Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Tiempo de Adviento: Este año 2014, comienza el domingo 30 de noviembre, y se prolonga hasta el 23 de diciembre. En el segundo periodo se orienta más directamente a la preparación de la Navidad. Su nos invita a vivir con más alegría, porque estamos cerca del cumplimiento de lo que Dios había prometido. Los evangelios de estos días nos preparan ya directamente para el nacimiento de Jesús.En cuanto a las lecturas de las misas dominicales, las primeras lecturas son tomadas de Isaías y de los demás profetas que anuncian la Reconciliación de Dios y, la venida del Mesías. En los tres primeros domingos se recogen las grandes esperanzas de Israel...Los salmos responsoriales cantan la salvación de Dios que viene; son plegarias pidiendo su venida y su gracia. Las segundas lecturas son textos de San Pablo o las demás cartas apostólicas, que exhortan a vivir en espera de la venida del Señor. El color de los ornamentos del altar y la vestidura del sacerdote es el morado, igual que en Cuaresma, que simboliza austeridad y penitencia


Segundo Domingo: 7 de diciembre
La conversión, nota predominante de la predicación de Juan Bautista. Durante la segunda semana, la liturgia nos invita a reflexionar con la exhortación del profeta Juan Bautista: "Preparen el camino, Jesús llega" y, ¿qué mejor manera de prepararlo que buscando ahora la reconciliación con Dios? En la semana anterior nos reconciliamos con las personas que nos rodean; como siguiente paso, la Iglesia nos invita a acudir al Sacramento de laReconciliación (Confesión) que nos devuelve la amistad con Dios que habíamos perdido por el pecado. Encenderemos la segunda vela morada de la Corona de Adviento, como signo del proceso de conversión que estamos viviendo.
Durante esta semana puedes buscar en los diferentes templos que tienes cerca, los horarios de confesiones disponibles, para que cuando llegue la Navidad, estés bien preparado interiormente, uniéndote a Jesús y a los hermanos en la Eucaristía.  
  • SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO 2014:

    Tiempo de Adviento.

    PRIMERA LECTURA DE LA MISA

    Lectura del Profeta Isaías Is 40, 1-5. 9-11.
    Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios;
    hablad al corazón de Jerusalén, gritadle: que se ha cumplido su servicio, y está
    pagado su crimen,
    pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados.
    Una voz grita: En el desierto preparadle un camino al Señor;
    allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios;
    que los valles se levanten, que los montes y colinas se abajen,
    que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale.
    Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres juntos —ha hablado la
    boca del Señor—.
    Súbete a lo alto de un monte, heraldo de Sión,
    alza con fuerza la voz, heraldo de Jerusalén, álzala, no temas,
    di a las ciudades de Judá: aquí está vuestro Dios.
    Mirad: Dios, el Señor, llega con fuerza, su brazo domina.
    Mirad: le acompaña el salario, la recompensa le precede.
    Como un pastor apacienta el rebaño, su mano los reúne.
    Lleva en brazos los corderos, cuida de las madres. 

    SALMO RESPONSORIAL DE LA MISA

    Salmo responsorial Sal 84, 9ab-10. 11-12. 13-14
    V/. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
    R/. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
    V/. Voy a escuchar lo que dice el Señor: «Dios anuncia la paz a su pueblo y a sus
    amigos.»
    La salvación está ya cerca de sus fieles y la gloria habitará en nuestra tierra.
    R/. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
    V/. La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se besan;
    la fidelidad brota de la tierra y la justicia mira desde el cielo.
    R/. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
    V/. El Señor nos dará la lluvia, y nuestra tierra dará su fruto.
    La justicia marchará ante é1, la salvación seguirá sus pasos.
    R/.. Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación. 

    SEGUNDA LECTURA DE LA MISA

    Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pedro 3, 8-14.
    Queridos hermanos:
    No perdáis de vista una cosa: para el Señor un día es como mil años y mil años
    como un día.
    El Señor no tarda en cumplir su promesa, como creen algunos.
    Lo que ocurre es que tiene mucha paciencia con vosotros, porque no quiere que
    nadie perezca, sino que todos se conviertan.
    El día del Señor llegará como un ladrón.
    Entonces el cielo desaparecerá con gran estrépito; los elementos se desintegrarán
    abrasados y la tierra con todas sus obras se consumirá.
    Si todo este mundo se va a desintegrar de este modo, ¡qué santa y piadosa ha de
    ser vuestra vida!
    Esperad y apresurad la venida del Señor, cuando desaparecerán los cielos
    consumidos por el fuego y se derretirán los elementos.
    Pero nosotros, confiados en la promesa del Señor, esperamos un cielo nuevo y
    una tierra nueva, en que habite la justicia.
    Por tanto, queridos hermanos, mientras esperáis estos acontecimientos, procurad
    que Dios os encuentre en paz con Él, inmaculados e irreprochables. 

    ALELUYA

    Aleluya Lc 3, 4. 6
    Si no se canta, puede omitirse.
    Aleluya, aleluya.
    Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; y todos verán la salvación del
    Señor.
    Aleluya. 

    EVANGELIO DE LA MISA

    Lectura del santo Evangelio según San Marcos 1, 1-8
    Comienza el Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.
    Está escrito en el Profeta Isaías: Yo envío mi mensajero delante de ti para que te
    prepare el camino.
    Una voz grita en el desierto: Preparadle el camino al Señor, allanad sus senderos.
    Juan bautizaba en el desierto: predicaba que se convirtieran y se bautizaran, para
    que se les perdonasen los pecados. Acudía la gente de Judea y de Jerusalén,
    confesaban sus pecados y él los bautizaba en el Jordán.
    Juan iba vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura y se
    alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y proclamaba :
    —Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para
    desatarle las sandalias.
    Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo. 

Año Litúrgico 2014-2015

La siguiente es una imagen animada del año litúrgico 2014-2015 según el rito católico romano. Se llama "año litúrgico" o "año cristiano" al tiempo que oscila entre el primer domingo de Adviento y la última semana de tiempo ordinario durante el cual la Iglesia celebra todo el Misterio de Cristo, desde su nacimiento hasta su segunda venida. Se puede decir que el año litúrgico se compone de tiempos: tiempos fuertes y tiempo ordinario. Los tiempos fuertes son, Adviento, Navidad, Cuaresma y Pascua, en los cuales se celebra un misterio concreto de la historia de la salvación. El Tiempo Ordinario en el cual no se celebra ningún aspecto concreto, sino más bien el mismo Misterio de Cristo en su plenitud, especialmente en los domingos. El Tiempo Ordinario, a su vez, se divide en dos partes y en total dura 33 ó 34 semanas. Nótese que en la imagen abajo se ha resaltado la fecha correspondiente a 2014-12-07.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada