Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Este miércoles 23 de septiembre, a las 03:50 de la madrugada, hora venezolana (08:20 GMT) entra el Sol a Libra, y comienza un ciclo muy especial, cargado de fuertes e intensas energías esotéricas y espirituales, que marcan la segunda mitad del año astrológico y la llegada del equinoccio de otoño.

DOMINGO, 20 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Equinoccio de Otoño predestinado

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva.
Este miércoles 23 de septiembre, a las 03:50 de la madrugada, hora venezolana (08:20 GMT) entra el Sol a Libra, y comienza un ciclo muy especial, cargado de fuertes e intensas energías esotéricas y espirituales, que marcan la segunda mitad del año astrológico y la llegada del equinoccio de otoño.

Así como el equinoccio de primavera (entrada del Sol en Aries) marca el inicio del año nuevo astrológico, el equinoccio de otoño (ingreso del astro rey a Libra) indica que entramos en la segunda mitad del año astral.

La primavera de Aries representa la fuerza del ego, de la individualidad, mientras que el otoño de Libra nos trae el declive del “yo”, y el momento es propicio para ceder parte de nuestra personalidad en función de relacionarnos armónicamente con otras personas.

El Sol en Libra pierde sus cualidades esenciales y se coloca en una posición que astrológicamente se llama “caída”, y que indica que el ego, el centro de nosotros mismos, el ser punto de atención, son características que se debilitan en este tiempo, para dar paso a que los demás sean el foco de atención para nosotros.

El tiempo de Libra es ideal para fortalecer relaciones con las demás personas, de equilibrar la balanza y que nuestros deseos personales no vayan en perjuicio de los otros; es momento de recordar que nuestros derechos terminan donde empiezan los de nuestros semejantes, y es bueno reflexionar sobre el hecho de que en nuestras vidas, las cosas que necesitamos, dependen de otros seres humanos, y que solos no podemos funcionar en este mundo.

En esta ocasión, esas características tienen un toque de predestinación, de aprendizaje y de misión, pues el Sol al entrar en Libra hace conjunción con el Nodo Lunar Norte, que marca un aprendizaje kármico en relación con la paz, la conciliación, el compartir, y en general, equilibrar nuestro “yo” para armonizar nuestras relaciones humanas.

Libra es un signo existencial, que necesita mantener un delicado equilibrio para sentir que las cosas fluyen bien, y cualquier desarmonía lo desequilibra.

El Sol debilitado en esta franja zodiacal llama a la reflexión sobre la existencia humana, nos hace ver más allá de nosotros mismos, nos torna un tanto indecisos porque nos hace entender que tenemos que tomar en cuenta todas las opiniones, nos ayuda a comprender, nos enseña a compartir, y nos hace entender que para estar completos necesitamos el complemento de otra persona.

** Comparto con ustedes este bello tema venezolano, Media Luna Andina, interpretado en la extraordinaria voz de Orianna Manah, quien concursa en La Voz Kids de Margarita. Si te gusta, apóyala… Búscala en la página de Facebook de La Voz Kids de Margarita, y dale un “me gusta”. Óyela por aquí:https://soundcloud.com/lavozkidsmargarita/orianna-1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada