Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 11 de marzo de 2012

¿Qué hiciste tú, Alfredo, para evitar la corrupción interna que desde 1991 minó al Ateneo, que omites por ¿amnesia? porque fuiste Comisario y...?

El Carabobeño 05 diciembre 2011

Hoy y después en Valencia

Alfredo Fermín

afermín@el-carabobeno.com

Perdimos la cuenta de las veces que, desde este espacio, advertimos sobre la intención que había, en Caracas, de apoderarse de la sede del Ateneo de Valencia y de su histórica colección de Arte Venezolano. No se nos prestó atención y llegó el día en que el Ministerio de la Cultura las confiscó y se las dio, como si fueran de su propiedad, a un organismo llamado Instituto de las Artes, de la Imagen y el Espacio, Iartes, cuya competencia para conservar obras de arte es puesta en duda por la situación desastrosa en que se encuentran los museos del país.


NOTA: Una cosa es pedir desde una columna mientras se actua de

distinta manera porque se es parte de un grupo

que invadió la cultura del país desde 1986 y costó la vida a media humanidad por el

SIDA, grupo que además se burlaba de las ex-presidentas que hoy menciona el

Lic. Alfredo Fermín como si hubiera sido un héroe por la defensa patrimonial. Por

favor no seas cínico, lee el blog "fridavalencia.blogspot" y verás el bloque de las

mujeres luchadoras que como: Chuchuita Carabaño de Díaz, Frida Añez,

Flor Gornés y Gallegos, Beatriz Sagarzasu, Alecia Castillo, Luisa Herminia de Celis,

Tibisay Useche, la misma Beatriz de Ramírez etc. hicieron hasta una carta que

tú conoces denunciando los horrores morales y éticos que pudrieron las raíces del

Ateneo de Valencia y se fueron desplomando desde que Napoleón Oropeza

y la sombra del mal invadieron ese edificio y éste asumíó

el cargo de President@ del Ateneo contigo al lado como Comisario y

cuanto cargo han creado para que participes a lo largo de tu llegada a Valencia,

tan condecorado y todo, preseas a las que debías renunciar porque eres cómplice

de todo el asqueante acontecer cultural desde el bar La California, por

falta de carácter o la medianía que te caracteriza pues fuiste para Napoleón

su cronista personal y de todo lo que te mandaban, apoyando a través

del diario en el que trabajas todo lo que se ha hecho y asi al publicar su

promoción personal mientras se reía del alma de la valencianidad, tú estabas ahi,

cosa que no pasó indemne porque tarde o temprano la Justicia Divina actúa,

y de extraña manera

la moral cobró su puesto en las manos de Clemente y no de Acosta Carlez, que

repito no hizo NADA por tomar el Ateneo porque ahi desde Elis Mercado hasta Oropeza

eran comunistas de la UC, y lo que pasó es una cosa lógica entre pelea de amantes,

que si buscaron el apoyo de la Gobernación por ser chavistas todos, la

verdad esencial comenzó desde que Vitalia Muñoz de Chacín entregó el cargo de

Presidenta con A, mujer, y entró Napoleón Oropeza en una elección que da naúseas

por la manipulación que se hizo de la valencianidad que no entendió el juego y

lo que sucede ahora no es sino simple cumplimiento de la Ley de Causa y Efecto

donde tú Fermín no denunciaste... participaste...pues siempre has estado en

papel protagónico haciéndote siempre el pendejo porque le publicabas a las

frívolas mujeres valencianas las fiestas que hacían

y siguen haciendo y lo que te mandan, porque no eres un hombre brillante...

Otra cosa, en el momento que Manuel Espinoza fue Presidente

de la GAN, yo participé en una comisión encabezada en ese momento por una

hermosa mujer: Alicia Oliveros, junto a Jorge Castillo y Aziz Muci-Mendoza que

todo lo contrario, en viajes oficiales a la GAN en Caracas, pues Alicia era

Secretaria de Cultura del Gobierno de Carabobo,

se puso a la orden de Valencia, la colección de Arte Hispanoamericano para

abrir el Museo de la Cultura "Braulio Salazar" que tenía otra forma y estructura

que le valió el Premio Nacional de Arquitectura al Arq. Jorge Castillo

aunque lo que se construyó es

un bodrio espantoso, que valió hasta que de forma de vedette Braulio Salazar

exigiera se retirara su nombre de esa edificación.

en aquellos años de Alicia se pensó en que la Colección del Ateneo tendría una

Sala provisional o que estaría en el único Museo que se pensaba

tendría Valencia...y nada se hizo. Lee en el Centro de Documentación del periódico

en que has laborado y verás lo que te digo, o cotejamos archivos para que veas

como sucedieron las cosas, porque me preocupa tu falta de memoria o lo peor

tu manipulación de la opinión pública cuando tú has sido desde que llegué a

Valencia el único reportero del área cultural, recuerda que cuando peleaste con

Napoleón Oropeza sacaste columnas más veraces y audaces, pero estás cayendo

en la imagen del viejo que le cuenta a los nietos una falsa historia para salvarse

de su participación completa y pusilánime cuando en la memoria que algún

día levantarán nuestros nietos, verán las contradicciones que se leen clarito a

lo largo de las notas periodísticas de esa época...Además ¿por qué omites a las

Presidentas Lucila Arnao de Marín y Frida Añez de Magasrevy de tu recuento?


De acuerdo con la providencia administrativa, suscrita por Raúl Eradio Grioni, presidente del Patrimonio Cultural, organismo adscrito al mencionado ministerio, los edificios y la colección artística pasan a su propiedad. No se ha tomado en cuenta que el edificio de la avenida Bolívar fue construido por el Ateneo de Valencia, una asociación civil con personalidad jurídica, sin fines de lucro, fundada en 1936, cuyo estatuto establece que no podrá ser disuelta, mientras existan tres de sus miembros, dispuestos a continuar la labor de la institución.

Con el argumento de que las obras de arte forman parte del patrimonio nacional, se ha confiscado la colección que inició el Ateneo en 1951, cuando siendo su presidenta Belén de Ramírez Borges se acordó que las obras ganadoras de los premios Arturo Michelena y Andrés Pérez Mujica, pasarían a formar parte de su patrimonio artístico. Fue así como durante más de medio siglo se fueron reuniendo obras maestras del Arte Venezolano a las que se agregaron donaciones, incluso algunos de los primeros premios, libros, catálogos y una valiosa hemeroteca.

EN OTROS TIEMPOS

En 1983 hubo la intención de llevarse para Caracas esta colección, cuando un aguacero dañó considerablemente obras de César Rengifo, Alejando Otero, Héctor Poleo, Régulo Pérez, Pedro León Castro, Oswaldo Vigas, Raúl Moleiro, Iván Petrovszky, Virgilio Trompiz, Víctor Valera, Teresa Casanova, Luis Guevara Moreno, José Antonio Dávila, Ramón Vásquez Brito, Braulio Salazar y el formidable cuadro Primavera, de Alfredo Manessier, Premio

Internacional de Pintura con motivo del cuatricentenario de Valencia, en 1955.

El artista Manuel Espinoza, presidente de la Galería de Arte Nacional, GAN, gran amigo del Ateneo, envió una comisión de expertas en restauración integrada por Gipsy Vanegas, Alba Lucía Guerrero e Ingid Lucena, quienes tuvieron el gran mérito de restaurar esas obras. Los costos eran altísimos por lo cual la GAN consideró que, no estando el Ateneo de Valencia en condiciones para conservar obras de Arte, éstas debían pasar a su propiedad en Caracas.

Eran otros tiempos y la gente se movilizó para impedir que aquello sucediera, por lo cual Armando Celli, presidente del Concejo Municipal, asignó un millón de bolívares, una fortuna en ese momento, para acondicionar el Ateneo y dar inicio a la restauración, en la GAN, en Caracas, para lo cual fue suscrito un contrato, que permitió el regreso de las obras, restauradas de manera espléndida.

LA CONFISCACIÓN

Después vino una época de oro para el Ateneo, con la ampliación de los espacios de la antigua sede y la construcción de un nuevo edificio en 1986, durante la gestión del gobernador Oscar Celli Gerbasi. Al mismo tiempo, en el Congreso Nacional, el diputado Henry Ramos Allup logró un generoso subsidio que permitió el incremento de actividades y de las bienales de Literatura que llevan los nombres de los eminentes escritores valencianos José Rafael Pocaterra y Enrique Bernardo Núñez. De repente, en junio de 2008, con el visto bueno del gobernador Luis Felipe Acosta Carles, un grupo de activistas políticos invadió el Ateneo argumentando derechos laborales, que él bien pudo solucionar. Pero lo que le interesaba era destruir una institución emblemática de esta ciudad que nunca lo quiso, ni siquiera como primera autoridad del estado. El Ateneo no es ni la sombra de la institución forjada y sostenida por generaciones de valencianos. Ahora es un centro de propaganda del partido de gobierno. En todo este tiempo, la colección ha permanecido arrumada en un sótano, sin vigilancia adecuada, por lo cual nadie puede afirmar que esté completa. Sería conveniente que a los invasores se les pida cuentas de lo que allí ha sucedido pues ellos se han apropiado de un bien que no le pertenece. Y el

presidente Chávez en más de una oportunidad ha afirmado que invadir es un delito.

Ahora el gobierno, por intermedio de su ministerio de Cultura y con una providencia administrativa mal redactada e ilegal ordena que un instituto fantasmagórico sea el dueño y señor de lo que le pertenece a la ciudad de Valencia.

Los que saben de leyes deberían explicar si dicho ministerio puede confiscar los bienes de una asociación civil con personalidad jurídica, sin entablar un juicio y sin atender lo que al respecto dispone la Constitución Nacional en su artículo 116: “Por vía de excepción podrán ser objeto de confiscación, mediante sentencia firme, los bienes de personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, responsables de delitos cometidos contra el patrimonio público, los bienes de quienes se hayan enriquecido ilícitamente al amparo del Poder Público y los bienes provenientes de las actividades comerciales, financieras o cualesquiera otras vinculadas al tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas y estupefacientes”.

¿Estarán conscientes los trabajadores de que con esta medida podrían quedar en la calle? Porque lo más probable es que vengan de Caracas otros rojos rojitos a ver qué queda del botín.

¿Será que las autoridades, los constitucionalistas, los artistas, los animadores culturales, la valencianidad, van a continuar tan indiferentes con el destino de una institución que, hasta hace poco, era uno de nuestros orgullos? Por los vientos que soplan pareciera que sí, porque da la impresión de que ya no nos importa nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada