Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

lunes, 14 de noviembre de 2011

lLOS MÉDICOS MISMOS CAMBIARON LA DIRECCION DEL EJERCCICIO DE LA MEDICINA COMPITIENDO EN LA VIÑA O EL GUERRA MENDEZ POR EL CONSULTORIO MÁS LUJOSO

El Carabobeño09 noviembre 2011

Luís T. Izaguirre ||

El médico tratante


SERIA HASTA EL DR.FABIAN DE JESUS DIAZ PORQUE SI UD. ES MEDICO Y NO
ES MUCHACHUELO
RECORDARÁ QUE ESA FIGURA SE ACABO CUANDO GRADUADOS EN LA VENEZUELA
SAUDITA, LOS MEDICOS OLVIDARON LO APRENDIDO Y LA FORMACION MARAVILLOSA Y
MAS LES IMPORTABAN LOS REALES Y LA ABERRACIÓN QUE ME SORPRENDIÓ DE LA
COMPETENCIA ENTRE TODOS POR EL CONSULTORIO MÁS LUJOSO, DONDE HICIERON SU
AGOSTO LOS ARTISTAS PLASTICOS, PUES EL MODELO A SEGUIR ERA EL DIFUNTO DR.
TORRES AGUDO, COLECCIONISTA VERDADERO DE ARTE. YO VI EN EL GUERRA MENDEZ
UNA VAINA QUE NO ERA UN CONSULTORIO DE UN CIRUJANO ITALIANO DE ORIGEN, SINO
UN TEMPLO AL EGO DE SU DUEÑO QUE ERA TAN CURSI Y DE MAL GUSTO QUE QUEDE
ESTUPEFACTA...
tomasin@hotmail.com

La modificación de la Ley del Ejercicio de la Medicina nos tiene confundidos a todos.

Quizás la idea de los rojos rojitos es masificar el ejercicio de la Medicina para paliar la incompetencia de un gobierno que no ha sabido estar a la altura de las necesidades médicas y hospitalarias de un país. La masificación profesional ha ocurrido en otros campos como en el Derecho, lo cual es grave, pero más grave es el campo de la Medicina ya que se juega con la vida del ser humano. Quiera Dios no observemos en las páginas rojas de los periódicos que se equiparen las noticias de homicidios por asalto, con las de mala praxis médica.

Los ciudadanos tendrían que preguntarse si los diputados que aprobaron la modificación de la Ley del Ejercicio de la Medicina permitirán ser atendidos o acudirán a las consultas de esos nuevos profesionales. Estoy seguro de que ellos van a exigir que se les atienda en centros médicos privados y especializados.

Lamentablemente, en el futuro, la gente comenzará por diferenciar ante sus problemas físicos entre médico bueno y médico malo, y descartará de plano al médico de formación profesional apresurada a quien considerará un médico malo y no se arriesgará a ser tratado por éste. Hasta los médicos cubanos de Barrio Adentro, o los pocos que quedan de ellos, conocen sus limitaciones, espero que esto también ocurra con alguno de los nuevos médicos integrales venezolanos.

¿Será el presidente Chávez capaz de acudir a tratarse con este nuevo tipo de médico?

En definitiva, para nosotros los venezolanos el problema es que traten de politizar el ejercicio de una profesión tan delicada que puede poner en riesgo la salud física y mental de los venezolanos, y sobre todo de las personas de escasos recursos que acuden a hospitales por extrema necesidad de no poder pagar un especialista.

No hay derecho de que un paciente llegue a la consulta hospitalaria desconfiando de la capacidad profesional del médico tratante. Sería como una RULETA RUSA.

Amigos, diputados, antes de aprobar la modificación de la Ley, ¿no hubiese sido preferible luchar por la construcción de nuevos hospitales y el mejoramiento de los servicios hospitalarios de los ya existentes y que compitan con los servicios de las clínicas privadas


No hay comentarios:

Publicar un comentario