Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 28 de abril de 2013

Esta oposición de Saturno y Marte ocurre en esta ocasión en un día en el cual es tradicional que los trabajadores organizados en sindicatos, salgan a la calle a manifestar sus reclamos laborales. En el mejor de los casos, esta influencia marciana indica ímpetu, combatividad, espíritu aguerrido, y Saturno, disciplina y organización.


SÁBADO, 27 DE ABRIL DE 2013

Día del Trabajador bajo la energía de Marte y Saturno

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva
El miércoles Primero de Mayo, día en el que se celebra en muchas partes del mundo el Día del Trabajador, Marte en Tauro, estará en oposición a Saturno en Escorpio, aspecto astrológico que debe ser visto con atención, porque mueve energías muy intensas.

Marte es el astro de la acción, de la valentía y del coraje, así como también de la violencia, la guerra, la confrontación, y en el signo de Tauro, su energía se desajusta, con tendencia a que aquellas cosas que le molesten, las va acumulando en medio de una calma aparente, hasta que estalla y pierde el control.

Saturno, por su parte, es el planeta de la disciplina, del control, de las normas y leyes, el que construye y rige las estructuras existentes. En Escorpio, la tendencia es a que las estructuras pasen por un tiempo de transformación. Las leyes y normas pueden llegar a extremos tales que lleven a medidas represivas que desequilibren la justicia, y a la vez puede significar el derrumbe de un orden establecido.

Cuando Saturno y Marte se enfrentan, hay energías contrapuestas que pugnan entre sí, ya que mientras el astro rojo es una fuerza que intenta liberar su ímpetu, es impulsiva, el planeta de los anillos, por su parte, ejerce control, represión, e impone límites o disciplina.

La mezcla de Marte y Saturno tipifica muy bien al sector militar, ya que mientras Marte es la guerra y el ejercicio físico, Saturno es la disciplina, la subordinación a una jerarquía rígida.

Esta oposición de Saturno y Marte ocurre en esta ocasión en un día en el cual es tradicional que los trabajadores organizados en  sindicatos, salgan a la calle a manifestar sus reclamos laborales. En el mejor de los casos, esta influencia marciana  indica ímpetu, combatividad, espíritu aguerrido, y Saturno, disciplina y organización.

No obstante, en ambientes y situaciones llenos de tensiones y conflictos, Saturno con Marte puede significar eventos violentos, represión, intervención militar, aplicación arbitraria de la ley.

Estaremos atentos a cómo se desarrollan los hechos; las posiciones planetarias crean un ambiente, dan una tendencia, pero es el ser humano, con su libre albedrío, el que finalmente provoca los hechos que han de suceder. En tiempos como este, el uso de la inteligencia es mucho más importante que el de la fuerza bruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada