Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 11 de abril de 2013

La actriz Gledys Ibarra no tiene prurito de echar mano a sus orígenes humildes para ponerse como ejemplo de lo que es la forma de ser y de pensar del venezolano. Sin ánimos de estereotipar, ella asegura que el venezolano "siempre supo que el esfuerzo, el trabajo y el tesón para salir adelante dan sus frutos".


Gledys Ibarra: La realidad confronta a quienes pudieran estar adormecidos

Gledys Ibarra sostiene que en algún punto a los venezolanos le fue "sembrado un pensamiento" contrario a lo que es su idiosincrasia. Cree que la cotidianidad es la más grande prueba de lo que en verdad está ocurriendo en el país e impulsará a la población a pujar por un cambio.

imageRotate
Ibarra: Sin distinción todos padecemos los problemas del país (Captura TV)
Contenido relacionado
OCARINA ESPINOZA |  EL UNIVERSAL
jueves 11 de abril de 2013  07:34 AM
Caracas.- La actriz Gledys Ibarra no tiene prurito de echar mano a sus orígenes humildes para ponerse como ejemplo de lo que es la forma de ser y de pensar del venezolano. Sin ánimos de estereotipar, ella asegura que el venezolano "siempre supo que el esfuerzo, el trabajo y el tesón para salir adelante dan sus frutos".

Para describir la situación actual del país, Ibarra habla de un tiempo que ha contribuido a que en el venezolano haya adoptado un pensamiento distinto a su naturaleza. "Es un click que se le ha hecho a la gente, algo sucedió que cambió el concepto del esfuerzo por comodidad. No se trata solo de la dádiva, no es específicamente eso, es más profundo que eso, es un pensamiento que se siembra en la cabeza de un ser humano y eso es mucho más peligroso que un artefacto eléctrico", explica Ibarra.

Contra eso, dice Ibarra, hay algo irrefutable: la realidad del venezolano, que asegura, será lo que lo impulse a buscar un cambio de la situación política y social actual. "Hay algo bellísimo, no hay nada absolutamente más poderoso que la verdad. La verdad es que la cotidianidad, ante los ojos de cada una de esas personas que pudieran estar adormecidas por muchísimo tiempo,  los confronta con la necesidad de cambio".

"Ninguna madre seguidora del gobierno puede decirme que cuando sus hijos salen a la calle no se queda con el corazón en la boca rogándole a todos los santos porque regresen sanos y salvos. Esa es una realidad que no vive solo el opositor sino toda la gente, a eso me refiero", ejemplifica la actriz en entrevista con Globovisión. 

Millones de Gledys y Laureanos

La inseguridad es parte de la lamentable confrontación que tiene que hacer el venezolano, según Ibarra, quien relató hace poco más de 8 meses haber sido robada en plena luz del día mientras manejaba en la avenida Francisco de Miranda.

"Uno de los que se metió en mi carro me dijo que me salvaba de ser secuestrada porque me admiraba. Yo lo único que hice fue darle todo lo que tenía (...) luego no veía ni siquiera por dónde estaba manejando porque las lágrimas y el temblor de mi cuerpo no me dejaban. Quedas en un estado de pánico".

Lo que le pasó, igual que lo que acaba de vivir el humorista Laureano Márquez, "es lo que le pasa a millones de venezolanos, son millones de Laureanos padeciendo una cosa u otra".

El cambio es el voto

Para Gledys Ibarra lo importante es que las personas, aún y si hay alguna coaccionada, vote con consciencia. "Hágase el firulai, agarre su cédula y vote con conciencia", conmina.

Cree que el actual proceso de elección ofrece una oportunidad para que los venezolanos prueben algo distinto a lo que ya han comprobado que no sirve para el país.  " Esta Venezuela es de todos nosotros, no es de una parte ni de otra, me han dicho: `mira te vas a tener que ir después del 15' y yo le respondo: `no mi hermano porque el 15 y en el 2015 este sigue siendo mi país`. Es lo mismo para las personas que son partidarios del gobierno: cuando Henrique Capriles gane, este va a seguir siendo tu país y vas a estar integrado con una Venezuela mejor", reflexionó.  

Pidió establecer las responsabilidades de quienes están ahora en el poder tal y como son. Comparó la vida de un niño al que no se alimenta o se cobija con un país en el que el gobierno no ofrezca seguridad alimentaria, seguridad ciudadana y un mínimo de convivencia social. En el caso del niño, dijo, "los responsables son los padres" y es igual con el país, si las cosas no funcionan, "el responsable es el gobierno".

Reconciliación

Hizo otro clase de voto, uno para que cesen los distanciamientos y se ponga de nuevo en la agenda la reconciliación de los venezolanos. "Hay una cosa que nos tiene preocupados a todos y es que nosotros nos hemos separado sin ninguna necesidad, hemos entrado en una contaminación tan terrible de ataques que tenemos de un lado y del otro; hay que comenzar a limpiar eso". 

En mensajes enviados a la actriz vía Twitter, habían líneas en las que se leía la consigna "no volverán" en alusión al canal RCTV. Ibarra dijo que eso es producto de un discurso que ha separado a los venezolanos y que es necesario que se sepa, que en el canal, que por muchos años trabajó, se quedó "mucho pueblo" sin trabajo, secretarias, motorizados y otros trabajadores vivieron forzadamente un cambio en su vida por el cierre del canal.

"Eso es parte de ese veneno que se ha metido con el tiempo. La gente que estaba en RCTV, todos sus trabajadores no tienen absolutamente nada que ver con oligarcas", insistió.

La actriz recuerda que no es necesario destruir algo para lograr conseguir crear algo más. Señaló que si el canal que sustituyó a RCTV por lo menos hubiese dado la proyección y los puestos de trabajo que tenía el otrora canal 2, otra sería la historia. "Además para qué cerrar un canal, lo que hay es que abrir otros", puntualizó.

Sostuvo que para manifestar desacuerdo con lo que está pasando en el país no hay que ser político y que en su condición de venezolana, lo ha hecho no para ser vinculada con una tendencia política sino para cumplir con su deber y su derecho como ciudadana.

En Twitter: @ocarinaespinoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada