Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 26 de junio de 2015

Últimamente, todos hemos pasado por muchas capas de miedo mientras nos adueñamos de más de nuestros yoes descubiertos. Tal como la cambiante Tierra, no permanecemos igual durante mucho tiempo. Estamos frente a frente con cada pulgada nuestra, sabiendo que nuestros cuerpos son dispositivos de almacenamiento de energías sin gastar y verdades sin abrir. Energías a las que ahora se les pide que se disuelvan...

El Despertar Cuántico

Un pensamiento, una forma de vida, un sitio web y un boletín electrónico global

JUNIO 2015
Número 196    

Creado, canalizado, escrito, publicado y registrado con Amor
por Gillian MacBeth-Louthan

Este boletín está guiado por el Espíritu y circula desde 1986 con amor y dedicación a la Luz.
Llega a millones de dedicados Trabajadores de Luz Planetarios. Uno a uno, luz a luz, se alumbra a sí mismo hasta su culminación de ahí en más. Cualquier imperfección ortográfica o gramatical realza su belleza y singularidad.

El Despertar Cuántico es traducido con amor al español por Susy Peralta de Argentina
desde hace años. Gracias, querida dama de luz.


EN ESTE NÚMERO: 
***De su anfitriona de Luz
***Ustedes sostienen la clave vibratoria
***Defiendan lo que es bueno…
*** Continuamente saboteamos nuestros sueños y nuestro futuro en un esfuerzo por salvar las selvas tropicales del viejo yo
***Verano del agujero negro 2015
***Portales de visión

Cada uno de sus actos de generosidad viaja a través del espacio y el tiempo tocándolo todo

DE SU ANFITRIONA DE LUZ, GILLIAN

Últimamente, todos hemos pasado por muchas capas de miedo mientras nos adueñamos de más de nuestros yoes descubiertos. Tal como la cambiante Tierra, no permanecemos igual durante mucho tiempo. Estamos frente a frente con cada pulgada nuestra, sabiendo que nuestros cuerpos son dispositivos de almacenamiento de energías sin gastar y verdades sin abrir.
Energías a las que ahora se les pide que se disuelvan, como gelatina puesta afuera en un día caluroso, todos estamos liberando ¡y la mayor parte de eso ha sido líquido! Afloran partes de nosotros como arenas movedizas y nos encontramos frente a frente con partes de nosotros que desconocíamos. Sofocamos un grito al ver las sombras de nuestros otros yoes dejándose ver. Incluso si hemos liberado y soltado cada maldita vida pasada, presente y futura, afloran partes de nuestros yoes desconocidos, ya que estamos liberando vidas multidimensionales, no solo una. La matrix misma ha cambiado y los pensamientos de la humanidad han ascendido acorde a sus deseos.

Los pensamientos son entidades vivas que se buscan a sí mismas. Los iguales se atraen, se reúnen y forman en patrones de similitud. Algunos de estos pensamientos tomarán la forma de interferencia virtual, fallas técnicas; otros formarán patrones climáticos inusuales. ¿Notaron alguna vez que las personas que esperan que llueva en su picnic pueden planearlo?

Muchas energías poco agradables de ver emergen dentro de uno y de los demás. Partes de nosotros y de los demás se ven ahora en vívido color así como en negro y blanco sin área gris. Parte de la “Iniciación en curso” demanda que nos pongamos de pie y aceptemos el río de emociones y pensamientos que han surgido últimamente. Las personas que amamos se van en un abrir y cerrar de ojos, los animales que tuvimos toda la vida nos dejan solos y vacíos, los matrimonios se estiran hasta el punto de ruptura, todos sienten esta fuerza sin excepciones.

La humanidad huye tan rápido de cualquier cosa y de todo lo que hiere, hacen cualquier cosa para adormecer sus emociones. La vida es dura, y nosotros somos muy blandos. Muchos buscan alivio virtual en las palabras de alguien que nunca conocieron, mientras en su mundo mismo no dicen nada. Personas que están a mil millas de distancia los conocen mejor que su propia familia.

El verano reunirá a muchas partes del yo que ahora no tienen sentido. Como si se estuviesen preparando para un acontecimiento importante del que nada saben, pasarán por muchas fases del yo, como una oruga experimentada, sabiendo que algún día brillarán sus verdaderos colores.

USTEDES SOSTIENEN LA CLAVE VIBRATORIA

Queridos, es hora de quitar lo humano que los mantiene sujetos a todos los papeles que representaron alguna vez. Sepan en este tiempo y esta vibración y esta intersección de la luz que son merecedores de la grandeza que no consiguieron asumir en el pasado. Ustedes son la conjunción de todas sus dudas, de todas sus elucubraciones, de todas sus carencias. Son una conjunción de tiempo y espacio y cielo e infierno. Ustedes son el destino de este hermoso planeta en el que se encuentran.
Ustedes sostienen la clave vibratoria que acompaña a tantos hacia un portal, un lugar seguro, y ustedes los elevarán a este lugar seguro para que no tropiecen. Ustedes los elevarán al beber por ellos, al dormir por ellos, al orar por ellos, al sostener la luz del fuego para ellos. Los elevarán en su canción, en su risa y en su forma lúdica, porque eso es lo que han hecho siempre.

Muchos tienen caras sombrías, odian la vida. La vida es un don y debería ser recibida así. Acepten todas esas limitaciones que tanto tratan de ocultar y evitar que otros vean. Acepten y amen todas las cosas estúpidas que han hecho a lo largo del día y todas las imperfecciones que llevan tan bien. Porque todo en la naturaleza es hermoso, tal como ustedes. Su mérito es incalculable y en esa vibración inestimable necesitan abarcar todos los sueños dentro de su corazón. No se restrinjan. No se refrenen cuando en su corazón ansían tan intensamente satisfacer los deseos que no son más que una diminuta semilla de creación que espera germinar.

El momento de enfrentar todos sus miedos es este. El momento de avanzar llevando un distintivo de coraje es este. El momento de soñar tan a lo grande como puedan es este. No les teman a las predicciones; no le teman a la profecía, ya sea cierta o no, porque el nivel vibratorio en el que viven es un lugar seguro que está más allá del alcance de lo que vuelve tan temerosos a otros. Ustedes deben creer sin duda alguna; observen su sombra y acepten cada parte de ella porque ustedes la portan porque se la ganaron. Cada valle de aflicción, muerte y perdición que han recorrido, ahora llega a un punto de reflexión y en esta reflexión habrá un collage de espejos.

DEFIENDAN LO QUE ES BUENO…

Dentro del ser humano hay una semilla de esperanza de diseño divino que ha prometido no irse jamás. Una semilla que permanece plantada sin importar cuán malos sean el clima y las tormentas de la vida. Han seguido su diseño divino hacia un desierto que crece poco y una tierra que no sustenta. Se han extendido financiera, emocional y físicamente, arando una tierra que no es amigable y no desea sustentar lo que su corazón ansía.

A medida que sus sueños comienzan a marchitarse en el sol del mediodía del caos y la manipulación terrenales, la luz de la esperanza parece desvanecerse. El corazón comienza a cerrarle la puerta a la esperanza. Nos volvemos como robots mientras luchamos por no sentir la tristeza en nuestro corazón. No queremos abandonar lo que vive en él, pero no vemos que las estaciones cambien a nuestro favor.

Todas las manos del planeta se tienden para tomar lo poco que tenemos, expandiéndonos hacia más miedos y lágrimas. El precio de todo se va por las nubes. Mientras intentamos que el dinero alcance, la cuerda se tensa más y más alrededor de nuestros sueños y parece asfixiarnos. Empezamos a sentirnos como boligoma que rebota en las paredes y solo absorbemos las imágenes que nos dan otros. Nos esforzamos por escapar de esta dura realidad, pero la vida nada hacia nosotros con la boca abierta, hambrienta, para tomarlo todo. Cualquier ilusión de control es mantenida firmemente en el cuerpo como dolor mientras le anunciamos al mundo en voz más alta lo que no vamos a hacer que lo que estaremos forzados a hacer a través de la vida y las circunstancias.

Nuestros cuerpos patean y gritan y nuestra alma hace piruetas girando fuera de control mientras las estaciones del tiempo demandan toda nuestra atención. Todas las consideraciones personales quedan a la espera a medida que estas vastas energías entran en nuestro ámbito de investigación. Luchar o huir galopa a través de nuestro sistema biológico mientras las glándulas bombean adrenalina violentamente como caballos en el Derby de Kentucky. Parecemos chicos vecinos en una pelea de bolas de nieve, sin intención de dañar, pero igual duele. Nos sentimos impotentes y desesperanzados mientras nuestros sueños parecen marchitarse. Nuestra capacidad para nutrir se ha convertido en la necesidad de sobrevivir. Comenzamos a entrar en pánico buscando la escotilla de escape; cualquier cosa tiene que ser mejor que toda esta conmoción planetaria.

Todos estos acontecimientos fueron predichos durante muchos años, pero no escuchamos o no quisimos ver ese futuro en particular. Ahora nos hallamos en el espacio y tiempo pidiendo ser rescatados por cualquier cosa o por cualquiera. En este lugar de vulnerabilidad, se percibe el aroma del peligro, al volvernos víctimas de un mundo cambiante. ¿Cómo podemos, pobres de nosotros, luchar contra las compañías petroleras, el gobierno, las elecciones de las personas que no parecen saber lo que están haciendo? ¿Cómo podemos corregir el equilibrio de un mundo y una economía en declive?

Bueno, queridos, es hora de que nos pongamos de pie y defendamos todo lo que creemos que es bueno y luz y verdad y honor. Toda nuestra vida nos han preparado para este tiempo y energía. No somos de poca luz o propósito, estamos destinados a marcar la diferencia, persona a persona, pensamiento a pensamiento, sin miedo a las consecuencias.

Tenemos la luz para cambiar las moléculas que parecen poseernos, quitándonos nuestra libertad de elección. Sí, estamos a la deriva en un mar de manipulación por parte de todo lo que parece ser más grande que lo que hacemos. Sí, estamos remando hacia nuestras esperanzas y sueños en un hermoso bote verde, en un mar que cambia sus corrientes a diario. No somos las marionetas de nadie para que jueguen con nosotros y nos ensarten nuevamente sin previo aviso. Somos los salvadores de un mundo que se ha deshecho. De nosotros depende sostener la visión de paz, orando por el mayor bien de todos los involucrados.

Podemos cambiar nuestro mundo pensamiento a pensamiento, comenzando por nuestro pequeño universo personal. No somos víctimas ciegas de una estafa, hemos entrado en esto con los ojos bien abiertos y, sin importar con cuanto empeño tratemos de cerrarlos, todavía podemos ver con claridad. Nadie en la Tierra tiene el derecho de marchitar nuestros sueños, empujándonos desde el acantilado mientras nos esforzamos por subir más alto.

Tenemos una gran promesa que habita en nuestra alma y eclipsa cualquier incredulidad. No podemos dejar y no dejaremos que otros decidan nuestro destino. ¿Somos tan poca cosa y tan mansos que le tenemos miedo a todo? ¿Cómo podemos dejar que cosas así nos hagan renunciar a nuestros sueños de hacer y transformarnos? Somos más grandes que lo que nos pasa. Nuestra fuerza de vida tiene mejores cosas que hacer que aplastar lo pequeño y molesto. Tenemos personas para amar, una Tierra para sanar y vida para vivir al máximo.

CONTINUAMENTE SABOTEAMOS NUESTROS SUEÑOS Y NUESTRO FUTURO EN UN ESFUERZO POR SALVAR LAS SELVAS TROPICALES DEL VIEJO YO

La humanidad está destinada a cambiar y está diseñada para cambiar. Como el agua, cada uno tiene el potencial de experimentar muchas formas. Tenemos nuestros días líquidos, nuestros días sólidos, nuestros días vaporosos y nuestros días evaporados. Podemos ser un iceberg, un arroyo, una nube, una gota de lluvia, niebla o un océano. Somos agua en un 90%. Fluctuamos como las mareas con cada nuevo pensamiento, con cada salida del sol, con cada tormenta, con cada eclipse. Sin embargo, año tras año ansiamos seguir quietos, seguir atorados, seguir estables y en nuestra zona de comodidad. ¡La única constante verdadera que realmente tenemos es que siempre nos movemos y cambiamos!

A medida que recorremos el año, el peso de lo que debemos y no debemos hacer se vuelve más agobiante y sólido. Ellos se reúnen y consolidan a nuestros pies y crean una sensación perdurable de estar hundiéndonos. Nuestras intenciones se impacientan, nuestra alma nos da luz verde para avanzar. Nos hundimos más y más en la desesperación y el deterioro mientras nos castigamos blandamente. Desperdiciamos grandes cantidades de energía al estar en desacuerdo y discutir con nosotros mismos tratando de amansar lo que parece ser la bestia salvaje de la indecisión que nos retiene, bloqueando siempre nuestro camino a la felicidad, al amor, a la abundancia. Con la cantidad de energía que gastamos discutiendo con nosotros mismos podríamos edificar centros comerciales, erigir torres y tal vez una pirámide o dos. Sin embargo todavía nos quedamos quietos mientras nos hundimos más y más en las arenas movedizas de la inmovilidad en la ciénaga de la inacción.

Saboteamos continuamente nuestros sueños, nuestros deseos, nuestro futuro, en un esfuerzo por salvar las selvas tropicales del viejo yo. Nos aferramos a lo que nos sirvió alguna vez, adormeciendo nuestra capacidad de movernos entre lo nuevo, lo más resplandeciente y el futuro brillante de nuestros sueños. ¿Por qué tememos avanzar? ¿Por qué tenemos miedo de tomar acción sobre lo que vive en nuestro corazón?

Todo en la Tierra está sintiendo la transformación. Todos sabemos que no hay manera de quedarse en la zona de confort, la zona nula. Sabemos que es hora de salir del banco del viejo yo del pasado e ingresar en el campo de juego de lo nuevo, el ahora. Sin embargo, cuando nos toca el turno de batear, nos congelamos… Paralizados en todas las posibilidades, los nuevos portales, las maravillas de nuestro futuro, adoptando nuestra “conciencia de paleta helada.” Como Frosty, el hombre de nieve, esperando temeroso el tiempo cálido, sabiendo que el cambio es inevitable. Comprendan que la inquietud interior es un gentil recordatorio de que es hora de dejar ir. “Es inútil resistir.” Nada puede crecer en su resistencia.

VERANO DEL AGUJERO NEGRO 2015

Tal como el Tiempo mismo, los Agujeros Negro tienen un temperamento de todo o nada, sin algo intermedio. Este verano nos pide que entremos en lugares de nuestra conciencia que nunca fueron considerados como una opción, que nos aventuremos en nuestra cueva personal y salgamos más despojados de lo que hayamos estado jamás. Entrar en un agujero negro conscientemente requiere despojarnos de todo lo que sabemos que somos, emergiendo en un lugar de completa metamorfosis.

Los fenómenos llamados agujeros negros pueden ser vistos como estanques de consciencia sin fondo, lugares donde entramos y somos cambiados para siempre. Muchos de los grandes seres del pasado entraron en esas profundas cuevas oscuras durante años y regresaron sabios. Utilizaron esas cuevas oscuras de la consciencia como uno usaría un agujero negro, una entrada a otros mundos, permitiéndoles ver más que al hombre común. Cuando dejaron las cuevas era obvio que habían perdido el miedo a la vida y a la muerte y a todo lo intermedio.

Este año es una experiencia de todo o nada. Mientras nos encontramos en el filo de quienes alguna vez supimos que éramos, el universo nos pide que aceptemos un futuro que todavía no está escrito, permitiendo que nos envíen nuevas codificaciones al cerebro, las que no han estado disponibles anteriormente. La elección definitiva es vivir y amar sin pensar en la pérdida, saltar sin temor al abismo sabiendo que en toda oscuridad está cautiva la luz, llegar a la cornisa y volar sin remordimiento. En un lugar seguro no se crece.

Aceptemos la energía y la luz que albergamos y aspiremos al cielo. Busquemos lo que nos inspira mientras estamos inactivos y neutrales esperando ver. Toda sacudida emocional debilita el sistema inmunológico en un mundo que ha está al límite. Los planetas se alinearán este verano de una forma que crea una geometría sagrada. Bromear con el futuro no nos coloca en la cabina del destino. Lo que aún está por ser todavía no tiene forma y está en estado embrionario esperando nacer.

PORTALES DE VISIÓN

Desde ahora y hasta fin de año descubrirán que tienen una capacidad visionaria acelerada.
Al tener ojos para ver, se genera una gran responsabilidad.

Tendrán visiones con los ojos abiertos mientras conducen, mientras hablan con otro, mientras solo están sentados reflexionando. Esta frecuencia ocular está abriendo siete portales separados dentro de la estructura ocular. Muchas partes de sus ojos son como una colmena de abejas con estructuras hexagonales. Hay ocho segmentos de patrones hexagonales dentro del ojo, alrededor del iris. Estos portales de visión están llegando como un regalo para ustedes. Les pedimos que no se pongan nerviosos, no tengan miedo ni se enojen por lo que ven. Como los Videntes, lo que ven no siempre es lindo. Vean con los ojos del universo. Ustedes se están convirtiendo en oyentes también. Escuchan los pensamientos de los demás, escuchan los gritos pidiendo ayuda y lo abordan silenciosamente. Ustedes son tan sensibles a estas energías que les pedimos que eleven sus sentidos, eleven sus capacidades de ver, sus capacidades de oír, sus capacidades de conocer, a un lugar donde no puedan ser desalojadas. ¿Cuántas veces al día “reprueban” en nombre de la Luz? Imaginen a todas las personas que ni siquiera piensan en intentarlo, que ni siquiera piensan en ser mejores personas o actuar con bondad.

Permitan que estas verdades los acompañen hacia las más elevadas octavas de su propio patrón de ADN. Ustedes han representado cada papel a través del tiempo y tienen esa información en su interior. Tratamos afanosamente de prepararlos con tantas herramientas vibratorias como sea posible, tratando firmemente de ayudarlos a moverse sin esfuerzo de manera fluida a través de estos cambios. Ustedes son los que sostienen la luz y la arraigan. Cuando todo lo demás se rinda, permanezcan firmes en su convicción.

Gillian MacBeth-Louthan
 Tennessee
37725-0217
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español  www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada