Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 25 de marzo de 2012

Orden Ciudad de Valencia




Notitarde 24-03-12 |
Valencia en letras

Orden Ciudad de Valencia

/

"Y ya viejo preterido, solo te pido un pedazo de mi tierra natal para mi olvido…

madre eres tú, pariste a Venezuela…"

José Rafael Pocaterra

Hoy nuestra ciudad arriba a sus 457 años. Hoy, tiempo de recuerdos, de añoranzas,

y de preguntarnos ¿Qué ha pasado con Valencia? Pareciera que la desidia, el

desamor y la indolencia se apoderaron de la Valencia del Rey y de algunos de

sus habitantes, y hasta hemos llegado a pensar que muchos han venido a esta

ciudad, no para servirla, sino a servirse de ella. Tiempo de recordar las grandes

celebraciones: El Cuatricentenario de nuestra ciudad

NOTA: ver ese extraordinario momento en www.fridavalencia.blogspot.

y el extraordinario y

nunca olvidado discurso de José Rafael Pocaterra, orador de orden de aquella sesión

solemne celebrada el 25 de marzo de 1955, en el Palacio Municipal, teniendo como

invitados especiales al Presidente de la República, representantes del Congreso

Nacional, ministros y personalidades venidas de todas las regiones del país. Los que

tuvieron la suerte de escuchar aquel discurso lo calificaron de impresionante,

emocionante, magnífico, conmovedor e inolvidable.

Los 25 de marzo de cada año eran fechas de celebraciones, de regalos para Valencia;

el mejor de todos: El amor de sus hijos; y para retribuir ese amor, el 1 de noviembre de

1984 se crea, mediante ordenanza, la condecoración "Orden Ciudad de Valencia",

con la cual se premian los servicios prestados por personas o instituciones en las ramas

del trabajo, del desarrollo urbano, de la cultura, de las ciencias, o cualquier otra

actividad acorde con los fines del municipio; como tal propone el artículo 1 de la ordenanza.

Le corresponde al Consejo de la Orden seleccionar a las personalidades

e instituciones a quienes se les otorga esta distinción. Tuve el honor de formar parte

del mismo durante los últimos seis años, y en la gestión del alcalde Paco Cabrera

nuestros condecorados sin lugar a dudas eran dignos merecedores de tan alta

distinción. Eramos rigurosos en la selección, razón por la cual los premiados ostentaban

con orgullo sus condecoraciones. Y ni hablar del orador de orden, en el 2006, nuestro

cronista Dr. Guillermo Mujica Sevilla; en el 2007, el Dr. Enrique Mandry Llanos,

NOTA: ¿Dr.Mandry se acuerda de su gran amigo Aziz Muci Mendoza verdadero

conocedor de la historia de Valencia y MECENAS por tantos años? se lo

recuerdo porque ni una palabrita en su memoria


hoy Presidente de la Academia de la Historia del estado Carabobo; y en el 2008, año

en que concluyó la gestión de Paco Cabrera, el siempre querido y recordado Ernesto Vogeler.

Volvamos al presente. Con la Orden Ciudad de Valencia pasa algo similar a lo que

sucede en la Valencia de hoy; nada es igual, para el otorgamiento de la misma

no hay rigurosa selección, priva el amiguismo sobre los méritos, y el bochinche sobre

la solemnidad; la medalla dorada que en su anverso tenía impreso en alto relieve

el majestuoso Escudo de Armas de Valencia, desapareció, fue sustituido por el

nuevo mal llamado escudo de Valencia. Pareciera que es un mandato de la

revolución acabar con nuestra ciudad, con nuestro gentilicio. Pero con lo que no

podrán acabar es con los recuerdos, y en honor a esos recuerdos honremos a

nuestra ciudad, a su gente, a los que han dado todo por ella, a los que hoy luchan

por devolverle lo que vilmente le ha sido arrebatado. Honremos a nuestra ciudad y

animémonos!

Orden Ciudad de Valencia, excúsame por haberme negado a recibirte hoy, solo seré

capaz de hacerlo el día que logremos recuperar para ti y para Valencia su

imponente escudo. Falta poco, en un año Valencia comenzará a resurgir bella

y floreciente. Sumemos voluntades y evoquemos al poeta cuando al final de su discurso

le dijo a Valencia que no implorara ni rogara nada de lo que le pertenecía:

"madre eres tú, pariste a Venezuela…" Y agrego sus propios hijos la usan a

conveniencia y la dejan morir de inanición y falsedades de su doble moral...

www.gladysvalentiner.com

@gladysxvalencia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada