Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 18 de marzo de 2012

In memoriam de Doña Aura Sagarzazu Presidenta del Ateneo de Valencia 1970-72 y 72-74

Columnistas del Día
17-03-12 |

Tierra arrasada

/

El régimen tiene claro que debe comunicar que es capaz de humillar

a la sociedad en su conjunto. Vive del miedo que es capaz de insuflar.

Sin el miedo no valdrían nada. Los antiguos conquistadores, saqueaban,

violaban, quemaban la tierra, derribaban los templos y las creencias de

los pueblos que ocupaban, como una manera de someterles, no solo

militar sino también espiritualmente.

Se trata de provocar en la población el Síndrome de Estocolmo, es decir,

que terminemos "queriendo" a nuestro opresor por puro terror a el.

La agresión a Capriles en Cotiza, la de los estudiantes en las puertas del

CNE; la de los periodistas que cubren sus fuentes; la lista Tascon etc,

todo forma parte de ese proyecto intimidatorio. Quieren que pensemos que

nuestra vida, nuestro trabajo, nuestra familia y nuestro destino están en

sus manos.

Es en esta línea que se inscribe la tentativa de saquear nuestro patrimonio

cultural, el que se encuentra en el Ateneo de Valencia para llevárselo a Caracas.

(COSA POR LA QUE TU MADRE DOÑA AURA SAGARZAZU LUCHO PARA
QUE NO SE CUMPLIERA CON ANEXOS REPUDIOS A LAS JUNTAS DIRECTIVAS
DEL ATENEO DE VALENCIA DESE 1991 QUE NUNCA FUERON DE SU AGRADO)

Pretenden humillarnos, tratan de decir que les importa un bledo lo que

somos, lo que pensamos. Que las décadas de cultura, de arte contenidas

en centenares de obras pictóricas y escultóricas, deben ser borradas y que ellos

tienen el poder para hacerlo

Quieren que creamos que no merecemos nuestra cultura.

Pero, la operación en si tiene igualmente otro propósito: Cultivan el sueño de todo

gobierno totalitario de tener una cultura oficial. Un bodrio como el Realismo

Socialista de la URSS, donde los artistas eran obligados a pintar como ilustradores de

las hazañas del camarada Stalin y los miembros del politburó, un sistema donde los

poetas y escritores eran obligados a escribir pasquines donde se cantaban loas al

gobierno y hasta a la GPU (la temible policía Estalinista)

Es lamentable que un grupo de artistas asentados en Carabobo y refugiados en

el Ateneo, un lugar tomado ilegalmente, se presten a este despojo que el gobierno

está haciendo. Acaba de ser publicado el decreto mediante el cual se expolia al Ateneo

y a Valencia de su patrimonio.

Falta ver si pueden moverlo, falta saber cual será la reacción de los ciudadanos

carabobeños.

Ya, en una ocasión y con motivo de un intento de saqueo de la ultima dictadura

que padecimos, la de Marcos Pérez Jiménez, un movimiento impidió que el cuadro

del Bolívar ecuertes de Michelena, hoy en el Capitolio carabobeño, fuese llevado

al Circulo Militar de Caracas donde el gobierno pretendía colgarlo.

Aquella era una dictadura en toda la línea. Frente a este gobierno que aspira a

conculcarnos parcelas de liberad cada vez mas grandes, debemos todos reaccionar.

juliocasagar@gmail.com

En esa época vivían todavía gente valiosa y mujeres luchadoras como
tu inolvidable madre Doña Aura Sagarzazu, de cuya amistad es
un bello recuerdo porque justamente era ella una de las mujeres que
no daba cuartel ni se dejaba comprar por botones y demás lisonjas
que usaba el President@ del Ateneo desde 1991 para tener el favor
de las ex-presidentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada