Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 28 de marzo de 2013

El Papa Francisco fustigó en su homilía de la misa crismal del Jueves Santo, celebrada en la basílica de San Pedro, a los sacerdotes "tristes" que terminan por ser "un intermediario" o un "gestor" y que "no se juegan la piel ni el corazón"


El Carabobeño 28 marzo 2013

Papa Francisco fustigó durante misa a los sacerdotes "tristes"

AFP | EFE
El papa Francisco fustigó en su homilía de la misa crismal del Jueves Santo, celebrada en la basílica de San Pedro, a los sacerdotes "tristes" que terminan por ser "un intermediario" o un "gestor" y que "no se juegan la piel ni el corazón".
Ante 1.600 religiosos, entre ellos varios cardenales y obispos, el nuevo Papa dio su visión de la Iglesia y exhortó al clero a "salir de sí mismo", un principio que ha repetido en varias ocasiones desde que fue elegido el pasado 13 de marzo.
"El sacerdote que sale poco de sí, que unge poco -no digo 'nada' porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios- se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral. El que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor", dijo.
El papa argentino, que celebra por primera vez los ritos de la Semana Santa desde el Vaticano, invitó a vivir el sacerdocio con pasión.
"Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor 'ya tienen su paga', y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón. De aquí proviene precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con 'olor a oveja', pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres", explicó Francisco, con un estilo directo y claro.
"Es verdad que la así llamada crisis de identidad sacerdotal nos amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización; pero si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor y echar las redes", afirmó.
"Es bueno que la realidad misma nos lleve a ir allí donde lo que somos por gracia se muestra claramente como pura gracia, en ese mar del mundo actual donde sólo vale la unción -y no la función- y resultan fecundas las redes echadas únicamente en el nombre de Aquél de quien nos hemos fiado: Jesús", agregó.
En su homilía, el Papa latinoamericano, llamó a los sacerdotes a servir "a los "pobres", a "los cautivos" y a "los oprimidos" y llegar a "las periferias, donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión de los que quieren saquear su fe", afirmó.
El Papa argentino celebrará los ritos de la Semana Santa según la tradición. La única novedad, es que Francisco celebrará este jueves por la tarde una misa en la cárcel para menores Casal del Marmo de Roma durante la cual lavará los pies a algunos jóvenes detenidos, siguiendo una tradición que cumplía cuando era arzobispo de Buenos Aires.
Según la "expresa voluntad" de Francisco, la ceremonia será "sumamente sencilla" y la misa no se retransmitirá en directo.

Nuevo arzobispo de Buenos Aires

El papa Francisco ha nombrado al obispo Mario Aurelio Poli, de 65 años, arzobispo de Buenos Aires, la archidiócesis que él ha guiado hasta ser elegido pontífice el pasado 13 de marzo.
Mario Aurelio Poli, hasta ahora obispo de Santa Rosa, nació en Buenos Aires el 29 de noviembre de 1947. Estudió Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires, donde se licenció en Servicio Social.
Es también doctor en Teología por la Universidad Pontificia Católica de Buenos Aires.
A los 22 años entró en el seminario metropolitano de Buenos Aires y fue ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 1978, incardinado en la capital argentina.
Como presbítero prestó servicios de vicario parroquial en la parroquia de San Cayetano (1978-1980), superior del Seminario Mayor (1980-1987); capellán de las Siervas del Espíritu Santo (1988-1991), asistente eclesiástico de la asociación seglar Fraternidades y Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (1988-1992).
En 2002 fue nombrado obispo titular de Abidda y auxiliar de Buenos Aires. El 24 de junio de 2008 fue nombrado obispo de Santa Rosa, cargo que ocupaba actualmente.
Dentro de la Conferencia Episcopal Argentina es presidente de la comisión episcopal para la catequesis y la pastoral bíblica.
Francisc celebrÓ por primera vez los ritos de la Semana Santa desde el Vaticano. (Foto AFP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada