Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Nuestra Señora del Socorro La Valenciana Principal

Nuestra Señora del Socorro

La Valenciana Principal

NOTIRARDE 13 de noviembre del 2014
La visita de la Virgen del Socorro a la Virgen de Coromoto en Guanare en 2013, fue momento histórico para la Iglesia venezolana, cuando dos de sus más poderosas patronas se reunieron por primera vez. (/)
La Valenciana Principal (2282148)

Charito Rojas
El mundo católico tiene numerosísimas advocaciones marianas, que son los apelativos que se dan a la Virgen María en sus diversas facetas como Madre de Jesús. Y madre también de todos los que profesan esta fe de amor y misericordia.

Venezuela es rica en advocaciones marianas, todas ellas con multitudes de devotos, que se pegan a las faldas de la Virgen invocando su protección, su intercesión ante su Divino Hijo y la infinita gracia de amor que ella desprende.

La Divina Pastora ( La Pastora ), la Chiquinquirá ( La Chinca o La Chinita ), la Virgen del Valle ( Vallita ), son tratadas por sus fieles como alguien de la familia, a quien hablan con confianza y piden que les eche esa manita que tanto requieren los venezolanos. Sin embargo, hay vírgenes que son imponentes, no tienen sobrenombres, son grandes señoras a las que se rinde culto reverencial: en ese grupo está la Patrona de Venezuela, Nuestra Señora de Coromoto y la Patrona de Valencia, Nuestra Señora del Socorro.

Una historia bien contada

El nombre originario de esta ciudad fue Nuestra Señora de la Anunciación de Nueva Valencia del Rey, es decir, siempre estuvo encomendada a una advocación mariana.

En tiempos de la conquista, la Cofradía del Espíritu Santo, conformada por indios, esclavos y pardos de Valencia, decide encargar a España la imagen de una Virgen, que unos dicen que era de Nuestra Señora del Socorro, ya que su devoción estaba muy arraigada y extendida en América, mientras que otros aseguran que se encargó una Dolorosa, pero les negaron esa petición. Pero dejemos que sea el Dr. Guillermo Mujica Sevilla, último cronista de Valencia, quien cuente esta historia: Hace muchos años llegaron de España, por los caminos de los mares, dos cajas, cada una contentiva de la imagen de una virgen: Una contenía la Virgen del Socorro, y la otra contenía una Virgen Dolorosa; la primera destinada a Valencia, la segunda destinada al Perú. Hubo una confusión y dejaron en nuestras playas a la Virgen Dolorosa y enviaron la otra al Perú. La gente de Valencia consideró como un milagro que aquí se quedara la imagen de la Dolorosa y por ese motivo, siguiendo el entusiasmo de la cofradía que había pedido la imagen de la Virgen del Socorro, bautizaron a esta imagen: Virgen del Socorro de Valencia , aunque la representación era de una Dolorosa. Cuando en el Perú se dieron cuenta, pidieron enviar nuestra Virgen para que ellos enviaran la que había llegado allá. Pero al decir de nuestro gran poeta Andrés Eloy Blanco, el pueblo de Valencia contestó: Pueblo no cambia Virgen . Ya consideraban a la Virgen que había llegado como la Virgen del Socorro de Valencia .

Otra versión, bastante similar a ésta, indica que en el siglo XVI fue encargada a España, por un particular, una imagen de Nuestra Señora del Socorro, para ser donada a la ciudad de Valencia. Al abrir su dueño el cajón en el cual venía el presente, se sorprendió al ver allí otra imagen, la de la Virgen de Los Dolores. La población valenciana tomó el cambio como una señal divina y vistieron la imagen con su correspondiente túnica negra, pero la llamaron Virgen del Socorro.

En efecto, la Virgen valenciana es una talla de la escuela andaluza, que data de finales del siglo XVI o comienzos del siglo XVII. Su parecido con la Macarena de Sevilla, que es otra Dolorosa, es asombrosa: mismas facciones finas y hermosas, misma dulzura y dolor. Hasta el colorido del rostro es similar.

En Valencia, la Cofradía de Nuestra Señora del Socorro se ocupa del culto a esta Virgen hermosa y regia, amada por sus fieles e invocada en los momentos difíciles de la ciudad donde ejerce su patronazgo.

La Patrona de Valencia

El 13 de noviembre los valencianos celebran el Día de la Virgen del Socorro. Desde hace años era tradicional una Feria donde, al más puro estilo de la herencia hispana de la ciudad, se realizaban corridas de toros y casetas donde la música y el festejo honraba estas fiestas patronales.

Este año ha sido diferente: las corridas de toros suspendidas por la ausencia de divisas y la Feria desaparecida, después que el Gobierno central expropiara a la Alcaldía de Valencia de dos de sus emblemas, la Plaza Monumental y el Parque Recreacional Sur. Desde hace dos años no ha habido estas fiestas, que eran una ocasión de lujo para que Valencia se proyectara en el mundo y atrajese un turismo festivo que llenaba sus hoteles y restaurantes.

Los últimos alcaldes de Valencia han declarado el 13 de noviembre Día de Júbilo No Laborable. Es un día donde la Patrona es protagonista de los eventos. Misa en Catedral, besamanos, misa a mitad de mañana en el Forum de Valencia, adonde se traslada la Virgen para luego ir en procesión hasta la Catedral, y un gran concierto cierra la festividad. Lo preceden dos domingos de misas en su honor: una la misa Rociera, de inspiración andaluza, para recordar los orígenes de la imagen y la otra, una hermosa Misa Criolla donde los cantos de esta tierra emocionan a los fieles.

Las fiestas del Socorro comienzan con la peregrinación de la imagen de parroquia en parroquia del municipio Valencia, las semanas previas al 13 de noviembre. Visita los templos, donde le rinden diversos homenajes, en los cuales abundan las flores, los cantos y rezos: nuestra Virgen es recibida con gran emoción en su recorrido, el cual hace en el Socorromóvil , un vehículo con una caja de cristal que hace visible a la efigie desde todos los ángulos. Lamentablemente un circuito eléctrico lo quemó hace un mes, pero ya fue repuesto gracias a una donación de la Gobernación de Carabobo.

Fue el Cardenal Jorge Urosa Savino, en su ejercicio como Obispo de Valencia, quien bajó a la Virgen del Socorro de su nicho para que los fieles la apreciaran de cerca y promovió la idea del peregrinaje por las parroquias eclesiásticas valencianas.

En julio de 2013 la Virgen valenciana salió por primera vez, que se sepa, de sus predios, cuando se organizó un peregrinaje hacia el Santuario de Nuestra Señora de Coromoto en Guanare, donde se encontraron históricamente estas dos advocaciones. Miles de laicos y religiosos asistieron a este hermoso encuentro en la capital espiritual de Venezuela.

Ciudadana de Honor

En 1910 la Virgen del Socorro recibió de manos del Papa Pío X la coronación canónica. Fue la primera advocación mariana venezolana en recibir tal honor. También es la única en ser distinguida con la Rosa de Oro, conferida en 2010 por el Papa Benedicto XVI.

La Virgen del Socorro es llamada la Primera Ciudadana de Valencia por las autoridades civiles que le han conferido todas las distinciones y condecoraciones a que pueda optar un ciudadano de esta ciudad.

En su honor este año la Alcaldía ha organizado dos grandes conciertos completamente gratuitos en el Paseo Cabriales, con Oscar D León uno y el otro con el grupo Guaco. El viernes 14 culminarán las fiestas con un concierto de gala en el Teatro Municipal, con la Sinfónica de Carabobo.

Charitorojas2010@hotmail.com

Twitter: @charitorojas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada