Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 12 de marzo de 2013

El periodista Leopoldo Castillo habló en su programa "Alo, ciudadano", acerca de la venta del canal de televisión de corte informativo Globovisión, que se llevará a cabo el 15 de abril, tras las elecciones presidenciales.


La transcripción completa del mensaje de Leopoldo Castillo

El periodista habló en su programa "Alo, ciudadano", acerca de la venta del canal de televisión de corte informativo Globovisión, que se llevará a cabo el 15 de abril, tras las elecciones presidenciales.

EL UNIVERSAL
lunes 11 de marzo de 2013  05:47 PM
El periodista Leopoldo Castillo habló en su programa Alo, ciudadano, acerca de la venta del canal de televisión de corte informativo Globovisión, que se llevará a cabo el 15 de abril, tras las elecciones presidenciales.

He aquí la transcripción de sus palabras a los televidentes apenas inició la transmisión del programa de opinión. 

"Quien aparece en la negociación, interesado en comprar Globovisión, es el señor Juan Domingo Cordero. Y es el que ha hablado con la parte de Globovisión. Ese es un hecho objetivo. Y ha manifestado la voluntad de comprar.

Segundo hecho objetivo: existe una voluntad de vender por parte de quien lleva la vocería de este canal de información, que es el señor Guillermo Zuloaga.

Y existe un tercer hecho objetivo: de ejecutarse, sería después del 15 de abril. Es decir, finalizado el proceso electoral.

¿Qué lleva al señor Zuloaga a adoptar esta posición? Han sido varios años muy difíciles, cada días más complejos, y cada día más difícil de satisfacer las necesidades, los requerimientos del personal de Globovisión, desde el personal ejecutivo hasta el más humilde trabajador.
Esa es la prioridad número uno como empresa: los trabajadores.

Segundo, este es un canal que requiere, como se sabe, tecnología. Cada día conseguir los elementos técnicos para este canal, sin ir más lejos, estas tres cámaras que tenemos nuevas, cuestan dinero, mucho dinero. Pueden hablar de toda la parte técnica, que cada día avanza aceleradamente en la televisión, y la idea es tener trabajadores preparados, satisfechos, y además tener un equipo técnico de alta calidad, como demanda el público de este canal.

Lamentablemente, este canal ha llegado a ser inviable jurídicamente, se han reactivado procesos jurídicos que significan costos, que significan erogaciones monetarias, y ha llegado a ser inviable económicamente.

¿Por qué? Porque hay una administración que no quiere a los Zuloaga en la junta directiva de esta empresa.  Yo he hablado con Guillermo Zuloaga. Hablamos personalmente el día jueves, que no estuve acá. Y hablo telefónicamente todos estos días. Y, por supuesto, con Carlos Zuloaga. La preocupación de Guillermo es llegar a un momento en que no pueda cumplir con sus trabajadores y que no pueda cumplir con la audiencia de este canal. Y es preferible salvar este canal. Salvar a los trabajadores. Salvar a los técnicos que trabajan acá. A los periodistas. Al personal de venta. Al personal administrativo.Al personal de venta. Es decir, a toda la gente. A la pequeña familia de Globovisión.

Desde que me he sentado aquí, ya van más de diez años, me han tocado dos administraciones directas. Una, con Alberto Federico Ravell. Y otra, con María Fernanda Flores. En los dos casos no ha habido nunca que me digan: "Tienes que decir esto" o "No digas aquello". Ha habido un respeto total y absoluto, no solo a la libertad de opinión sino al criterio de quien en un momento seleccciona o escoge una noticia.

¿Qué está ocurriendo aquí? Aquí se está comprando una marca. La marca es Globovisión. Una marca que se ha venido construyendo todos estos años. ¿Quiénes han construido esta marca? Bajo el impulso de la junta directiva. Bajo el estímulo de quienes ejercen posiciones ejecutivas, periodistas, personal técnico, personal administrativo, ha venido construyendo una marca que es referencia en Venezuela y en América Latina. Esa marca es Globovisión. Comprar esa marca significa comprar el avance tecnológico, la satisfacción de los trabajadores, y respetar el criterio de los distintos opinadores que hemos sostenido en este canal. Criterio que corresponde a una correa de tran smisión con una gran parte de Venezuela: la mitad de Venezuela. Yo les digo, en lo particular lo puedo hablar con los demás compañeros de trabajo, cómo me gustaría que la otra Venezuela estuviera representada. Cómo me gustaría que viniera como invitada la otra Venezuela, así seríamos la totalidad de Venezuela. 

Qué bueno sería yo estar aquí hablando y opinando por una Venezuela. Y aquí estuviera otro hablando y opinando por la otra Venezuela. Y que sin insultos. Sin descalificaciones. Sin adjetivos. Con argumentos. Con criterios. Y con la intervención de todos ustedes, tuviéramos. Por eso fueron tantas veces las cartas que les enseñamos. Sin ir más lejos, en los últimos tres días, yo invité a Vielma Mora, al gobernador del Zulia, Arias Cárdenas, y al Presidente Nelson Merentes, para hablar acerca de la figura del Presidente de la República, me refiero a Hugo Chávez Frías,... No vinieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada