Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 15 de noviembre de 2014

No todo es política y racionamiento, la vida se compone de otras cosas gracias a Dios...Este viernes 14, previo al sexto enfrentamiento de la temporada entre los Eternos Rivales, Caracas y Magallanes, se llevó a cabo el homenaje a Luis Aparicio Montiel, por los 30 años de su exaltación al Salón de la Fama de las grandes ligas.

Luis Aparicio fue homenajeado en Valencia

“Estoy muy contento por encontrarme hoy aquí con todos ustedes”, dijo Aparicio | Foto AVS Photo Report
“Estoy muy contento por encontrarme hoy aquí con todos ustedes”, dijo Aparicio | Foto AVS Photo Report
El campeonato 2014-2015 se juega en honor al inmortal zuliano

Este viernes, previo al sexto enfrentamiento de la temporada entre los Eternos Rivales, Caracas y Magallanes, se llevó a cabo el homenaje a Luis Aparicio Montiel, por los 30 años de su exaltación al Salón de la Fama de las grandes ligas.

El campeonato 2014-2015 se juega en honor al inmortal zuliano y la Liga Venezolana de Beisbol Profesional le rinde tributo en todas las sedes del circuito. Valencia fue la segunda parada de recorrido, luego que el pasado domingo el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, recibiera a Aparicio, antes del encuentro entre Tiburones de La Guaira y Cardenales de Lara.

“Es un honor para la Junta Administradora de la Fundación Magallanes de Carabobo y nos vestimos de gala al tener hoy a nuestro Luis Aparicio”, expresó Giuseppe Palmisano, presidente del club, que estuvo acompañado de Eduardo Mirabal, secretario del Consejo Directivo, durante la rueda de prensa, previa a los actos protocolares.

“Primero que nada quiero darle las gracias por la invitación, en todos los estadios que he estado me he sentido a gusto porque la gente me ha demostrado mucho afecto y estoy muy contento por encontrarme hoy aquí con todos ustedes”, dijo Aparicio, que dirigió a los Navegantes en las temporadas de 1979-1980 y 1980-1981.

El próximo homenaje se llevará a cabo el martes 18 de noviembre, en el estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo, en el marco del Juego de La Chinita y la entrega del premio que lleva el nombre del nueve veces ganador del Guante de Oro.
Luis Ernesto Aparicio Montiel (Maracaibo, 29 de abril de 1934) es un exbeisbolista profesional venezolano que jugó en la posición de campocortoen las Grandes Ligas de Béisbol durante 18 temporadas entre 1956 y 1973. Hijo del también jugador Luis Aparicio Ortega, conocido como El Grande. Es hasta 2014 el único venezolano exaltado al Salón de la Fama del Béisboly es considerado por la prensa deportiva estadounidense como uno de los mejores y más veloces campocortos de todos los tiempos. Su formidable carrera sirvió de inspiración a varios de sus compatriotas, como David Concepción y Omar Vizquel.

Carrera

Sus primeros pasos en el béisbol profesional fueron con el Gavilanes BBC, equipo de Maracaibo perteneciente a la desaparecida Liga Occidental, una novena en la cual su tío fungía como dueño.1 El día de su debut, 18 de noviembre de 1953, en un juego entre Gavilanes y Pastora, Aparicio recibió de parte de su padre el bate, y al entrar al terreno a cubrir la ofensiva recibió su guante, a manera de homenaje donde el padre da el legado al hijo. Aparicio jugó en Venezuela durante 13 temporadas, en las que logró 393 imparables.2 En Venezuela además de jugar con Gavilanes también actuó con Leones del CaracasTiburones de La GuairaÁguilas del Zulia,Tigres de Aragua y Cardenales de Lara, actuando en una final como refuerzo de Industriales de Valencia.3
Su debut en Grandes Ligas fue el 17 de abril de 1956, con los Medias Blancas de Chicago, temporada en la cual recibió el premio Novato del Año de la Liga Americana. Jugó con Chicago hasta 1963, cuando fue cambiado al equipo Baltimore Orioles, donde jugó hasta 1967. Al finalizar dicha temporada, Aparicio regresa a los White Sox donde jugó entre 1968 y 1970. Fue cambiado entonces a los Boston Red Sox, donde jugó desde 1971hasta su retiro en 1973.
Entre sus mayores logros se encuentra el liderato en bases robadas de laLiga Americana nueve años seguidos, con un total de 506 bases robadas en su carrera, y ser ganador de la Serie Mundial con los Orioles en 1966.
Al momento de su retiro, Aparicio era líder de todos los tiempos en juegos jugados, asistencias, y doble matanzas para un shortstop de grandes ligas así como otros récords.
Recibió gran cantidad de reconocimientos durante su carrera, incluyendo su participación en 10 juegos de las estrellas (tres de ellos a doble cartelera) y nueve [Guante de oro (béisbol]. Luis Aparicio fue exaltado alSalón de la Fama del Béisbol en 1984, siendo hasta ahora el único venezolano en alcanzar este logro.
En Maracaibo se festeja el 11 de noviembre como el día de Luis Aparicio, en referencia al número 11 de su uniforme, siendo particularmente significativo el homenaje brindado por la comunidad de esa ciudad el 11 de noviembre de 2011 (11-11-11).

Estadísticas de bateo

AñoEquipoJuegosVBCHHRCEP
1956CHW15253369142356.266
1957CHW14357582148341.257
1958CHW14555776148240.266
1959CHW15261298157651.257
1960CHW15360086166261.277
1961CHW15662590170645.272
1962CHW15358172140740.241
1963BAL14660173150545.250
1964BAL146578931541037.266
1965BAL14456467127840.225
1966BAL15165997182641.276
1967BAL13454655127431.233
1968CHW15762255164436.264
1969CHW15659977168551.280
1970CHW14655286173543.313
1971BOS12549156114445.232
1972BOS11043647112339.257
1973BOS13249956135049.271
Total 2601102301335267783791.262
VBVeces al bateCCarreras
HHitsHRHome RunsCECarreras empujadasPPromedio de bateo

Manager

Después de su retiro como beisbolista activo, Aparicio permaneció ligado al béisbol en Venezuela habiendo dirigido a varios equipos de la LVBP; principalmente a las Águilas del ZuliaCardenales de LaraNavegantes del MagallanesPetroleros de Cabimas y Tiburones de La Guaira. Ha incursionado además brevemente en el periodismo deportivo y es frecuente objeto de homenajes y reconocimientos en su país natal.
Aparicio fue el invitado de honor a la Serie Mundial de béisbol de 2005 para realizar el lanzamiento inaugural en el primer juego de la Serie, la primera en que participaron los White Sox desde 1959 -cuando él mismo jugaba en el campocorto- y que posteriormente ganarían bajo la dirección de un compatriota suyo, Ozzie Guillén.

Exaltación al Salón de la Fama (1984)

En 1979, cinco años después de su retiro, fue propuesto para ser incluido en el Salón de la Fama del Béisbol. En ese primer año no recibió mucho apoyo de los periodistas, quedando en la posición número 13 en las votaciones, perdiendo contra Willie Mays, quien también se hallaba en su primer año de candidatura. En los siguientes años fue subiendo de popularidad (a excepción de 1981 donde terminó en la posición 19, siendo esta la votación más baja que obtuvo). Finalmente, en 1984, en su sexto año de candidatura, logró el primer lugar en las votaciones con 341 votos, el 84,62% del total. Ese año lo acompañaron Harmon Killebrew y Don Drysdale como nuevos miembros del selecto club de Cooperstown.

Véase también


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada