Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 7 de junio de 2015

El Carabobeño anuncia, con mucho pesar, que el Suplemento Infantil dejará de circular a partir de este domingo, para utilizar su papel, tratando de alargar la circulación de este diario, agobiado por el Gobierno, que está procurando la desaparición del Diario del Centro como medio impreso.

El Carabobeño 07 junio 2015

Presión oficial sacó de circulación al Suplemento Infantil


(Foto El Carabobeño)
Gobierno puso fin a una tradición de 38 años
Alfredo Fermín || afermin@el-carabobeno.com
El Carabobeño anuncia, con mucho pesar, que el Suplemento Infantil dejará de circular a partir de este domingo, para utilizar su papel, tratando de alargar la circulación de este diario, agobiado por el Gobierno, que está procurando la desaparición del Diario del Centro como medio impreso.
Con esta decisión se pone fin a una tradición de 38 años ininterrumpidos en los que, cada domingo, el Suplemento Infantil constituyó la lectura preferida de generaciones que tuvieron en él un aliado para la diversión y para las tareas escolares.
No ha quedado otra alternativa que sacrificar este obsequio semanal a los niños, adolescentes y maestros para hacer más agradable el proceso de enseñanza aprendizaje.
Con el Suplemento Infantil, la C.A. Editora de El Carabobeño y la Universidad de Carabobo crearon el Programa Prensa Escuela, cuyo objetivo es incentivar la lectura y la escritura a través del manejo cotidiano del periódico. Para ello, desde 2007 se han capacitado mil 651 docentes de unos 50 colegios de la región, los cuales recibían el diario de manera gratuita. Desde la creación de Prensa Escuela, en 2005, 12 mil 407 estudiantes fueron beneficiados con el programa.
Gracias a este trabajo, el Programa Prensa Escuela se hizo merecedor del premio que otorga la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, en la categoría Diario en la Educación en 2009 y mención Honorífica del referido premio en los años 2011 y 2014.
El Carabobeño tiene, en los dos últimos años, la crisis más grave de sus 81 años de historia por las trabas que impone el Gobierno, a través del Complejo Editorial Alfredo Maneiro, que depende de la Secretaría de la Presidencia de la República, como única empresa que puede importar, vender y distribuir papel en el país.
En 1979, la artista Maricarmen Pérez asumió la dirección con un proyecto dirigido a las escuelas, con talleres de creación infantil mediante dibujos, adivinanzas y otras sugerencias que enviaban los pequeños lectores. El proyecto duró trece años.
Desde 1990, el Suplemento estuvo a cargo de la periodista Violeta Figarella. Su propuesta fue un medio más informativo para ofrecerle a los niños temas analizados de manera periodística
En 1997 se encargó de la coordinación del Suplemento, Heyly Bernal, licenciada en Educación Preescolar, quien contó con la colaboración de Edny González Petit para impulsar un proyecto de mayor presencia en las escuelas, para que el periódico se convirtiera en auxiliar del proceso educativo y para la elaboración de proyectos en las comunidades.
En los últimos tres años la periodista Edny González ha dirigido el suplemento, que se ha convertido en uno de los productos de mayor éxito de El Carabobeño, nacional e internacionalmente, y que ha sido tomado en cuenta por otros diarios nacionales.
El prestigio y la aceptación de nuestro suplemento se ha logrado por su constante innovación, aprovechando internet y las redes sociales para recibir colaboraciones y sugerencias de los lectores, ofreciendo así un medio de constante comunicación e interacción para fijar la línea editorial.
El Gobierno nacional ha sentenciado a El Carabobeño para que desaparezca, pero mientras tengamos fe en el futuro de Venezuela, continuaremos luchando para mantenernos como voceros de la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada