Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 13 de julio de 2015

La Luna Nueva que se producirá en el signo de Cáncer estará cargada de energías muy intensas, pues ocurre en medio de un “stellium” y a la vez de dos conjunciones.Una de estas conjunciones, la de nuestro satélite con el Sol, es la que produce la Luna Nueva, la cual ocurrirá exactamente a los 23 grados de Cáncer, el miércoles 15 de julio a las 8:54 de la noche, hora de Venezuela (jueves 16 de julio a la 01:24 GMT).

DOMINGO, 12 DE JULIO DE 2015

Luna Nueva con “stellium” en Cáncer

Tomado del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva.
La Luna Nueva que se producirá en el signo de Cáncer estará cargada de energías muy intensas, pues ocurre en medio de un “stellium” y a la vez de dos conjunciones.

Un “stellium” es cuando varios astros coinciden en un mismo signo, y esto pasará con la presencia del Sol, la Luna, Mercurio y Marte en la franja zodiacal del cangrejo, pero además, la Luna y el Sol, por una parte, Marte y Mercurio, por la otra, hacen conjunción, es decir, no solo están en el mismo signo, sino además en un punto exacto uno con otro.

Una de estas conjunciones, la de nuestro satélite con el Sol, es la que produce la Luna Nueva, la cual ocurrirá exactamente a los 23 grados de Cáncer, el miércoles 15 de julio a las 8:54 de la noche, hora de Venezuela (jueves 16 de julio a la 01:24 GMT).

La Luna Nueva es la que no se ve, pero su energía despierta con fuerza nuestro mundo consciente, y en este caso, al estar en Cáncer, muy ligado al mundo emocional, nos puede permitir observar nuestras emociones desde una perspectiva diferente, con desapego, con la mente prevaleciendo, y nos puede ayudar a autoanalizarnos y trascender emociones perturbadoras.

Sin embargo, no será tarea fácil, pues la otra conjunción que se produce a 14 grados de Cáncer, es la de Mercurio y Marte, lo que puede traernos una predisposición a la ofuscación mental.

Mercurio, el astro de la comunicación, en Cáncer, favorece por sí solo la comprensión de nuestras emociones y la de los demás, es favorable para escuchar y entender a los demás, sin embargo, alterado con la presencia de Marte, puede provocar irritabilidad, y por tanto, discusiones.

Marte en Cáncer está en “caída” (una posición astrológica difícil)  y se descontrola; cuando este planeta se combina con la forma de ser de Cáncer; sus cualidades de acción se tiñen de los vaivenes emocionales cancerianos, y por tanto, su acción se vuelve irreflexiva, caprichosa, impulsiva, ligada totalmente al estado de ánimo del momento.

Por eso, el trabajo a realizar en este momento cósmico es lograr trascender el impulso marciano y la fluctuación emocional de la Luna, para ir hacia el despertar de la conciencia del Sol y la claridad mental de Mercurio, a fin de equilibrar nuestra marea interna y colocarnos como en tercera persona de nosotros mismo, es decir, vernos a nosotros mismos como si fuéramos otra persona, para analizarnos y comprendernos, lo que sin duda nos ayudará a nuestra evolución y crecimiento personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada