Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Voy más por este lado contemplativo de la vida espiritual con base en la fe católica...no la elitesca de los dos grupos anteriores, aclarando que estudiando en la UCAB fui llamada a formar parte del Opus Dei y al conocer sus planteamientos hice mutis por el foro y adiós...

Cristo de San Juan de la Cruz . Salvador Dalì
España: Isabel Bernardo gana el Fernando Rielo de Poesía Mística
El XXXIV Premio Mundial ha sido entregado en Salamanca. Entre doce finalistas de Argentina, España, Estados Unidos, México y Puerto Rico
Por Isabel Orellana Vilches
SALAMANCA, 13 de diciembre de 2014 (Zenit.org) - La española Isabel Bernardo, de Salamanca, ha obtenido el XXXIV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, en un solemne acto celebrado este viernes 12 de diciembre de 2014 en el Aula Magna de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Asimismo, ha obtenido Mención de Honor la obra Para llegar a Ti, de la también española Teresa de Jesús Rodríguez Lara (San Cristobal de la Laguna, Tenerife), caracterizada por una poesía llena de dulzura y suavidad, que fluye sin ambages, y en la que la voz del poeta se vierte desnuda y apasionada: “Hoy invoco tu nombre / y te pido la palabra exacta / para escribir los versos nunca dichos / al amor de tu lumbre”. Es poesía de búsqueda en recogimiento y sencillez: “Aquí me tienes, Señor, / entre estas paredes de soledad / insoslayable / buscando tu Presencia / en la pequeñez del verso”.
La poetisa suplica, exclama, se confiesa: “Dame una gota de fe, / no más, solo una gota”. Hay sinceridad y transparencia huyendo de todo fingimiento y artificio. El yo lírico solo aspira a enunciar su sentimiento enamorado, no privado de cierta duda y angustia, que sin embargo se plasman con delicadeza: “Si te llamo y no respondes / ¡qué añoranza de Ti / nieva en mi vida! / Y, sin embargo, / sé que te conmueves / al escuchar mi voz”. Una obra en la que brilla siempre en la obra la esperanza, el ensueño, la alegría del amor divino que todo lo hermosea: “El aire se adelgaza /…/ y un perfume de azahar / lo invade todo, / un aroma de Dios / de honda belleza”.
A juicio del Jurado,Isabel Bernardo, ganadora de la presente edición del Premios, sabe transmitir, con lenguaje expresivo y recursos eficaces, la huella de la presencia divina en todas las cosas, que solo puede encontrarse en la purificación, en el dolor del amor: “Y me duele la palabra muda, el pensamiento yerto, / y esa pena plomiza que luce el árbol / en la soledad ardida de sus ramas. / Y es que no sabemos vivir desnudos, Padre,/ no sabemos vivir muertos. / Y tú, sin embargo, ahí, / en el silencio de la noche oscura, / sin ropas, / tan cerca”. Pero en la auténtica purificación debe surgir el inmenso amor divino: “Y ahora, cuando ya nada parece certero, / cuando todo zozobra en un ayer desdibujado, / inaprensible, / una necesidad infinita de amor se inflama en mis adentros”. El vocabulario es culto y la sintaxis precisa, empleando con destreza la metáfora, la sinestesia y la aliteración: “La vida me pesa, Padre, / mientras pasa”. Se observa sensibilidad y ternura en lo pequeño: “esta mañana me he / despertado cantándole / a esa hoja de otoño…”. Y en la miseria, y soledad del ser humano: “Hay una soledad infecunda a mi alrededor / de hombres abandonados”..
El Jurado lo integraba: el P. Don Jesús Fernández Hernández, Presidente del Jurado y de la Fundación Fernando Rielo; el Dr. José María López Sevillano (España), crítico literario y secretario Permanente del Premio; el Dr. Santiago Acosta Aide, (Ecuador), crítico literario, y el Dr. Don Antonio Colina (Salamanca).
Datos biográficos de Isabel Bernardo
Isabel Bernardo Fernández (Salamanca, 1963) Cursó estudios de Medicina en la Facultad de Salamanca. Se formó en Oratoria y Retórica en la Universidad Pontificia de Salamanca. Durante unos años ejerció como empresaria autónoma.
En la actualidad es escritora, columnista de prensa y poeta.
Miembro de diferentes tertulias literarias (Papeles del Martes, Ateneo, Papeles del Novelty, Atril…), ha coordinado clubes de lectura, encuentros literarios, homenajes taurinos y recitales poéticos en diferentes instituciones culturales, y presentaciones de libros de distintos autores. Dirigió también el taller de narrativa Tricot de Letras. Colabora con la Casa de la Iglesia (Pastoral de la carretera) en diferentes actos.
Ha sido pregonera de diferentes municipios y festividades: La fiesta de la cereza, Corpus Christie, Centro Castellano Leonés de Barcelona, Exaltación de la Navidad de la Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Despojado de las Vestiduras, Bolsín Taurino Mirobrigense, y Los toros a escena.
Ingresó en la Academia de Gastronomía de Castilla y León en el año 2005 con el discurso de ingreso “La cocina romántica del XIX, con G de Galdós”. En la actualidad ocupa el cargo de Secretaria en la Academia de Gastronomía de Salamanca.
Del 2007 al 2009, fue Concejal delegado de Cultura del Ayuntamiento de Salamanca y Vicepresidenta de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura.
Es columnista del diario La Gaceta Regional de Salamanca (Esto son lentejas), y tertuliana en el programa de CyL8, Al pan, pan, y al vino, vino.
Es conferenciante en diferentes instituciones y foros de Cultura sobre temas fundamentalmente de gastronomía, taurinos o culturales. Caben destacar: Claveles para un Papa (Juan Pablo II); La semiótica del toro: Carmen; Miguel Torga: A dor do mundo criado; Mutato Nomine; Cultura y migración: el conflicto natural de los antónimos; La metáfora del Sur; Tráfico, cine y literatura; Mujer y Literatura; Permítanme que les cuente un cuento; Apuntes culturales de la Gastronomía Salmantina; La Heroica de la Cocina en la Guerra Peninsular; Los toros en Cataluña: historia, crisis y esperanza; Con el valor de La Pajuelera; La mujer en el cristianismo actual…
Como escritora de género infantil tiene publicados los libros: El burro Serafín (2001), El cuento de los duendes (2001), Cuentos de Mariseca para todos los públicos (2010) y Nomellamesbobamellamobaba.com (2011).
Su poesía ha aparecido publicada en diferentes revistas (Papeles del Martes, El cielo de Salamanca, Papeles del Novelty, Salamanca Médica, Bolsín taurino mirobrigense: 50 años de historia, Revista Álamo, Pasión en Salamanca, Viernes del Sarmiento…), antologías y libros colectivos (Encuentros y palabras: Crear en Salamanca, Invitación al hombre: poetas contra lo droga, IV Centenario Santísimo Sacramento, Desde un preciso lugar del mundo, Palabras del inocente…).
Tiene publicados los libros de poesía: Sur (2009) y Tiempo de Migraciones (2014). Ya en editorial, está el poemario Caballos sobre el viento.
En ensayo ha publicado: A la mesa con Don Pío (Baroja).
Primer premio relato Ministerio de Cultura, Delegación Provincial, Salamanca (1980).
Premio Internacional Literario 2005 de la Academia Internacional de Gastronomía, por la idea y coordinación de la obra literario-gastronómica presentada por la AG de Salamanca: “Cocina, Arte y Literatura; degustación castellano leonesa de la A a la Z”.  
Premio Internacional Literario de Poesía Flor del Almendro, 2010.
Premio Internacional de Poesía Carmen Montero Medina 2012.
Insignia de plata de la institución Casino de Salamanca, por su implicación en programas culturales.
Selección de poemas de la obra Para que calle el viento de Isabel Bernardo, ganadora del XXXIV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

¡POBRES CRIATURAS SIN DIOS!
alguien nos dijo por el camino.
Y entonces temimos la muerte
como se teme la vida.
Y olvidamos los campos, y los pájaros,
y las rosas.
Y le negamos los ojos a la vida,
y en las sombras,
silenciamos la muerte, y aprisa corrimos
hacia ninguna parte en busca de cobijo,
sin saber que no hay lugar
donde pueda alojarse tanta desposesión,
tanta negación del Padre.
                                                                 * * *
Cántame, alma,
en dorados cimbalillos
canta a este ya mi atardecer.
Canta
para que calle el viento
y, desnudos, queden en el aire,
los fecundos silencios
del Padre.
                                                                  * * *
ME DUELE, PADRE,
cantar la desnudez,
arrancarle el alma
a esta intemperie cruda
donde no se atreven a asomarse,
cantando, los pájaros.
Me duele, Padre, la sangre, la desheredad, la lágrima;
la orfandad del trigo
que se agosta amarillo en los tirsos
sin hijuelo.
Y me duele la palabra muda, el pensamiento yerto,
y esa pena plomiza que luce el árbol
en la soledad ardida de sus ramas.
Y es que no sabemos vivir desnudos, Padre,
no sabemos vivir muertos.
Y tú, sin embargo, ahí,
en el silencio de la noche oscura,
sin ropas,  tan cerca.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada