Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 22 de marzo de 2013

En los 55 años de reapertura de la UC Doctorado Honoris Causa a maestro Atilio Perdomo

Notitarde 21/03/2013 
 En los 55 años de reapertura de la UC

Doctorado Honoris Causa a maestro Atilio Perdomo


Valencia, marzo 21 (Vanessa Carreño Rojas).- Entre aplausos y ovaciones fue enaltecido el doctor Atilio José Perdomo Bonometti, pionero de la cirugía maxilofacial en la región y académico, quien ha dedicado su vida al servicio de los más desposeídos. La labor desarrollada durante su amplia trayectoria lo hizo merecedor del Doctorado Honoris Causa en Odontología de la Universidad de Carabobo. 

La mañana de este jueves la alegría se apoderó de los espacios del Paraninfo de la máxima casa de estudios de la entidad, lugar que estuvo repleto de familiares, amigos, ex alumnos, así como de estudiantes de la Facultad de Odontología, quienes -con lágrimas en los ojos y de pie- celebraron la imposición de la medalla y la entrega del diploma al doctor Perdomo Bonometti, por parte de las autoridades universitarias.

El acto de conferimiento de la más alta distinción de la UC, que se inició alrededor de las 10:00 de la mañana, se realizó en el marco de la celebración de los 55 años de reapertura de esta institución de educación superior. Estuvo presidido por la rectora de la Universidad de Carabobo, profesora Jessy Divo de Romero; el vicerrector Académico, Ulises Rojas; el vicerrector Administrativo, José Ángel Ferreira; el secretario de la institución, Pablo Aure y la decana de la Facultad de Odontología, Yngrid Acosta. 

Con medalla al cuello y diploma en mano, el Doctor Honoris Causa de la UC, Atilio Perdomo Bonometti, -conmovido y agradecido por tan honorífica distinción- destacó durante su discurso la importancia de que “los estudiantes manejen las enseñanzas adquiridas con gran esmero y responsabilidad ante aquellos pacientes que recurren en la búsqueda de atención a sus problemas de salud odontológica y nosotros los profesores estamos en la obligación de estimular a los educandos sobre esa idea, como complemento a su formación integral”.

Por su parte, la rectora de la UC, Jessy Divo de Romero, en su intervención expresó que el doctor Perdomo Bonometti “es un ser humano excepcional, de muchas cualidades personales, que ha sumado a su periplo vital, aportes en la docencia y en la investigación”.

-Maestro de muchas generaciones de estudiantes, de odontólogos y cirujanos de la Facultad de Odontología, que han encontrado en las lecciones impartidas por él, una oportunidad para su ejercicio profesional y también para la vida, manifestó la primera autoridad de la institución.

Previo a la exaltación de la labor del nuevo Doctor Honoris Causa de la Universidad de Carabobo, la máxima autoridad ucista se refirió a la conmemoración -este 21 de marzo- de los 55 años de reapertura de la casa de estudios. 

Manifestó que desde su reapertura en el año 1958, la UC se percibe como un espacio para el saber y el conocimiento de las ciencias, el arte y la filosofía. Y, “55 años ha significado la construcción de una universidad democrática, autónoma, incluyente, participativa, científica y humanista, investigativa, innovadora y emprendedora”.

Señaló que, desde su creación hasta la fecha, esta casa de estudios ha sido centro de progreso, generadora de conocimientos fundamentales para el desarrollo y formadora de ciudadanía.

En ese sentido, resaltó que hoy la UC “convoca al país al rescate de las instituciones respetables, confiables, útiles, que acuden y resuelven dentro de la ley, que ofrecen certidumbre y no angustia, que garantizan a las personas seguridad, confianza, vías de solución y ánimo para avanzar y progresar”. 

Vale mencionar que, Óscar Mora, ex alumno del doctor Perdomo, fue el encargado de exponer la amplia y hermosa semblanza del distinguido, en la que resaltó, además de la vida, también la obra del fundador del único postgrado de Cirugía Bucomaxilofacial en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada