Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 9 de junio de 2015

Cada día algo me hace doler el alma...El país, la destrucción de un mundo que disfrutamos llena de ilusión y vida en la juventud. Hoy me tocó leer la nota escrita por Laura Antillano sobre la muerte de la excelsa ceramista Gloria Fernández, a quien conocimos desde sus años de matrimonio feliz con Prem Bhaskaran, pues tenía junto a Braulio Rivero, allá por los años 1980, un taller de cerámica en mi casa, que me permitió disfrutar de la mano de Cristina Araujo y de Braulio, la amistad y el conocimiento en los talleres personales de esta generación de la cerámica venezolana, que honro y admiro cada día más, porque al envejecer comprendo no solo la calidad de la obra de aquellos amigos que nos abrieron no sólo las puertas de sus lugares de trabajo sino la de su corazón y nos dieron a conocer sin estridencias ni egos el amor y el compromiso con la especialidad artística que habían elegido para expresar su creatividad sin límites. Gloria Fernández fue alumna de otro ceramista excelente: Rodrigo García Alejo, radicado en El Limón, Maracay (Edo. Aragua) , y ambos han sido para mi la demostración de la mezquindad y la injusticia en el arte cerámico, al no habérseles otorgado en su momento, el Premio Nacional de las Artes del Fuego cuando tenía ese valor nacional que perdió en 1995, por considerar los jurados que la exquisita factura de sus piezas denominadas despectivamente "utilitarias", donde el barro y el esmalte trabajados por sus manos alcanzaron la calidad de piezas de factura y conocimiento del oficio inigualables, que no desmeritaban al lado de la que ellos llamaban "conceptuales", muchas de calidad inferior a la de ellos, pues una pieza utilitaria bien hecha, necesita verdadero conocimiento del ceramista que la logra como ellos lo hicieron. Se nos fue Gloria Fernández...Su alma descanse en la paz merecida por su vida modélica como artista, mujer y madre. Hasta pronto, amiga...

Gloria, y la instancia primordial del barro...

Gloria, y la instancia primordial del barro


Gloria Fernández...

Notitarde 9 de junio 2015 pág. 6/OPINION
Laura Antillano
“Y sucedió también, que fatigados los comediantes, se retiraron hasta la muerte, y las
carpas del circo se abatieron ante el viento, implacable, de la realidad cotidiana”.
Blanca Varela.
Ha sido un día triste, recorriendo recuerdos sueltos,  sobre todo  escuchando en nuestra
cabeza el sonido de su voz y el fulgor de su risa, la vivacidad de un modo de decir
de lo real y cercano, y el estallido cálido de quien llevó su vida en ligazón profunda
con su oficio. Sus amigas cercanísimas (Marta Iribarren, la Nena Machado, la China Pons)
sentadas en la sala funeraria recordaban infinitas anécdotas de esta mujer  que fuera
tan cómplice, tan fraterna siempre.
Ella, Gloria Fernández,  fue ceramista de larga data, formó parte y hasta diríamos:
amasó como una maestra del oficio, el movimiento que este arte milenario hizo nacer
en Carabobo. Porque es aquí donde siempre despertó  curiosidad y asombro la
cantidad de buenos artistas de la tarea de hacer surgir con las manos, acariciando
la tierra, las piezas  hermosas y sorprendentes, llegadas a los salones ante la
admiración de todos. De hecho es aquí en Valencia dónde se lleva a cabo el Salón
más importante de este arte en Venezuela.
Gloria, fue, en buena medida, una de las promotoras animosas de los talleres, y sin
maniqueísmos ni falsas poses, porque siempre la sinceridad de su tono directo dejó
asomar la naturaleza real de su entraña.
Gloria falleció este domingo después de un largo proceso de sufrimiento, al ser víctima
de quebrantos de salud, enfrentados sin perder la lucidez y el deseo de seguir siendo.
De su agonía larga dan fe sus hijos, Indra y Guita (quienes como ella, cuentan con
todo nuestro afecto), y estas líneas queremos recordarla como ese especial ser humano
que fue, y la vemos sentada en su torno dándole forma a la pieza, dejando salir del
barro la belleza, en la dimensión de su juego de imágenes y la intención creadora de
su empeño imaginativo.
Gloria nació en Caracas en 1946,  hizo estudios de cerámica en el Taller Dos Puntos
de Valencia y en el Taller Alto Fuego de Maracay (dirigido por otro excelso ceramista
RodrigoGarcía Alejo), participó en todas las iniciativas de esta área que motorizaba
la Asociación Venezolana de Artes de Fuego; tuvo varias exposiciones individuales en
galerías y el entonces Ateneo de Valencia. Y el número de colectivas en que se
admiraron sus piezas es “largo y tendido”. Entre los reconocimientos que obtuvo con
su trabajo está en  1986 la Mención Honorífica de la Asociación de Artes de Fuego en
el XIII Salón Nacional en Valencia, en el 88 ganó el Premio de Cerámicas Carabobo
con el diseño de una vajilla en el XV Salón, ganó el Premio Universidad de Carabobo
en el XIX Salón de Artes de Fuego, recibió honores también en el XXVIII Salón y ganó,
sobre todo, una enorme experiencia, la que la convirtió en una experta maestra de
este oficio en la consideración de las técnicas esenciales que le obligaron a conocer
los secretos de la tierra  y sus misterios, con fórmulas tradicionales.
Fue una excelente diseñadora y creadora de cerámica tradicional, o lo que llaman
“piezas utilitarias”, y allí estaba su magia, en la posibilidad de hacer de una taza,
una vasija, un plato, un bello objeto transmisor de detalles infinitos en la más sutil
armonía.
Cuando ejercimos la conducción de la Dirección de Cultura de la Universidad de
Carabobo, Gloria diseñó la pieza que se convirtió en el Premio entregado a los
ganadores del Festival de la Canción Universitaria, y puso todo su empeño y su
entusiasmo en ello.
Nuestro recuerdo de Gloria queda enlazado a la alegría de su risa, a la historia de
su casa y su grupo familiar allá en Naguanagua arriba, por Carialinda,  que acogía
a los amigos con amorosa camaradería, flotando en el ambiente una lección de
naturaleza y vida muy particular. 
Así queremos recordarla siempre.

Participamos que ha fallecido cristianamente, el día 07/06/2015,
la señora
GLORIA TERESA FERNANDEZ ESCOBAR
(Q.E.P.D.)

Sus hijos: Indrajit Bhaskaran F. y Guitanyali Bhaskaran F. Sus
hermanos: Ana María Fernández de Tognella y José Gabriel
Fernández, y familiares: Premnath Bhaskaran, Srinath Bhaskaran,
Nora de Bhaskaran, Rajiv Bhaskaran, Bruno Tognella y María
Gabriela Tognella. Primos, sobrinos y demás familiares, agradecen
a todas aquellas personas que los acompañaron en tan dolorosos
momentos y les hicieron llegar sus palabras de condolencia. Servicios
atendidos por Memoriales La Esperanza, C.A., Av. Bolívar Norte No.
122-146, frente al rectorado de la UC. Telfs.: 0241-8252790 /
8249387.


Este domingo 29 en la Galería Universitaria Braulio Salazar Será inaugurada la Bienal 39 Salón Nacional de las Artes del Fuego

Los espacios de la Galería Universitaria Braulio Salazar, como es tradicional, servirán de escenario para mostrar las 58 obras admitidas para esta edición de la Bienal 39 Salón Nacional de las Artes del Fuego, ha ser inaugurada el venidero domingo 29 de septiembre a las once de la mañana.
En el hermoso catálogo que acompaña la exposición, podemos leer “esta edición, está enmarcada dentro de la celebración de los 121 años de la creación de la Universidad de Carabobo y realizada en homenaje a la vida y obra de las maestras ceramistas Reina Herrera y Gloria Fernández, por sus significativos aportes a las artes visuales venezolanas. Igualmente, está dedicada a la memoria de nuestro querido director y promotor permanente de la cultura carabobeña Oswaldo Ortega (1945-2013), de los maestros Jorge Zerep (1947-2012), José Gabriel González (1945-2013) y Wladimir Zabaleta (1944-2013) a su memoria y legado”
La Bienal Salón Nacional de las Artes del Fuego, organizada en nuestra ciudad desde 1971, muestra este año 58 obras seleccionadas de un total de más de 300 piezas aproximadamente recibidas de los estados Apure, Aragua, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Mérida, Miranda, Monagas, Sucre, Trujillo, Vargas, Zulia y de venezolanos residenciados en el extranjero, las cuales fueron sometidas al experto juicio del Jurado Único de Admisión y Calificación integrado por Tatiana Tischenko, Juan Noguera y Lunes Rodríguez.
“Hay un largo y maravilloso camino labrado en fuego que conduce a Valencia”
 En relación a las obras que este año conforman la Bienal, apunta el director de la Galería Universitaria, profesor Lunes Rodríguez “no se trata de seguir nuevas maneras de representación por moda frívola, sino por la comprensión inteligente de que el arte -como todo sistema de signos-, envejece y debe ser renovado” y agrega “los símbolos y los medios por eso evolucionan, cambian, acorde con las épocas. Se apela a nuevos medios de expresión de la misma forma que ocurre en el habla, donde surgen vocablos que la enriquecen, lo que sucede en cualquier idioma”.

viernes, 26 de agosto de 2011

 38 SALÓN NACIONAL DE LAS ARTES DEL FUEGO


María Teresa Trombetta, Ana Mercedes Carvallo y Gloria Fernández; integrantes del Jurado Único de Admisión y Calificación del 38 Salón Nacional de las Artes del Fuego

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada