Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 18 de julio de 2015

Por mandato de Fidel, Isidro Malmierca, canciller de Cuba, cuasi hijo de Fidel, y Rashleigh Jackson (esequibano) se señaló que: Cuba le reconoce a Guyana la totalidad territorial, incluyendo la Guayana Esequiba o Zona en Reclamación y el 20 de febrero de 2004 durante su visita a Georgetown, Chávez dijo: El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países. El Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área (EB) Recomendación a Maduro: Señor, no grite cuando hable del problema, que no es mitin.

La agresión de los Castro

ERNESTO ALVARENGA El Universal 
Desde el inicio de la revolución cubana los hermanos Castro han tenido la ambición de apoderarse de Venezuela. Esta virtual obsesión se confirma por diversos hechos históricos, entre los cuales se pueden mencionar, la primera la invasión de guerrilleros venezolanos y militares cubanos, tales como el hoy difunto Arnaldo Ochoa, por la Vela de Coro; luego se produjo la llamada "invasión de Machurucuto" en 1967. Finalmente, desde el año 2002 se produce la invasión no violenta y consentida por el régimen, mediante distintas modalidades, lo que ha llevado a nuestro país a convertirse en una suerte de protectorado de La Habana. 
Estos movimientos también se producen en el plano internacional: en enero de 1981 el canciller cubano Isidro Malmierca, visita Georgetown durante 5 días, luego, el mismo mes, junto a su par Rashleigh Jackson firman y anuncian (ambos cancilleres) un documento conocido como el Pacto Cuba-Guyana. Allí de manera pública se desconocen las reclamaciones en torno al diferendo fronterizo y en particular al Esequibo. En la declaración se indica que nuestro país reclama algo que no le pertenece, al mismo tiempo Fidel Castro denuncia que la política de Venezuela es expansionista. Este pacto de hace unos 30 años refleja una relación estratégica de ambos gobiernos. Comento estos hechos a propósito de lo que ha sido la postura del régimen castro-chavista en cuanto al Esequibo y la política del vecino país, de otorgar concesiones a transnacionales como la petrolera Anadarko, afectando nuestra fachada atlántica del Delta del Orinoco. 
Quizás este pacto es lo que explique la política entreguista de Maduro en su reciente visita al vecino país. Su postura es sumisa y obediente a los hermanos Castro. Claro, él no representa el pensamiento de los venezolanos. En algo alivian las declaraciones del mayor general Alexis López, comandante del ejército, quien en la isla Anacoco y San Juan de Venamo señaló: "estamos para defender la soberanía, con la convicción de que el Esequibo es nuestro". Debo insistir en la necesidad de un gran acuerdo nacional para la defensa de nuestra soberanía y fronteras, acuerdo que trasciende a los partidos políticos. Recuerden que Maduro es un agente de los Castro en Venezuela. 
Alvarenga4000@yahoo.com

Trinchera

Tendremos que sacarlo


Luis Cubillán Fonseca (Columnista, Notitarde)
Notitarde 18 julio 2015
Si el pueblo sigue enterándose de la conducta de los cubanos contra nuestros intereses, pronto 
tendremos que sacar el cadáver del Comandante Superior , o lo que queda de él en el suntuoso 
pabellón de más de cuarenta mil metros cuadrados, la guardia de honor , la campana y todos 
elementos que lo rodean. Aunque hay quienes dicen que los despojos están en Cuba, otros dicen 
que se encuentra en Barinas, etc., verdaderamente un juego de escondite. Estas dudas hacen 
que uno solicite ante el Fiscalo Generalo de lo Repúblico, o la Fiscala Generala de la República, 
como le gusta al régimen que uno hable (porque ellos creen que hay un lenguaje para las 
mujeres y uno para los hombres) y que se esculque el sarcófago para ver qué es lo que se 
encuentra en él. Ya lo hizo el fallecido Comandante Superior con nada menos y nada más, que 
los sagrados restos del Libertador. Es lógico que en este caso tratándose de un ciudadano 
corriente se solicite, para saber no donde está el cadáver, que es cosa de sus familiares, si es 
que estos se acuerdan, pues se piensa que ni ellos mismos saben dónde fueron a parar 
esos despojos, como ya dijimos. Interesaría en este caso, averiguar si hubo traslado de 
dinero hasta la isla del encanto (Cuba) y cuanto quedó después de las geniales operaciones 
que le practicaron al difunto, de las cuales no se tiene información ninguna. Ni siquiera se 
sabe el nombre de los médicos que lo esculcaron. Lo que interesa en ente caso es precisar 
si llevó algún dinero a Cuba y a cuanto ascendió el trasladado, y cuanto quedó de ello con 
el fin de repatriarlo, que bastante falta está haciendo.

Al día de hoy, ni siquiera la diligente Asamblea Nacional, dirigida por el brillante legislador, 
señor Diosdado El Solón Venezolano , tan correcto en asunto de dinero y acérrimo 
combatiente de la corrupción, sabe cuánto se sacó y cuanto quedó después que los 
hermanos 
del alma eliminaron al héroe. Los cubanos, luego que lo fallecieron pudieron con toda 
comodidad hacer su brillante negociación con los yanquis.

El contento del pueblo de Cuba ha sido inmenso, las carretillas de tracción de sangre que 
circulan por la Habana ya exhiben sus banderas de los Estados Unidos, pues uno siempre ha 
sabido que un cubano no puede estar sin los yanquis. Ha vivido toda la vida en contubernio.

Lo malo fue que hicieron que un cliente buen pagador que teníamos se nos retirara. 
Ahora estamos del timbo al tambo para estabilizar los precios del crudo.

Lo de sacarlo del inmenso monumento se plantea si se comprueba que el señor que creíamos 
nacionalista, estaba de acuerdo con entregar al Esequibo. Por mandato de Fidel, Isidro 
Malmierca, canciller de Cuba, cuasi hijo de Fidel, y Rashleigh Jackson (esequibano) 
se señaló que: Cuba le reconoce a Guyana la totalidad territorial, incluyendo la 
Guayana Esequiba o Zona en Reclamación y el 20 de febrero de 2004 durante su visita a 
Georgetown, Chávez dijo: El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones 
sociales, políticas y económicas de los dos países. El Gobierno venezolano no será un 
obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea 
beneficiar a los habitantes del área (EB) Recomendación a Maduro: Señor, no grite cuando 
hable del problema, que no es mitin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada