Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 29 de abril de 2013

Y el realero que le han dado al Alcalde Edgardo Parra y al inefable Guillermo Vizcaya qué se ha hecho??? Que yo sepa ya se pasó el tiempo que el Concejo Municipal de Valencia le dió a este espécimen particular de los arrabales culturales valencianos, niño "lindo" cuando los Salas, Acosta Carles gobernaron para que entregara cuenta sobre la ejecución del poco de planes culturales que propuso y que no ha realizado ni uno solo...Doctora Valentiner en Ud. creemos...Ponga orden a ese inefable ser que siempre lo que ha hecho es hablar paja loca y no hacer nada productivo evidente...


El Carabobeño 29 abril 2013

Fractura en barandas no pone en riesgo bóveda del puente Morillo

La fractura en la baranda no compromete la bóveda del puente. (Foto Ángel Chacón)
Ana Rodríguez Brazón
La fractura que presenta el puente Morillo no es en la bóveda que podría ser demolida, sino en la baranda que está por encima del arco, razón suficiente para evitar destruir el patrimonio.
El arquitecto Luis Maldonado, especialista en restauración y conservación de monumentos, explicó que si la fractura fuera en la bóveda el puente se habría caído de inmediato. Aseguró que la recuperación del monumento es totalmente viable, pues hay nuevas tecnologías que permiten realizar la tarea, sin embargo, la falta de preparación y cultura sobre la preservación histórica promueve decisiones como la demolición.
Maldonado criticó la falta de estudios antes de reparar obras de tan importante valor histórico. “Todo lo resuelven con demoler, eso no debe ser así. Siempre se debe procurar mantener la estructura porque en cada trozo hay información importante del período en que fue realizada”.
José Capobianco decidirá este lunes qué sucederá con la bóveda, si será derribada o restaurada, indicó en días pasados Marcos Meléndez, presidente del Instituto para el Desarrollo Urbano del Centro de Valencia (Induval), ente encargado de la obra.
Por encima de cualquier reconstrucción debe privar el valor histórico, recordó Maldonado, quien participó en la restauración de grandes espacios como: el Panteón Nacional, la estación de tren de Las Tejerías, el Palacio de Los Iturriza, entre otros.
El valor histórico del puente Morillo es incalculable para los valenciano. La construcción inició en 1804 y fue paralizada hasta 1818 para ser culminada en 1820. La falta de mantenimiento de las distintas gestiones ha sido el principal enemigo de esta joya arquitectónica.
Si en diciembre del año pasado un conductor no hubiese impactado contra la estructura, seguiría en el olvido, lamentó el especialista.
En el casco central de Valencia existen ocho monumentos: La Catedral de Valencia, el Teatro Municipal, La iglesia San Francisco, la gobernación, la escuela de teatro Ramón Zapata, la Casa Páez, la Casa de los Celis y la Casa de La Estrella.
También hay mil 200 inmuebles de valor histórico, entre ellos el puente Morillo y la Casa de Miguel Peña de Candelaria, esta última a la espera de una recuperación, debido a que se cae a pedazos.
Materiales empleados no son adecuados
Colocar concreto en la mampostería es un error, pues el cemento es rechazado por el material original del puente. Maldonado considera que lo ideal sería utilizar cal y arena.
Retirar el friso de la Catedral es borrar su ADN
Remover el friso de la fachada de la Catedral es un grave error, pues con la eliminación, las huellas históricas se van. El especialista explicó que cada capa es un ADN que se pierde. Si se conservara se podría obtener información valiosa para estudiarla. “No entiendo por qué quitar el friso. Para empezar se debía inspeccionar la cúpula donde crece un árbol, que probablemente podría haber penetrado en las paredes y ocasionar serios daños”. Maldonado puso de ejemplo la Casa de La Estrella, donde detalles de los balcones fueron conservados. A través de un estudio se determinó el período artístico al que pertenecían y los materiales que fueron empleados. En la iglesia de San Blas el friso también fue retirado, recordó Maldonado, quien dijo estar a la orden para orientar las obras, entre ellas las del puente. “La idea de rescatar es conservar el legado cultural con miras al futuro”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada