Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 12 de marzo de 2013

Por Decreto Divino, con el poder y la esencia de Dios Diosa y la Gracia Elohim, y mi propia Presencia Dios Diosa – Yo me perdono a mí y a otros formal y completamente, por todas las trasgresiones y creencias de transgresión que Yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, haya alguna vez obrado sobre mi u otros, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético).


Decreto de Perdón y Liberación Kármica.

Templo-de-la-LLama-Violeta
Por Decreto Divino, con el poder y la esencia de Dios Diosa y la Gracia Elohim, y mi propia Presencia Dios Diosa – Yo me perdono a mí y a otros formal y completamente, por todas las trasgresiones y creencias de transgresión que Yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, haya alguna vez obrado sobre mi u otros, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético).
Yo perdono y libero cualquier juicio, culpa, vergüenza, condena o maldición, que Yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, haya experimentado o proyectado sobre mi u otros, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético).
Yo me perdono y a todos los seres por cualquier cosa que Yo o ellos crean que ha sido imperdonable.
Yo me perdono y a todos los seres por todas las mentiras que hayan cometido hacia mi, o que yo he cometido hacia ellos. Y yo me perdono por todas las mentiras que he cometido hacia mí.
Yo me perdono por todos los actos de traición hacia mi ser y otros, y yo perdono a todos los seres por todos los actos de traición hacia mí. Yo me perdono por todas las veces que me he engañado o a otros, y yo perdono a todos los seres por todas las veces que me han engañado a mí.
¡Yo perdono todas las deudas que tengo hacia otros y hacia mí! Yo perdono a quien sea que me haya debido cualquier cosa o me haya robado cualquier cosa. Y yo me perdono por cualquier vez en la que yo le haya debido a alguien o le haya robado algo a alguien.
Yo pido asistencia financiera inmensa para mi cuenta kármica desbordante, para pagar cualquier “deuda” que deba actualmente y para darme cuenta de que todas las deudas y el dinero son una ilusión y que en realidad no le debo nada a nadie, y nadie me debe realmente nada. ¡Todas las deudas son ahora nulas e inválidas!
Yo me perdono por todas las veces en las que herido a alguien en forma física, emocional, mental o sexual. O por haber matado a alguien personal, deliberada o inadvertidamente, en mi vida normal o en actos de guerra. Y yo perdono a todo aquel que alguna vez me haya matado o herido en cualquier forma, física, mental, mental o sexualmente.
Yo pido al consejo kármico absolución kármica completa y una limpieza kármica completa entre mi ser y todos esos seres con los que he tenido esas experiencias.
Yo también libero y sano cualquier creencia de que el perdón es siquiera necesario, o que Yo, o quien sea debe o necesita ser perdonado. Yo libero y sano el dolor y el sufrimiento asociados con todas las experiencias (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), de todas las vidas en las que yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), relacionadas con la victimes, el desempoderamiento, la indignidad, la vergüenza, el rencor, la enemistad, las venganzas y las maldiciones…
Yo libero toda conciencia de víctima y todas las creencias de que yo soy una víctima o he sido alguna vez una víctima. Yo libero toda conciencia de víctima y las creencias de que alguien me ha hecho algo sin el permiso de mi Alma, o que Yo le he hecho algo a alguien sin el permiso de su Alma.
Yo rescindo formal y completamente todos los votos, y rompo todos los acuerdos que yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, ha hecho, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético) como: que yo no voy a perdonar a alguien por cualquier razón; o que yo no puedo ser perdonado por alguien por cualquier razón; o que yo o quien sea no merece ser perdonado; o que cualquier acción de quien sea, o mía, es imperdonable. También libero todos los votos de venganza; todas las maldiciones y proyecciones de juicio y condena; las mentiras y los votos para mentir; y todos los acuerdos de deuda.
Y yo libero a la Luz, todas y cada una de las energías, entidades, apegos, mecanismos, estructuras, implantes, programas, códigos, creencias, formas de pensamiento, maldiciones, juicios, percepciones o imágenes de realidad – que hayan apoyado o mantenido estos votos o acuerdos.
Ahora abre una puerta (túnel, puente de arco iris) sobre tu cabeza hacia la Luz. Ve estos elementos saliendo hacia la Luz, entrégalos todos a Dios.
Yo invoco a los Señores y Señoras del Karma y a todo el consejo kármico y solicito absolución kármica absoluta, curación, perdón y Gracia (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), por mi y todos los seres asociados, (y por mi alma entera y linaje genético), con quien he tenido estas experiencias y estas vidas.
También invoco la Curación Hathor (el ka leem om) para nuestros corazones y una curación energética completa del Fuego Violeta de San Germain y la ayuda de los Ángeles de la Flama Violeta. También invoco al Arcángel Miguel y a sus ángeles para que realicen una desconexión y desintegración completa de todos los cordones psíquicos de bajas dimensiones. ¡Somos Libres! ¡Somos Soberanos! ¡Somos Uno!
Yo sano y perdono completamente todas las vidas en las que he actuado en cualquier forma que pudiera ser juzgada como oscura, errónea, mala o maligna. Yo recupero todos los aspectos y extensiones de mi alma que se encuentren perdidos o atrapados en sus propios sentimientos de juicio, condena, vergüenza, culpa, resentimiento, trauma, ira y depresión.
Yo invoco una dispensación kármica especial al Consejo Kármico, la Gran Hermandad Blanca y al Arcángel Metatrón, para la liberación de todo este dolor y sufrimiento y una reconexión completa al amor incondicional.
Yo ahora llevo a todos estos aspectos de mí ser de vuelta hacia mi/nuestra Alma/Mónada, a través de mi corazón.
Observa a todos estos aspectos del Alma y extensiones del Alma regresando a tu corazón e intégralos hacia arriba por tu Antakarana, hacia tu Estrella del Alma sobre tu cabeza, de vuelta a tu Alma.
Yo invoco una absolución kármica para toda la humanidad y ofrezco esto como un regalo de mi Amor Divino y Compasión por el sufrimiento de todos.
También extiendo este regalo de dispensación kármica a todos los seres en todas las dimensiones, a lo largo del espacio y el tiempo. Yo extiendo mi esencia de compasión divina como un regalo de Gracia para que todos recuerden su verdadera esencia de Amor Divino y recuerden que todos somos divinamente perfectos a pesar de lo que hagamos, pensemos o sintamos.
¡Yo perdono TODO, a través del Amor, la Gracia y la Compasión que YO SOY!
¡Yo Perdono! ¡Yo Perdono! ¡Yo Perdono!
¡Somos Perdón Divino! ¡Somos Compasión Divina! ¡Somos Completos! ¡Somos Perfectos! ¡Somos Amor! ¡Somos Luz! ¡Somos Uno!
¡Co-Crea el Cielo en la Tierra!

Desconozco su autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada