Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

viernes, 19 de diciembre de 2014

Me referiré y tomaré ejemplos especialmente de Venezuela, mi país, pues tengo a mano y con conocimiento de causa los acontecimientos que aquí han ocurrido y ocurren. Saturno, que entrará a Sagitario el 23 de diciembre, luego retrogradará y volverá a Sagitario a mediados de junio 2015 para permanecer allí casi tres años, tendrá una particular influencia en mi país, ya que con esta posición astral, Venezuela “nació” como nación libre e independiente el 5 de julio de 1811, y también con esta posición planetaria se produjeron los hechos del 23 de enero de 1958, que dieron inicio a la etapa democrática venezolana.Ya vimos un “abreboca” de lo que será el efecto de Saturno sobre el Sol de Maduro (muy cerca de estar en la conjunción exacta con su Sol natal), con las sanciones aprobadas por Estados Unidos contra funcionarios del gobierno venezolano. Pero esto, apenas comienza… El año 2015 estará marcado por el retorno de Saturno al signo de Sagitario; dicho planeta en este signo marca sus energías hacia las áreas política e ideológica, anunciando importantes cambios, aperturas en posiciones dogmáticas, y favorece la aplicación práctica de ideales, metas, proyectos, y a la vez indica un tiempo muy favorable para fundar o refundar países, instituciones, o desarrollar nuevas leyes y constituciones.La llegada del Espíritu de la Navidad se relaciona con la entrada del Sol a Capricornio, momento en que se produce el solsticio de invierno, cuando nuestro astro rey se encuentra en la parte más alta del zodíaco y se produce la noche más larga del año en la latitud norte. Una energía muy especial inunda al globo terráqueo.En esa ocasión, el Sol llegará a Capricornio el domingo 21 de diciembre a las 06:34 de la tarde, hora de Venezuela (23:04 GMT), y como mencioné, en un momento cósmico muy especial: la Luna, al poco rato, a las 8:56 de la noche, hora venezolana (22 diciembre, 01:26 GMT) también llegará a Capricornio, y completará un total de cinco astros en este mismo signo (Mercurio, Venus, Plutón, Sol y Luna), formando un “stellium”, es decir, una conglomeración planetaria.Por tanto, las características que acompañan al solsticio de invierno, al Espíritu de la Navidad, estarán muy acentuadas, porque además del Sol, que activa el alma y la esencia de esta franja del zodíaco, estará la Luna, que nos conecta emocionalmente con ese instante; Mercurio, que nos da la conexión mental; Venus que nos envuelve con la energía del amor, y Plutón, que marcará un tiempo de profunda transformación y renacimiento, en nuestro ser esencial, en nuestros hábitos y procesos psíquicos, en nuestras estructuras mentales y en nuestro mundo afectivo. Esa misma noche del 21 de diciembre, la Luna, a las 9:07pm., hora venezolana (22 diciembre, 01:37 GMT), se juntará con el Sol y provocará la Luna Nueva, la que no se ve pero cuyos efectos nos hacen más conscientes y nos dan mayor claridad mental; es la última Luna Nueva del año y cuyo ciclo mensual nos favorece para el inicio de nuestras metas hacia el 2015.

VIERNES, 19 DE DICIEMBRE DE 2014

Tendencias astrológicas para 2015

Textos extraídos del blog "Termómetro Zodiacal" de Pedro González Silva.
El año 2015 estará marcado por el retorno de Saturno al signo de Sagitario; dicho planeta en este signo marca sus energías hacia las áreas política e ideológica, anunciando importantes cambios, aperturas en posiciones dogmáticas, y favorece la aplicación práctica de ideales, metas, proyectos, y a la vez indica un tiempo muy favorable para fundar o refundar países, instituciones, o desarrollar nuevas leyes y constituciones.

Sagitario se refiere a la mente abstracta, a la creatividad del ser humano, por lo que sus cualidades incitan al desarrollo de conceptos e ideologías; mientras que Saturno, que es práctico y constructor, dará la condiciones para que las ideas abstractas se materialicen, se lleven a lo concreto.

Me referiré y tomaré ejemplos especialmente de Venezuela, mi país, pues tengo a mano y con conocimiento de causa los acontecimientos que aquí han ocurrido y ocurren. Saturno, que entrará a Sagitario el 23 de diciembre, luego retrogradará y volverá a Sagitario a mediados de junio 2015 para permanecer allí casi tres años, tendrá una particular influencia en mi país,  ya que con esta posición astral, Venezuela “nació” como nación libre e independiente el 5 de julio de 1811, y también con esta posición planetaria se produjeron los hechos del 23 de enero de 1958, que dieron inicio a la etapa democrática venezolana.

La entrada de Saturno en Sagitario marcará un ciclo para Venezuela, que bien podríamos catalogar de “refundación”. El paso de Saturno por Sagitario favorece en general procesos de reestructuración y renovación ideológicos y legales, y se sincroniza con y hechos tales como renovación de poderes públicos, elecciones parlamentarias o constituyente.

Será interesante observar los efectos que Saturno al entrar en Sagitario provocará en el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pues el mandatario pertenece a este signo del zodíaco y tiene el Sol de su carta astral empezando la franja sagitariana, y allí se posará Saturno dos veces, a fines de este año, y a mediados del 2015.

Saturno se relaciona con experiencias difíciles que requieren de temple y disciplina, y en el caso de Maduro, de acuerdo a su mapa natal, esas experiencias pueden provenir de las relaciones internacionales y de las definiciones ideológicas. Saturno es el astro del “karma”, es decir de acciones del pasado que regresan a nuestras vidas como un efecto que debemos enfrentar y corregir.

Ya vimos un “abreboca” de lo que será el efecto de Saturno sobre el Sol de Maduro (muy cerca de estar en la conjunción exacta con su Sol natal), con las sanciones aprobadas por Estados Unidos contra funcionarios del gobierno venezolano. Pero esto, apenas comienza…  

URANO Y PLUTÓN A FONDO…

El último mes de este año 2014 que concluye, marcará la pauta de lo que será el 2015. Urano y Plutón, que desde 2010 vienen marcando un notorio efecto sobre nuestro país, estarán de nuevo y con más fuerza, haciendo un contacto que técnicamente se denomina “cuadratura”. La carta astral de comienzo de 2015 está signada por esta “cuadratura”.

En términos astrológicos, una cuadratura indica un momento de gran tensión donde hay que decidir entre dos opciones, y que de alguna forma genera rupturas, incompatibilidades o cambios de rumbo.

En el caso de Venezuela, el efecto será mucho mayor que en otras partes del mundo, pues Urano desde Aries y Plutón desde Capricornio, tocarán el Sol de su carta astral en Cáncer por última y definitiva vez, y “sacudirán” a nuestro país en su esencia misma, a sus poderes públicos, al liderazgo nacional. Junto a Venezuela, el otro país que tendrá esta misma influencia sobre su Sol, es nada más y nada menos que Estados Unidos, y este hecho, por lo que representa esta potencia, genera influencias para el resto del mundo.

El efecto de Urano, de características más externas, habla de un ciclo renovador pero a la vez algo anárquico, que puede traernos eventos inesperados, sorpresivos. Por su parte, Plutón, de efecto más interno y a la vez más intenso, no solamente tenderá a destruir estructuras caducas, sino que marcará importante influencia en la psicología colectiva y en nuestro modo de producción y modelo económico.

La última vez que Plutón ejerció de manera tan directa una influencia sobre el Sol de Venezuela, fue en tiempos de  Juan Vicente Gómez, cuando en lo económico pasamos de ser un país agrícola, a ser un país petrolero. Sin duda con esta nueva influencia viviremos una etapa de redefinición en relación con nuestra industria petrolera, así como en el mercado petrolero mundial.

El editor de la revista Zeta y el diario El Nuevo País, Rafael Poleo, ha venido escribiendo sobre las negociaciones de Cuba con la Unión Europea, para pasar a un nuevo modelo económico y democratizarse, y que con ello llevaría de la mano a Venezuela. Ahora, se acaba de anunciar un histórico reinicio de relaciones entre Estados Unidos y el país caribeño.

Todo esto que está ocurriendo guarda relación con los aspectos astrológicos que se están formando, y es apenas una pequeña muestra de lo que vendrá en 2015.

La revolución cubana es capricorniana y Plutón transita sobre este signo, que además está frente a Cáncer (signo complementario de Capricornio), y al cual pertenecen Estados Unidos y Venezuela, de tal forma que los cambios a fondo que marca este astro, sean económicos, políticos o sociales, “moverán” a estos tres países en forma casi simultánea.

LOS NODOS LUNARES

Es muy significativa la influencia de los nodos lunares, los puntos del karma y la misión de vida, que se encuentran en el eje Libra-Aries.

El karma del nodo sur en Aries, nos lleva a vivir y repetir experiencias relacionadas con la confrontación, la guerra y la intolerancia, pero el aprendizaje, la misión que marca el nodo norte, nos enrrumba, y hay hechos que empiezan a demostrarlo a nivel mundial, hacia la paz, la negociación, el entendimiento, los acuerdos.

En la segunda mitad del año, los puntos del destino (nodos lunares) entran a Virgo y Piscis. El karma del nodo sur en Piscis se relaciona con vivencias místicas, espirituales, pero también con lo ilícito, con no saber establecer límites entre el bien y el mal, y el aprendizaje en Virgo habla de poner orden y sentido práctico a aquello que sentimos como impulso espiritual, y nos habla de un aprendizaje relacionado con discernir entre el bien y el mal, nos habla de un tiempo en que el trabajo en equipo, la capacidad de análisis y la vacación de servicio, serán los valores que darán norte a los avances que podamos tener en lo individual y colectivo.

Esta posición de los Nodos Lunares la tiene Venezuela en su carta astral, y ello indica que el país entrará en un ciclo predestinado que lo llevará a corregir sus karmas, relacionados con actos impulsivos, emocionales y llenos de fanatismo, y cumplir un aprendizaje donde el raciocinio, el análisis, el trabajo en equipo y el orden, serán las herramientas para avanzar.

Esta posición de los nodos que se prolongará hasta 2016, marcará un antes y un después en la historia venezolana, pero también ejercerá influencia a nivel mundial, especialmente en los ámbitos religioso, espiritual, de salud, laboral, y en la forma en que funciona la administración pública en los diversos países del mundo.

** Tengan todos una muy feliz navidad y año nuevo!! Nos despedimos hasta el 4 de enero de 2015 cuando publicaremos nuestro primer artículo del año.

DOMINGO, 14 DE DICIEMBRE DE 2014

Espíritu de Navidad con “stellium” y Luna Nueva

Las energías cósmicas que por estas fechas decembrinas se producen para traernos el “Espíritu de la Navidad”, tendrán en esta ocasión unos componentes muy especiales, como veremos a continuación.

La llegada del Espíritu de la Navidad se relaciona con la entrada del Sol a Capricornio, momento en que se produce el solsticio de invierno, cuando nuestro astro rey se encuentra en la parte más alta del zodíaco y se produce la noche más larga del año en la latitud norte. Una energía muy especial inunda al globo terráqueo.

Este momento cósmico celebrado en ritos iniciáticos desde muchos siglos atrás, ha creado un “egregor”, un campo de energía vibratorio que nos envuelve por estos tiempos; esa es la esencia del Espíritu de la Navidad; es un estado de ánimo colectivo.

En esa ocasión, el Sol llegará a Capricornio el domingo 21 de diciembre a las 06:34 de la tarde, hora de Venezuela (23:04 GMT), y como mencioné, en un momento cósmico muy especial: la Luna, al poco rato, a las 8:56 de la noche, hora venezolana (22 diciembre, 01:26 GMT) también llegará a Capricornio, y completará un total de cinco astros en este mismo signo (Mercurio, Venus, Plutón, Sol y Luna), formando un “stellium”, es decir, una conglomeración planetaria.

Por tanto, las características que acompañan al solsticio de invierno, al Espíritu de la Navidad, estarán muy acentuadas, porque además del Sol, que activa el alma y la esencia de esta franja del zodíaco, estará la Luna, que nos conecta emocionalmente con ese instante; Mercurio, que nos da la conexión mental; Venus que nos envuelve con la energía del amor, y Plutón, que marcará un tiempo de profunda transformación y renacimiento, en nuestro ser esencial, en nuestros hábitos y procesos psíquicos, en nuestras estructuras mentales y en nuestro mundo afectivo.

Esa misma noche del 21 de diciembre, la Luna, a las 9:07pm., hora venezolana (22 diciembre, 01:37 GMT), se juntará con el Sol y provocará la Luna Nueva, la que no se ve pero cuyos efectos nos hacen más conscientes y nos dan mayor claridad mental; es la última Luna Nueva del año y cuyo ciclo mensual nos favorece para el inicio de nuestras metas hacia el 2015.

Con esta Luna Nueva que nos da un mayor estado de conciencia, resulta mucho más favorable proyectar en nuestras mentes los deseos, metas y propósitos que tradicionalmente formulamos en esta época del año.

Este domingo 21, como paso previo a la cena navideña del 24, compartamos con nuestros seres queridos, y bajo esta energía tan especial formulemos nuestros deseos y propósitos para 2015.

Aprovechemos esta reunión con seres queridos el 21 de diciembre, para hacer un ritual bajo esta energía cósmica tan intensa.  A la hora en que el Sol entra a Capricornio, tengamos a mano una mesa y allí colocaremos un plato, y en el centro del plato una vela naranja la cual podemos frotar con esencia de mandarina, y rodeamos el plato con 15 mandarinas. Prendamos la vela al momento en que el Sol entre a Capricornio.

En la misma mesa coloquemos un incienso de mandarina sin prender, y un pequeño recipiente de vidrio vacío. Al momento de hacer el ritual, repartamos entre los invitados pequeños papelitos y lápices.

Esperemos a que sea la hora de la Luna Nueva, y prendemos el incienso, y nos disponemos a escribir nuestros deseos; para enfocar bien nuestra mente, lo mejor es que sean pocos deseos, y que sean cosas que de verdad deseemos intensamente. Preferible un máximo de tres deseos personales. Mientras escribimos cada deseo o meta, visualicemos en nuestra mente cada uno de ellos, hagamos una imagen mental del deseo, como si ya estuviera realizado.

Cada quien doblará su papel y lo echará en el recipiente. Una vez hecho esto, rezaremos todos: “Espíritu de la Navidad, pensamiento de luz y pureza, nueva vida cobras hoy; has que lo bueno se precipite en mi vida, te lo pido en nombre de Dios Todopoderoso, Amén”.

Por último, con sumo cuidado, quemaremos todos los papeles en el recipiente (podemos ayudarnos agregando un poquito de alcohol). Dejemos que se consuma la vela, mientras disfrutamos de la cena navideña.

La razón de quemar los papeles es practicar el desapego, que es un requisito importante para que un ritual funciones; es decir, una vez hagamos el ritual, debemos desapegarnos del resultado, soltar, no darle vueltas en la cabeza ni estar pendientes de cuándo se hará realidad lo que pedimos. Lo que sí es importante es que en nuestra vida diaria hagamos cosas que nos acerquen a nuestra meta, pues el poder mental tiene que estar acompañado de la acción física, de la intención, pero a la vez, con desapego a los resultados para dejar que la energía fluya.

INTENSAS ENERGÍAS CAPRICORNIANAS

En este ciclo las energías de Capricornio estarán en su máximo nivel; este es un signo con una gran capacidad de trabajo,  perseverante, tenaz, concentrado en sí mismo, es el estructurador del zodíaco, el que concreta, el que da forma a las cosas, es el signo de la responsabilidad, del esfuerzo sostenido.

Necesita sentirse útil y es a la vez utilitarista, es decir, mide las cosas y personas de acuerdo a su utilidad. Aquí es donde se encuentra el gran aprendizaje de Capricornio que lo llevará a evolucionar, pues la energía poco desarrollada de este signo lo vuelve egoísta, con tendencia a utilizar a los demás, a no establecer lazos afectivos a menos que vea primero algo de lo cual puede sacar provecho. Eso lo puede llevar a ser demasiado materialista y avaro.

Sin embargo en Capricornio se encuentra el germen de la evolución espiritual a través de búsquedas internas, de la soledad que siente cuando su alma vive un proceso de crecimiento; un proceso que está lleno de sacrificios y duras pruebas que lo fortalecen y le hacen templar su alma.

EL MAESTRO SATURNO

Saturno es el planeta regente de Capricornio, y que actualmente finaliza su recorrido por Escorpio, indicando procesos de alquimia espiritual, que nos llevan a tocar fondo, a conectarnos tal vez con las experiencias más sórdidas, para luego renacer hacia el mundo luminoso.

Saturno es el gran maestro que con su sabiduría y severidad nos encamina; se asocia al “karma” porque las “pruebas” de este astro son la consecuencia de nuestros actos anteriores, que regresan a nuestras vidas para que sean corregidos.

A las pocas horas de producirse el Espíritu de la Navidad, Saturno hará su primer contacto con Sagitario, marcando un ciclo en el que los ideales tendrán que pasar la prueba de la viabilidad; allí veremos qué ideas son factibles, y aquellos que conecten su creatividad con la disciplina, verán cómo sus sueños y metas se concretan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada