo Padre e inmortalizar el momento tomando fotos con los teléfonos móviles.
Después de escuchar los himnos, el del Vaticano, y el de la Unión Europea, tocados por la banda militar francesa mientras se izaba la bandera vaticana, el Papa se ha dirigido en coche al ingreso de honor del Parlamento: Espace Mariana de Pineda. Aquí ha tenido lugar la presentación de las dos delegaciones, de los 14 miembros del Bureau del Parlamento y de los 8 presidente de los grupos políticos de la Asamblea.

Entre los saludos del Papa a los presentes que estaban por los pasillos, Francisco se ha reencontrado con la anciana Elma Scmidt, la dueña de la casa que lo hospedó en 1986 en Alemania. Momento, en el que ninguno de los dos ha escondido su emoción y alegría. Mientras caminaban por el Parlamento, se ha podido escuchar al Santo Padre hablar algunas frases en alemán con el presidente Schulz.
Tras algunas fotografías, Francisco ha firmado el Libro de Oro, se ha intercambiado los regalos y finalmente el Papa se ha reunido con el presidente Schulz, en presencia de algunas autoridades políticas y eclesiásticas. El Pontífice argentino ha regalado al europarlamento un mosaico con una paloma de la paz.
A las 11.15, el papa Francisco ha entrado en el hemiciclo para la Sesión solemne del Parlamento Europeo. Después del discurso de Martin Schulz, el Papa ha pronunciado su discurso, el cual fue interrumpido varias veces por los aplausos.
Europa gire entono a la persona y no a la economíaEn su discurso el Santo Padre invitó a los eurodiputados a “construir juntos la Europa que no gire en torno a la economía, sino a la sacralidad de la persona humana, a los valores inalienables”. Una Europa “que abrace con valentía su pasado, y mire con confianza su futuro para vivir plenamente y con esperanza su presente”
El Papa señaló que “el ser humano corre el riesgo de ser reducido a un mero engranaje de un mecanismo que lo trata como un simple bien de consumo para ser utilizado, de modo que --lamentablemente lo percibimos a menudo-- cuando la vida ya no sirve a dicho mecanismo se la descarta sin tantos reparos, como en el caso de los enfermos terminales, de los ancianos abandonados y sin atenciones, o de los niños asesinados antes de nacer”.
Las raíces cristianas de Europa
Consideró fundamental “el patrimonio que el cristianismo ha dejado” lo que no constituye un peligro para la laicidad de los Estados y para la independencia de las instituciones de la Unión”. Y que gracias a “las propias raíces religiosas”, puede defenderse mejor de  “tantos extremismos que se expanden en el mundo actual, también por el gran vacío en el ámbito de los ideales”, porque “es precisamente este olvido de Dios, en lugar de su glorificación, lo que engendra la violencia”.
Persecución religiosaPidió también no olvidarese de “las numerosas injusticias y persecuciones que sufren cotidianamente las minorías religiosas, y particularmente cristianas, en diversas partes del mundo”.
Invertir en la familia y en la educación “Dar esperanza a Europa no significa sólo reconocer la centralidad de la persona humana, sino que implica también favorecer sus cualidades”. Por este motivo hay que “invertir en ella y en todos los ámbitos en los que sus talentos se forman y dan fruto” dijo.
“El primer ámbito --indicó el papa Francisco-- es seguramente el de la educación, a partir de la familia, célula fundamental y elemento precioso de toda sociedad”.
Defender lo creado 
El Pontífice entró también en el tema de la defensa de lo creado: “Europa ha estado siempre en primera línea de un loable compromiso en favor de la ecología”, precisando que los hombres son “custodios, pero no dueños”.
TrabajoSobre el trabajo recordó que “es hora de favorecer las políticas de empleo, pero es necesario sobre todo volver a dar dignidad al trabajo”, que “no apunte a la explotación de las personas, sino a garantizar, a través del trabajo, la posibilidad de construir una familia y de educar los hijos”.
Migración“No se puede tolerar que el mar Mediterráneo se convierta en un gran cementerio”, indicó el Santo Padre, y pidió “legislaciones adecuadas que sean capaces de tutelar los derechos de los ciudadanos europeos y de garantizar al mismo tiempo la acogida a los inmigrantes”.
Indicó también que “la conciencia de la propia identidad es indispensable en las relaciones con los otros países vecinos”, particularmente con los aquellos “que sufren a causa de conflictos internos y por la presión del fundamentalismo religioso y del terrorismo internacional”.
Dos mil años unen a Europa al cristianismoY concluyó indicando que “dos mil años de historia unen a Europa y al cristianismo. Una historia en la que no han faltado conflictos y errores, pero siempre animada por el deseo de construir para el bien”.
Por ello invitó a "promover una Europa protagonista, transmisora de ciencia, arte, música, valores humanos y también de fe. La Europa que contempla el cielo y persigue ideales; la Europa que mira, defiende y tutela al hombre; la Europa que camina sobre la tierra segura y firme, precioso punto de referencia para toda la humanidad".
Leer el texto completo del discurso del papa Francisco

Francisco en el Consejo de Europa: 'Las raíces cristianas inspiren a los europeos'
En su discurso, el Santo Padre ha pedido construir una Europa con espíritu de servicio, educar a la paz, abandonar la cultura del conflicto, promover los derechos humanos y enlazarlos con el desarrollo de la democracia
Por Rocío Lancho García
CIUDAD DEL VATICANO, 25 de noviembre de 2014 (Zenit.org) - La segunda parada de la breve visita realizada este martes porFrancisco a la ciudad francesa de Estrasburgo ha sido el Consejo de Europa.
Construir una Europa con espíritu de servicio, educar a la paz, abandonar la cultura del conflicto, promover los derechos humanos, y enlazarlos con el desarrollo de la democracia, fue la invitación del Santo Padre. Para ello invitó a considerar sus raíces no solamente "una simple herencia de museo o del pasado" pero un patrimonio humano "aún capaz de inspirar" a los europeos. Y prometió la colaboración de la Santa Sede con el Consejo de Europa para forjar la mentalidad de las futuras generaciones de europeos. Al finalizar el discurso de Francisco, todos los presentes en pie han aplaudido con intensidad.
Después de su discurso en el Parlamento Europeo, el Papa se ha dirigido en coche al Consejo de Europa. A su llegada, casi media hora más tarde de lo previsto, el Papa ha sido recibido por el secretario general del Consejo, Thorbjørn Jagland, acompañado por otras autoridades. En la entrada, se agolpaba un gran número de personas que querían presenciar la llegada del Santo Padre.
Tras la presentación de las dos delegaciones, el Papa se ha reunido con algunas personalidades políticas y eclesiásticas con el secretario general. Al finalizar, Francisco ha firmado el Libro de Oro, se han hecho las fotos oficiales, y se han intercambiado los regalos. Finalmente, el papa Francisco ha caminado hasta al hemiciclo para la Sesión Solemne del Consejo de Europa.
Historia del Consejo de Europa"El proyecto de los Padres fundadores era reconstruir Europa con un espíritu de servicio mutuo, que aún hoy, en un mundo más proclive a reivindicar que a servir, debe ser la llave maestra de la misión del Consejo de Europa, en favor de la paz, la libertad y la dignidad humana", ha indicado Francisico. Y ha añadido que "el camino privilegiado para la paz – para evitar que se repita lo ocurrido en las dos guerras mundiales del siglo pasado – es reconocer en el otro no un enemigo que combatir, sino un hermano a quien acoger".
Lograr la paz"Para lograr el bien de la paz es necesario -ha observado ante todo educar para ella, abandonando una cultura del conflicto, que tiende al miedo del otro, a la marginación de quien piensa y vive de manera diferente".
Terrorismo, tráfico de armas"La Iglesia considera que la carrera de armamentos es una plaga gravísima de la humanidad y perjudica a los pobres de modo intolerable".
¿Cómo lograr el objetivo ambicioso de la paz?En esta sede siento el deber  de señalar -ha firmado Francisco- la importancia de la contribución y la responsabilidad europea en el desarrollo cultural de la humanidad. Y ha añadido que "para caminar hacia el futuro hace falta el pasado, se necesitan raíces profundas, y también se requiere el valor de no esconderse ante el presente y sus desafíos".
La verdadSin la búsqueda de la verdad, "cada uno se convierte en medida de sí mismo y de sus actos, abriendo el camino a una afirmación subjetiva de los derechos, por lo que el concepto de derecho humano, que tiene en sí mismo un valor universal, queda sustituido por la idea del derecho individualista", ha afirmado.
Preguntas a Europa¿Dónde está tu vigor? ¿Dónde está esa tensión ideal que ha animado y hecho grande tu historia? ¿Dónde está tu espíritu de emprendedor curioso? ¿Dónde está tu sed de verdad, que hasta ahora has comunicado al mundo con pasión?
Las raíces cristianasInvitó a considerar sus raíces no solamente "una simple herencia de museo o del pasado" pero un patrimonio humano "aún capaz de inspirar" a los europeos. El Papa recordó que la paz inicia reconociendo "en el otro no un enemigo que es necesario combatir, pero a un hermano que hay que acoger".
El terrorismo religioso e internacionalRecordó que "la paz es también probada por otras formas de conflicto, como el terrorismo religioso e internacional, que nutre profundo desprecio por la vida humana y hace de manera indiscriminada víctimas inocentes". Y añadió que "tal fenómeno es lamentablemente alimentado por un táfico de armas que muchas veces opera sin ser molestado".
Corte Europea de los Derechos HumanosEs de alguna manera la «conciencia» de Europa. Por eso, ha expresado que "mi esperanza es que dicha conciencia madure cada vez más, no por un mero consenso entre las partes, sino como resultado de la tensión hacia esas raíces profundas, que es el pilar sobre los que los Padres fundadores de la Europa contemporánea decidieron edificar".
El reto de la multipolaridad"Globalizar de modo original la multipolaridad comporta el reto de una armonía constructiva, libre de hegemonías que, aunque pragmáticamente parecen facilitar el camino, terminan por destruir la originalidad cultural y religiosa de los pueblos". De este modo, ha asegurado que la tarea de globalizar la multipolaridad de Europa no se puede imaginar con la figura de la esfera sino más bien con la del poliedro, donde la unidad armónica del todo conserva la particularidad de cada una de las partes.
El desafío de la transversalidadSi quisiéramos definir hoy el Continente, debemos hablar de una Europa dialogante, que sabe poner la transversalidad de opiniones y reflexiones al servicio de pueblos armónicamente unidos, ha observado el Pontífice. Por eso, ha añadido que "una Europa que dialogue únicamente dentro de los grupos cerrados de pertenencia se queda a mitad de camino; se necesita el espíritu juvenil que acepte el reto de la transversalidad".
Encuentros sobre la dimensión religiosa del diálogo interculturalDichos encuentros, "parecen particularmente importantes en el ambiente actual multicultural, multipolar, en busca de una propia fisionomía, para combinar con sabiduría la identidad europea que se ha formado a lo largo de los siglos con las solicitudes que llegan de otros pueblos que ahora se asoman al Continente".
Papel de la Iglesia católica en el Consejo de EuropaA propósito, ha mencionado temas de los que la Iglesia se preocupa: cuestiones relacionadas con la protección de la vida humana, cuestiones delicadas que han de ser sometidas a un examen cuidadoso, que tenga en cuenta la verdad de todo el ser humano, sin limitarse a campos específicos, médicos, científicos o jurídicos, acogida de los emigrantes, el grave problema del trabajo, elevados niveles de desempleo juvenil, cuestión de la dignidad del trabajo.

(VIDEO) El Papa al Parlamento Europeo: Que Europa no gire en torno a la economí­a sino a la persona
Muy aplaudida su fórmula para que Europa recupere confianza y creatividad para construir la paz
Por Rome Reports
ROMA, 25 de noviembre de 2014 (Zenit.org) - Para ver el vídeo hacer clickaquí.

(VIDEO) Francisco saluda a un joven con discapacidad a la salida del Consejo de Europa
Un gran despliegue de seguridad marca el segundo encuentro del Papa en Estrasburgo
Por Rome Reports
ROMA, 25 de noviembre de 2014 (Zenit.org) - Para ver el vídeo hacer clickaquí.

(VIDEO) El Papa se reúne por sorpresa con la dueña de la casa en la que vivió en Alemania
Las anécdotas de la visita del Papa al Parlamento Europeo
Por Rome Reports
ROMA, 25 de noviembre de 2014 (Zenit.org) - Para ver el vídeo hacer clickaquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada