Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Difusión de nuestros artistas /




Notitarde 20-03-12 |
Porteñidad musical

Difusión de nuestros artistas

/

Con grata sorpresa recibí un correo del compositor venezolano Efraín Amaya, quien vive desde hace muchos años en USA; él tiene una editorial y está empezando a añadir compositores venezolanos. Me comentó que ha leído "Porteñidad Musical" y que le gustaría tener más información sobre las obras de nuestro compositor porteño, Sebastián Díaz Peña.

Como he comentado en otras oportunidades, es importante que cada día con más fuerza y empeño, difundamos nuestra historia cultural y a nuestros talentos porteños. Gracias a personas como el compositor Efraín Amaya, podemos lograr dar a conocer a nivel mundial lo que tenemos en Venezuela y en especial en Puerto Cabello.

Aunque en ocasiones sintamos que es poco o no tiene importancia lo que hacemos, debemos seguir adelante y creer en lo que hacemos. Debemos valorar lo nuestro y a nosotros mismos, para que nos contagiemos con esa motivación que nos dará la energía necesaria para lograr lo que nos propongamos.

De Sebastián Díaz Peña ya he comentado muchas cosas, ahora quisiera dar a conocer un poco sobre el maestro Efraín Amaya. Es compositor y director de orquestas, graduado en piano y composición en la Universidad de Indiana; además de tener Maestría en dirección en la Universidad Rice. Ha presentado su música en muchos lugares, como Viva la Música Festival, II Congreso Puertorriqueño de Creación Musical in San Juan XVII, Foro Internacional de Música Nueva "Manuel Enríquez" en la Ciudad de México; en el XV, XVI, XI and VIII Festival Latinoamericano de Música in Caracas, Venezuela, entre muchos otros.

En 2004, Efraín Amaya recibió el Fellowship from the Pennsylvania Council on the Arts. Su música ha sido interpretada por muchos ensambles, incluyendo la Orquesta Municipal de Caracas, Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, the Point Chamber Orchestra, the Orquesta Sinfónica Juvenil del Estado de Veracruz, the Turtle Island String Quartet, the Cuarteto Latinoamericano, the Dali Quartet, the Madison String Quartet, the Westmoreland Symphony Orchestra, the Carnegie Mellon Philharmonic, the Duquesne University Contemporary Ensembles, entre muchos otros. El maestro Amaya es el director musical de Pennsylvania Dance Theater, así como también de The Point Chamber Orchestra, presentándose en Italia.

Esto es solo una pequeña parte de lo que el maestro Efraín Amaya ha realizado, muchas son sus composiciones, en particular conozco una llamada Angélica, que he tenido el placer de interpretar junto a la agrupación Valencia en Ensamble.

Todo esto es un reflejo de lo pequeño que es el mundo, como me dijo el maestro Amaya al enterarse de que yo había interpretado su obra, es la magia de la música y de la conexión en el mundo del arte. Muchas son las experiencias como éstas que algunos han vivido, ¡y qué especial se siente cuando nos toca!

Agradezco inmensamente la oportunidad que tengo para comunicarme con muchas personas en cualquier parte del mundo y aun más complacida estoy de poder aportar algo a mi querida ciudad. Gracias, maestro Efraín, por sus palabras y por apoyar a los artistas venezolanos, lo felicito por todos sus logros y éxitos. Reciba usted todos mis buenos deseos, esperando en alguna oportunidad poder interpretar nuevamente alguna de sus obras.

Gracias a todos los que me leen y muchas gracias por el apoyo.

Saludos cordiales.

ligdian@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada