Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 28 de septiembre de 2014

La Universidad de Carabobo celebra este año la decimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro (Filuc), que será posible a través de la autogestión y sobre todo por el importante aporte que brindan a este festival editorial empresas privadas e instituciones públicas, a pesar de la difícil situación económica por la que atraviesa Venezuela...Laura Esquivel ya no vendrá a la feria del libro de Carabobo La escritora mexicana sufre problemas de salud

Laura Esquivel ya no vendrá a la feria del libro de Carabobo

La escritora mexicana sufre problemas de salud

imageRotate
La narradora canceló su viaje a Venezuela ARCHIVO
DANIEL FERMÍN |  EL UNIVERSAL
lunes 22 de septiembre de 2014  12:00 AM
La Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo sufrió modificaciones. La mexicana Laura Esquivel ya no vendrá al evento literario, que se realizará del 11 al 19 de octubre en el estacionamiento del Centro Comercial Metrópolis de Valencia.

La escritora centroamericana, que había sido anunciada por los organizadores, prefirió cancelar su participación. "Ella comunicó que tiene algunos inconvenientes de salud, tanto que los médicos le sugirieron que no viajara", dijo Antonio López Ortega, uno de los asesores culturales del festival carabobeño.

La ausencia de la autora de Como agua para chocolate se suma así a la del español Gonzalo Torné de la Guardia, que tampoco asistirá por una operación que se le realizará a su padre en los días del evento. El narrador catalán será reemplazado por el poeta Mariano Peyrou, un español nacido en Buenos Aires. A Laura Esquivel, en cambio, quizá no le llegue ningún sustituto.

La edición 2014 de la feria de Carabobo tendrá, entonces, cuatro escritores extranjeros. Además de Peyrou, vendrán al país el español Juan Bonilla -ganador del Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa por el libro Prohibido entrar sin pantalones- el mexicano Luis Tovar y la argentina Patricia San Martín.

La programación del evento incluye la presencia de varios autores nacionales. Gisela Kozak, Jacqueline Goldberg, Laura Antillano, Federico Vegas, Salvador Fleján, César Miguel Rondón, Alejandro Castro, Eduardo Liendo y Leonardo Padrón, entre otros, participarán en distintas actividades.

La feria también rendirá homenajes a otras figuras. Rodolfo Izaguirre, Víctor Bravo, Perán Erminy y Virginia Betancourt serán reconocidos. Los salones, además, llevarán los nombres de Adolfo Bioy Casares, Eugenio Montejo y José Emilio Pacheco. La Universidad de Carabobo afina así los últimos detalles. 

dfermin@eluniversal.com

Desayuno en la Redacción
Notitarde 27/09/2014 
La fiesta editorial se llevará a cabo en su decimoquinta edición del sábado 11 al domingo 19 de octubre en el estacionamiento del centro comercial Metrópolis con entrada completamente gratuita

La Feria Internacional del Libro de la UC es enriquecimiento cultural para el país

Silmari Rivas Rubin/ Ventana: María Laura Padrón
La Universidad de Carabobo celebra este año la decimoquinta edición de la Feria Internacional del Libro (Filuc), que será posible a través de la autogestión y sobre todo por el importante aporte que brindan a este festival editorial empresas privadas e instituciones públicas, a pesar de la difícil situación económica por la que atraviesa Venezuela.

El complejo ferial abarcará más de 3 mil metros cuadrados del estacionamiento del centro comercial Metrópolis, donde se ubicarán 70 stands y se habilitarán cuatro salones para el desarrollo de actividades culturales, foros, talleres, peñas y presentaciones de libros, entre otras, con destacados invitados nacionales e internacionales, desde el sábado 11 hasta el domingo 19 de octubre.

“No podemos renunciar a lo que representa un progreso para el país y por eso dijimos: ‘¡Como sea, habrá Filuc!’ ”, expresó con entusiasmo Jessy Divo de Romero, rectora de la UC. “A pesar de lo que vivimos en el país, este noble pueblo apuesta a la cultura; por eso la UC, que no escapa de esa realidad, está comprometida con esta programación”, agregó.

La autoridad de la máxima casa de estudios de la región visitó la sede de Notitarde, en compañía de Rosa María Tovar, directora de Medios y Publicaciones de la UC y presidenta del comité organizador de la Filuc, para ofrecer detalles del programa, los cuales presentamos en este Desayuno en la Redacción.

Por esta casa editorial las recibieron Ricardo José Degwitz, presidente de la junta directiva; Laurentzi Odriozola Echegaray, director del periódico; Margarita Jiménez Márquez, miembro de la junta directiva; y los periodistas Humberto Torres, Francisco Briceño, Daniela Chirinos, María Laura Padrón y Silmari Rivas Rubin, quien suscribe este trabajo; y el reportero gráfico Jorge Cera.

La Rectora destacó que los preparativos para una nueva edición se inician al día siguiente de la clausura de cada feria, lo cual ha permitido poder ofrecer un extraordinario programa cada año.

Asimismo, subrayó que la Filuc es un regalo que hace la UC a Valencia, su ciudad; pero también es un verdadero punto de encuentro, pues la ubicación geográfica de su sede, que es el centro comercial Metrópolis desde hace seis años, la hace asequible a todos los estratos sociales. “No puede haber diferencias cuando se trata de la promoción del libro y de la lectura”, sostiene.

El año pasado -resaltó- se superaron los 400 mil visitantes y con mucho esfuerzo la entrada sigue siendo gratuita. “Eso es inclusión, porque les queremos dar la oportunidad a todos de nutrirse de las bondades y riquezas del libro”, agregó.

Este año el lema es “Ciudadano lector”, porque -explicó Divo- la lectura es una forma legítima de ciudadanía. Eso es verdad -siguió-, porque quien lee conoce sus roles, deberes y derechos. La lectura, sin lugar a dudas, es una orientación para cualquier ser humano, además de un enriquecimiento extraordinario desde el punto de vista cultural.

Resaltó el apoyo del centro comercial Metrópolis y de la Alcaldía de San Diego, que se dedican a esta fiesta editorial antes, durante y en su clausura, lo cual compromete aun más a la UC a brindar nueve días de talleres, conferencias, presentaciones de libros, a pesar del momento que vive el país.

La feria no depende del presupuesto de la universidad

Dejó claro que la Filuc es autogestionada, que no depende del presupuesto de la universidad, sino del apoyo de organismos oficiales y de empresas privadas. En ese sentido, reveló que la Alcaldía de Valencia -por primera vez en los últimos seis años- hizo un aporte de 100 mil bolívares. El Banco Central de Venezuela (BCV) también donó 100 mil bolívares y Polar contribuyó con 150 mil bolívares.

Añadió que instituciones como Mercantil, Banesco, BOD y Segural igualmente aportaron para que sea posible la feria. También se obtuvieron recursos -agregó- mediante la venta de los espacios de exhibición, mientras que otros se ahorraron a través de alianzas, como la celebrada con la Alcaldía de San Diego para la exoneración de los impuestos municipales.

Comentó que el gobernador Francisco Ameliach delegó en Miguel Flores, secretario de Relaciones Políticas e Institucionales de la Gobernación de Carabobo, evaluar directamente con el Comité Organizador el apoyo por parte del Ejecutivo Regional.

Al adelantar detalles de la inauguración, apuntó que contará con un pregonero de lujo, al referirse al reconocido periodista y escritor César Miguel Rondón. “Será el encargado de invitar a los lectores a iniciar el maravilloso recorrido por los espacios del complejo ferial”. La intervención de Rondón está pautada para el sábado 10 de octubre, a las 11:00 de la mañana.

Entre tanto, el escritor venezolano Antonio López Ortega, quien ha sido un asesor permanente en los 15 años de la Filuc, será el conferencista de la gala inaugural que se llevará a cabo en el Centro de Interpretación Histórica, Cultural y Patrimonial de la UC, el viernes 10 de octubre, a las 6:00 de la tarde.

Divo insistió en que “la Filuc no escapa de las vicisitudes de la ciudadanía” y con respecto a esto lamentó que la escritora mexicana Laura Esquivel, mundialmente conocida por sus obras traducidas en decenas de idiomas, no podrá asistir finalmente al homenaje que se le tenía preparado, lamentablemente, por la situación del país; sin embargo, ofrecerá una videoconferencia el domingo 12 de octubre.

La autoridad universitaria, a propósito, recordó que el año pasado el comité organizador pasó momentos “bien amargos” porque algunos invitados internacionales vivieron experiencias desagradables en el aeropuerto de Valencia, donde los trataron como delincuentes. “Ya estamos haciendo gestiones para que esas historias no se repitan”, advirtió.

Hasta ahora, de acuerdo con lo revelado por la Rectora, han confirmado su asistencia los invitados internacionales Luis Tovar, escritor, crítico de cine, jefe de Redacción del suplemento cultural La Jornada Semanal; Javier Perucho, ensayista y entrevistador, maestro de literatura mexicana; y Mariano Peyrou, poeta español de origen argentino, saxofonista, licenciado en antropología social.

También participará en la programación el escritor español Juan Bonilla, ganador del premio Biblioteca Breve en 2003 y del I Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa en 2014, autor de más de cinco novelas y algunas traducidas a varios idiomas. Asimismo, la argentina Patricia San Martín, reconocida investigadora y profesora de música, doctora en Humanidades y Artes (Universidad Nacional de Rosario), articulista en revistas especializadas de su país y extranjeras, quien además ha desempeñado cargos de gerencia cultural y educativa.

En esta edición, como en las anteriores, también habrá talento nacional en cada una de las actividades. La profesora Divo se refirió a destacados escritores, narradores, poetas, novelistas e ilustradores reconocidos por su maravillosa pluma.

Durante su exposición, Divo manifestó su deseo de que en algún momento, algún gobernante de Carabobo entienda que la Filuc debe convertirse necesariamente en la feria de la ciudad y tener sede propia. “Quienes hemos tenido la suerte, la dicha, de visitar otras ferias en el mundo no podemos dejar de sentir envidia cuando vemos aquellos espacios extraordinarios”.

“Programación súper completa”

Por su parte, la profesora Rosa María Tovar, al subrayar también que la Filuc no escapa de la situación del país, comentó que no todos los libros están llegando a Venezuela y algunas editoriales no podrán participar este año porque no obtuvieron los dólares para importar, mientras que otras se fueron. Pero -siguió- dentro de este panorama mucha gente está apoyando la feria, que sigue siendo ese espacio de encuentro e intercambio.

Es así como -narró- contrario a lo que habían pensado inicialmente, que este año habría menos actividades, la programación está súper completa. “En un principio pensamos en dejar solamente dos salones, pero después nos dimos cuenta de que la feria no iba a caber ahí”.

Tovar en ese sentido destacó y agradeció el apoyo a la Filuc y a la Universidad de Carabobo, además del deseo de las editoriales y de los mismos autores de presentar sus libros en esta feria.

La presidenta del comité organizador, asimismo, habló de un incremento fundamental en el número de publicaciones a presentar, por parte de diferentes casas; lo cual considera clave, pues -recordó- la esencia de una feria de libros radica en que el público pueda estar en contacto con los autores y que las publicaciones puedan ubicarse en los stands.

Homenaje a cuatro venezolanos

Adelantó el homenaje que se les brindará a cuatro venezolanos dedicados al mundo de la literatura y la cultura: Víctor Bravo, doctor en letras y profesor titular jubilado de la Universidad de los Andes; y Virginia Betancourt, quien recibirá el Botón Filuc como promotora de lectura, por su lucha de 24 años en la gestión bibliotecaria y poner en marcha la Red de Bibliotecas Nacionales.

Igualmente serán homenajeados Rodolfo Izaguirre, ensayista, crítico cinematográfico y gerente cultural; y como “Ciudadano Lector”, Perán Erminy, destacado crítico, conocedor e investigador del mundo plástico venezolano.

Foros, talleres y libros nuevos

La presidenta del comité organizador describió que el programa de la Filuc tiene una línea de desarrollo a través de foros, conferencias, talleres, presentaciones de libros, entre otras actividades que este año estarán centradas en el “Ciudadano lector”, lema de la feria, que surgió además del deseo de la UC de que cada ciudadano se convierta en lector.

Entre algunos foros, Tovar mencionó: “Leer la ciudad”, “Leer para convivir”, “Literatura: ¿Representación de ciudadanía?”, “Leer-nos desde la cultura” y “Hacerse ciudadano lector”, con invitados especiales que han estado involucrados en la defensa del libro y de la lectura.

En cuanto a los talleres, refirió que serán ocho, para los cuales ya comenzó el proceso de preinscripción, vía electrónica, a través de la cuenta de Facebook o del correo electrónico: comitedeculturafiluc2012@gmail.com. Las inscripciones serán hasta este martes 30 de septiembre, en vista de que son 30 cupos por actividad.

Estos talleres tratarán sobre “La esencia de la ilustración. Libros conceptuales”, dictado por Menena Cottin; “Horizonte del microrrelato”, por Javier Perucho; “Hay algo que contar”, taller de narrativa, a cargo de Juan Bonilla; “Encuentro con la obra documental de Alexis Pérez-Luna”; “El editor, el libro, el lector”, por Víctor Bravo; “Periodismo cultural: Formas de ver y escuchar”, dictado por Michelle Roche; “Tensión y artificio”, de poesía, por Mariano Peyrou; y “Cómo hacernos amigos de los libros mientras vemos televisión”, que lo dictarán Marialcira Matute e Isidro Hugo Duarte.

Esta programación se desarrollará en tres salones, a los que han colocado los nombres de destacadas figuras de la literatura hispana. Uno de los salones es de carácter permanente, el Eugenio Montejo, en honor a este poeta, ensayista y diplomático venezolano. En esta edición los invitados contarán además con el Emilio Pacheco, que será llamado así para exaltar a este mexicano reconocido como uno de los poetas contemporáneos de mayor proyección en el ámbito hispanoamericano; y también estará el salón Adolfo Bioy Casares, por el destacado escritor y traductor argentino, maestro en el género de la literatura fantástica.

La profesora destacó la diversidad como otro gran valor de este evento: “Hay una gran variedad de libros, una gran variedad de editoriales y una gran variedad de alternativas culturales, porque queremos que ésta sea una feria para todos, sin distingos de intereses, donde cada lector pueda encontrar el libro que desee”.

Nombró entre los invitados nacionales a Ana María Simon, Ibéyise Pacheco, Claudio Nazoa y Ronald Carreño. Y en cuanto a las editoriales, adelantó que participarán Planeta, Alfa, El Nacional, Ediciones B, Lugar Común y Artesanos Editores, entre otras.

Para los más pequeños de la casa

Para el espacio dedicado a los niños, identificado como “Chamario”, en alusión al libro del escritor venezolano Eugenio Montejo titulado así, se espera la asistencia de unos 8 mil infantes, a través de visitas coordinadas con planteles educativos de Carabobo, para incentivarlos a que inicien y consoliden el proceso de lectura.

En el “Chamario” habrá cuentacuentos, juglares, títeres, marionetas y juegos que inviten a los niños a mezclarse en el maravilloso mundo del libro y del saber.

México, invitado de honor

Tovar subrayó que México fue escogido como país invitado de honor porque siempre ha sido un gran aliado de la Universidad de Carabobo y de la Filuc; además, tiene una representación literaria grandiosa.

Agregó que de manera conjunta con la embajada mexicana se realizarán algunos homenajes. Este año -citó- se celebra el 80° aniversario del Fondo de Cultura Económica, de allí que se rendirá homenaje a esta editorial, la cual participará directamente por primera vez en la Filuc.

También se contará con libros de la Universidad Autónoma de México. “La embajada está haciendo un gran esfuerzo para poder representar la gran gama editorial de su país”.

Por cierto, anunció que este año se incluyeron dos peñas al programa: “Literatura y sabores de México”, donde habrá -incluso- una degustación, el domingo 12 de octubre, desde las 11:00 de la mañana en el salón Eugenio Montejo; y “La música mexicana: De la fiesta al despecho”, en la noche anterior, el sábado 11, desde las 6:00 de la tarde, en el mismo salón Eugenio Montejo.

Transporte gratuito

Entre otras bondades de esta fiesta literaria, la rectora Divo anunció que habrá transporte gratuito desde el rectorado de la Universidad de Carabobo, ubicado en la avenida Bolívar Norte, y desde las facultades de la máxima casa de estudio hasta Metrópolis.

Asimismo, dijo que la UC ofrece un bono académico de 500 bolívares a sus profesores para la adquisición de libros durante la feria y de 350 bolívares a los empleados; mientras que desde la Fundación Universidad Solidaria se apoya a los preparadores con 300 bolívares para cada uno, para el mismo propósito.

La máxima autoridad de la UC agradeció a Notitarde en nombre de la comunidad universitaria por permitir promocionar la Feria Internacional del Libro en estas dos páginas del periódico y por la cobertura que siempre ha dado a este importante evento en sus quince ediciones.

Las invitadas obsequiaron a la Redacción dos afiches con la imagen de la 15° Filuc, que fue creada por la diseñadora venezolana María Teresa del Castillo Linares. Ella ganó el IV concurso gráfico que abrió el comité organizador para la escogencia del arte. La imagen representa una fusión de México y Venezuela.
Ventana: El deseo de una quinceañera

Hace un año la familia entera arrancó con los preparativos. Un  auténtico "corre y corre". La lista de los invitados, el salón, la música, la comida, la bebida. ¿Qué vestido se pondrá? ¿Cómo se maquillará? ¿Quiénes estarán en la cuadrilla del vals? ¡Ningún detalle puede faltar!
La celebración de una fiesta de quince años siempre genera ajetreos, y por supuesto, gastos. Esta costumbre, que se originó en las culturas precolombinas: aztecas y mayas de México, que con el transcurrir de los años encontró espacios en toda Latinoamérica, festeja el paso de la niñez a la adultez de la mujer.
La Feria del Libro de la Universidad de Carabobo está próxima a despertar con 15 primaveras. Desde 1998, cuando fue concebida como una "ofrenda" para la ciudad de Valencia, se convirtió en un sitio apetecible para los ávidos lectores, creando curiosidad en aquellos que por primera vez se acercaban, permitiéndoles descubrir el irresistible encanto de los libros. 
Nació en la Galería Universitaria Braulio Salazar y la bautizaron con el nombre de "Expo Libro". Fueron a conocerla alrededor de 50 mil personas y sus primeras miradas las cruzó con escritores como Salvador Garmendia y Eugenio Montejo, quienes dejaron huellas permanentes. 
Bajo el cuidado de sus más íntimos familiares y amigos, voluntarios colaboradores, generosos y creativos, comenzó a transformarse en un escenario propicio para la literatura que alcanzó interés en otros países.  
Entonces fue haciéndose más grande y emprendió poco a poco nuevos rumbos. En el tiempo, ha cultivado la entereza ante las vicisitudes de la vida. Y aunque siente que se tambalea ante los incidentes,  Jessy Divo de Romero y Rosa María Tovar, junto a cada uno de los miembros de la familia, sufren los trasnochos y trazan planes de contingencia, esforzándose por seguir haciendo posible una fiesta donde los libros son los protagonistas.
¡Mírenla, acicalada! ¡Mírenla, engalanada! Está orgullosa. Se contonea. Le emociona cumplir 15 ediciones causando furor literario, por ser un punto de unión entre el saber y los ciudadanos. Espera ansiosa los obsequios, el baile aumenta los nervios.

¡Todo está listo!, anuncia el pregonero. Suenan los aplausos y surgen las ovaciones. La celebración está por empezar: Foros, talleres, homenajeados, invitados, editoriales, juntos al ritmo del vals y una ranchera. El 11 de octubre la Filuc soplará las velas, pero antes cerrará los ojos y pedirá un deseo. No hará falta que lo divulgue, es un sueño que comparte con su gente. Una añoranza. Un espacio en el que se construya su ciudad. El mejor regalo que podría recibir: Su propia casa.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada