Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

domingo, 17 de marzo de 2013

Tan frágil y a la vez tan aguantador, el papel como objeto es susceptible de ser destruido, rasgado por las manos del hombre, pero como sujeto del arte, es capaz de sostener ideas, desde las más comprometidas hasta las más íntimas. Y es que en él igual se escriben proclamas como asientan emociones. Todas las emociones.


Ramsés Larzábal exhibe en Valencia su "Continente de papel"

imageRotate
Se podrá ver hasta el 21 de abril
JUAN ANTONIO GONZÁLEZ |  EL UNIVERSAL
sábado 16 de marzo de 2013  12:00 AM
Tan frágil y a la vez tan aguantador, el papel como objeto es susceptible de ser destruido, rasgado por las manos del hombre, pero como sujeto del arte, es capaz de sostener ideas, desde las más comprometidas hasta las más íntimas. Y es que en él igual se escriben proclamas como asientan emociones. Todas las emociones. 

El artista Ramsés Larzábal sabe de las capacidades expresivas de este soporte. También de su poder como fuente de inspiración y de obra en sí mismo, al punto que, a partir de mañana, a las 11:00 am, mostrará en el Gabinete del Dibujo y de la Estampa de Valencia (Gdev), ubicado en la urbanización Santa Cecilia de la ciudad carabobeña, una importante cantidad de obras que como fragmentos de un todo darán forma a Continente de papel, que cuenta con la curaduría de Lizett Alvarez Ayesteran, directora del Gdev. 

Sobre su primera muestra individual en su ciudad natal, dice el artista: "Siempre he trabajado con el papel de manera íntima, en mi casa, bien desde técnicas como el collage o transformándolo en materia conceptual". Ello explica, por ejemplo, la presencia en la exhibición de un volumen escultórico realizado con una bovina de papel intervenida por el artista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada