Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 29 de marzo de 2013

Benedicto XVI y Francisco se encuentran marcando un paso en la historia del papado y del catolicismo en general.



Teniendo de ilustración estas dos fotografías considerada la primera como una de las que pasará
a la historia por su gran importancia comparto la opinión de la extraordinaria y excelente periodista
e investigadora Jurate Rosales, Directora de la Revista "Zeta", que a continuación copio:

"Y este es solamente el principio:
Por mi parte creo que se ha cumplido la profecía: tal como estaba vaticinado, llegó el Papa negro,
por su condición de jesuita, cuyo superior suele ser llamado "el Papa negro".
También creo que egectivamente, la llegada de Francisco marca el final del papado tal como se le
conocía desde los tiempos del boato y esplendor. No es el fin del catolicismo ni de Roma, sino
de lo que hasta ahora se había conceptuado como parte intrínseca de la majestad pontificial y
que Francisco está por cambiar a lo que ya llamó "el servicio pontificial".
ROSALES, Jurate. "Un Papa del Siglo XXI" IN: Revista "Zeta", Nº 1895, Caracas 22 de marzo 2013
pp. 34,35 y 36

¿POR QUE SE LE LLAMA PAPA NEGRO AL SUPERIOR DE LA COMPAÑIA DE JESUS?
Debido a que, supuestamente, los Jesuitas eran una gran e influyente orden religiosa en la Santa Sede, esta posición ha recibido el apelativo de Papa negro. Dicho nombre procede en parte del color de las sobrias sotanas que visten todos sus miembros, en contraste con la vestimenta blanca del Papa. También la denominación de Papa negro se debe en parte a la concepción del pasado (en especial durante los siglos XVI y XVII) entre los países protestantes europeos del poder relativo que ejercían los jesuitas en la Iglesia Católica.


Superior de los Jesuitas el "Papa Negro": Se cumple la profecía de Nostradamus

Al superior de los Jesuitas se le llama dentro de la Iglesia Católica, el Papa Negro. La elección de Bergoglio, jesuita, como el primer papa de esta congregación, cumple la profecía de Nostradamus.

13 de Marzo, 2013 17:03


La designación del argentino, Jorge Mario Bergoglio, jesuita, como Papa, no solo cobra valor por ser el primer americano en llegar al Vaticano, sino que además es el primer jesuita en liderar la Iglesia Católica. Esto último, marca el punto de encuentro con la popular profecía de Nostradamus, del Papa Negro.
Pues bien, veamos qué dice la profecía:
"Al principio habrán enfermedades mortales como advertencia, luego habrán plagas, morirán muchos animales, habrán catástrofes, cambios climáticos, y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro".
¿Ahora bien, qué relación tiene ello con un sacerdote de piel blanca, latinoamericano y jesuita? Mucho, pues la orden de San Ignacio, ha sido históricamente una de las mas influyentes dentro de la iglesia, por lo que su superior recibió el apelativo de Papa Negro.
Este apelativo, también tiene su raíz, en el color de las sotanas que vestían todos sus miembros, que contrasta con la vestimenta blanca del Papa. Otra de las razones para llamarlo Papa Negro se debe en parte a la concepción del pasado (en especial durante los siglos XVI y XVII) entre los países protestantes europeos del poder relativo que ejercían los jesuitas en la Iglesia Católica.
Puede ser que no exista relación entre la elección de un jesuita, con el apocalipsis anunciado por Nostradamos, pero sin embargo, no deja de llamar la atención, la coincidencia de un Papa Negro en la cabeza del Vaticano.
Si bien, Bergoglio, hoy Papa Francisco, no es el superior de los Jesuitas, sino que el Adolfo Nicolás, con la llegada de éste al máximo poder de la Iglesia, hace que los de la Compañía de Jesús, que en las últimas décadas han perdido poder, bajo las órdenes mas conservadoras, asuman un rol preponderante dentro del catolicismo.

ENCUENTRO ENTRE EL SUPERIOR DE LOS JESUITAS, EL PAPA NEGRO y EL PAPA
FRANCISCO
Aica/Radio Vaticana/ReL
  
“Fue un encuentro caracterizado por la serenidad, la alegría y la 
comprensión recíproca sobre el pasado, el presente y el futuro”, 
relató a Radio Vaticana el Superior general de la Compañía de 
Jesús, el español Adolfo Nicolás, contando el encuentro que 
mantuvo con el papa Francisco, el pasado domingo.

Fue en la Casa Santa Marta, la residencia donde se alojaron los 

cardenales presentes en el cónclave, invitado por Francisco que 
lo esperaba en la entrada y lo recibió con el abrazo que se 
acostumbra entre los sacerdotes jesuitas. 

A pedido del papa Francisco se tomaron algunas fotos y ante las 

disculpas del padre Adolfo Nicolás por no conocer el protocolo, 
el obispo de Roma insistió en seguir tuteándose, como 
se acostumbra también entre los jesuitas.

Asimismo el Superior general de la Compañía de Jesús le ofreció 

todos los recursos de los que dispone la Orden, dado que en su 
nueva misión podrá necesitar consejos, ideas, personas, etc.











“Me mostró su gratitud y lo invité para que nos visite en la Curia y 
almuerce con nosotros, respondió que lo hará con gusto”, cuenta 
el padre Nicolás, que luego añade “hubo plena comunión sobre 
varios temas tratados y estoy convencido de que vamos a trabajar 
muy bien juntos al servicio de la Iglesia y en nombre del Evangelio".

“Salí de la Casa de Santa Marta con la convicción de que vale la 

pena colaborar plenamente con Francisco en la Viña del Señor”, 
señala el Superior general de la Compañía de Jesús. Y cuenta que 
al final el Santo Padre lo ayudó a ponerse el abrigo y lo acompañó 
hasta la puerta, donde recibió un par de saludos más de los Guardias 
Suizos y de nuevo un abrazo, “un lindo modo de encontrar y 
despedir a un amigo”.

Tres días después, el padre Adolfo concelebró con el Papa, con 

los cardenales y con el superior de los franciscanos, el también 
español Rodríguez Carballo, en la misa de inicio de ministerio petrino.

Fundada por San Ignacio de Loyola en 1540, la Compañía de Jesús 

cuenta con casi 18.000 jesuitas repartidos por 127 países; es la 
mayor orden religiosa masculina, y se responsabiliza de 3.700 
escuelas con 2,3 millones de alumnos. Entre ellas el "Colegio San Ignacio" y la 
Universidad Católica "Andrés Bello" (UCAB) en Caracas...También en el
Estado Táchira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada