Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 9 de julio de 2015

El Papa Francisco precisó en Quito este martes, algunas pautas sobre la doctrina social de la Iglesia

Inició el congreso de Movimientos Populares en Santa Cruz de la Sierra
El Papa Francisco precisó en Quito este martes, algunas pautas sobre la doctrina social de la Iglesia
Por Sergio Mora
Roma, 08 de julio de 2015 (ZENIT.org)
El papa Francisco llega este miércoles a Bolivia, primero a La Paz y por la noche a Santa Cruz de la Sierra, donde el jueves por la tarde ira al Encuentro Mundial de Movimientos Populares.
En este congreso en el que participan unas 1500 personas de 40 países, se discuten temas como la necesidad de Tierra, Trabajo y Techo, además de la necesidad de convivir en armonía con la naturaleza y la integración.
El director de la oficina de prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, antes del inicio del viaje del Papa a América Latina, precisó que no se trata de un congreso católico, sino de movimientos varios interesados en el tema social, con reivindicaciones de las más variadas, entre los cuales hay algunos movimientos de inspiración cristiana y otros no.
Por su parte el Papa dio este martes en Quito, algunas pautas importantes, durante el encuentro que tuvo con representantes de la sociedad civil, en la iglesia de San Francisco.
Las palabras que pronunció aclaran los principios de la doctrina social católica, que apoya el desarrollo de los pueblos y no la lucha de clases. Y sirven como prevención a la manipulación que algunos querrán hacer de la presencia del Papa en dicho encuentro.
El Santo Padre indicó que el diálogo “es necesario, fundamental para llegar a la verdad, que no puede ser impuesta, sino buscada con sinceridad y espíritu crítico”.
“En una democracia participativa, cada una de las fuerzas sociales, los grupos indígenas, los afroecuatorianos, las mujeres, las agrupaciones ciudadanas y cuantos trabajan por la comunidad en los servicios públicos son protagonistas imprescindibles en este diálogo”, insistió.
También dijo que muchas veces las relaciones sociales y políticas se basan en la confrontación, cuando deberían basarse en valores que partan del amor, la fraternidad y el respeto mutuo. Y ofreció tres criterios para construir una sociedad nueva: la gratuidad, la solidaridad y la subsidiariedad.
Por último, el Papa ofreció la colaboración de la Iglesia “en la búsqueda del bien común, desde sus actividades sociales, educativas, promoviendo los valores éticos y espirituales”.
A finales de noviembre de 2014, se realizó el primer encuentro de Movimientos Populares, organizado en Roma por el Pontificio Consejo Justicia y Paz. Entre los participantes estuvo el presidente de Bolivia, Evo Morales, a título no de presidente sino de líder campesino.

“El Encuentro comenzó en la mañana de este martes 7, con la presencia de 1500 personas de 40 países del mundo. La programación prevé paneles de discusión sobre los ejes “Tierra, Trabajo, Vivienda”, además de talleres para profundizar las discusiones e intercambios” indicaron los organizadores en un comunicado.
Precisaron que en la tarde de este martes el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, estuvo presente en la apertura  oficial del encuentro.
Añadieron que “el primer panel “La lucha por la Madre Tierra y la contribución  de Laudato Si” contó con la exposición de cuatro representantes de resistencia campesina. Detrás de una mesa ornamentada con alimentos producidos por los pueblos de América, João Pedro Stedile, de la coordinación de La Vía Campesina, recordó cómo la organización del agronegocio compromete la  soberanía alimentaria  y la salud de todos”.
Por su parte Silvia Ribeiro, del Grupo ETC, de México, criticó la concentración de las empresas que actúan en el campo, pues dijo, que apenas diez empresas controlan 80 por ciento del mercado. Y atacó: “Los gobiernos neoliberales tienen culpa porque permiten saquear nuestras tierras. Por eso la unidad internacional es fundamental, porque necesitamos unirnos  para expulsar a las multinacionales”.
                “El  obispo de la  Diócesis de Aysén, de Chile, Luis Infanti della Moura, por su parte también criticó el imperialismo, recordando que  estamos todos llamados a luchar por un mundo mejor”, según el comunicado.
                Melike Yarar representa del movimiento de mujeres Kurdas dio su testimonio de las mujeres que luchan contra el Estado  Islámico que oprime los pueblos de su  país. “América Latina para nosotros es un ejemplo. Estamos aquí para compartir nuestra resistencia y para crear comunicación entre nosotros.  Necesitamos crear un plan de intervención global. Necesitamos unir nuestras fuerzas. Vivir es resistir, resistir es vivir”, dijo.
“Este encuentro ahora en Santa Cruz, da continuidad a ese primer encuentro pero en un contexto mucho más favorable, por los que de hecho se considera ya un encuentro histórico”, concluyó la nota.
Encuentro de movimientos populares: la ideología quedó en segundo plano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada