Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 20 de julio de 2015

Si bien es cierto, que la situación es complicada y difícil, para El Carabobeño y sus trabajadores, no podemos perder la fe y la esperanza confiadas en que el país saldrá de esto porque Dios tarda pero no olvida

El Carabobeño 20 julio 2015

Negativa de vender papel a medios es estrategia del Plan de la Patria

(Foto Archivo/El Carabobeño)
Alfredo Fermín
El gobierno, con su arrogancia y agresividad se cree todopoderoso y por ende, cree que puede hacer lo que le venga en ganas. Sin embargo, lo único que refleja es una gran debilidad y una falta de apoyo por parte de la gente  porque  la agresión es símbolo de debilidad y  de su propia frustración.
La afirmación la hace el analista político Carlos Blanco, en comunicación dirigida a El Carabobeño, con motivo de la situación por la cual pasa este diario, como consecuencia de que el gobierno no pone a disposición,  a través de la corporación Alfredo Maneiro, las bobinas de papel que requiere este diario para imprimir las informaciones que debe suministrar como libro del pueblo
Blanco afirma que la  libertad de expresión es el oxígeno que da vida a la democracia por lo cual  medios,  editores y periodistas viven uno de los momentos más aciagos de la historia contemporánea del país por la actitud de un gobierno que está  desesperado por su intolerancia que le hace ver como enemigo a  todo aquel que expresa una opinión diferente al régimen.
“Es tan grande su angustia y agresividad que acude a procesos penales contra periodistas y los medios de comunicación, por publicar información de carácter público. Aunado a lo anterior, se ha producido cierre de emisoras, televisoras, hasta llegar al manido expediente de no otorgar el papel necesario para el funcionamiento de los medios.
Considera el analista  que, esta estrategia de carácter nacional se encuentra enmarcada dentro del Plan de la Patria que tiene como objetivo  la “hegemonía comunicacional”, para  lograr el control total de los medios de comunicación social acentuando la censura.
“De tal manera que, si bien es cierto, que la situación es complicada y difícil, para El Carabobeño  y sus trabajadores, no podemos  perder la fe y la esperanza confiadas en que el país saldrá de esto porque Dios tarda pero no olvida”.
Notas relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada