Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

martes, 16 de diciembre de 2014

Una columna ejemplo de las que nos entrega en "El Carabobeño" la homenajeada periodista Alecia Franco de Ortega...

El Carabobeño 27 julio 2014

Alecia Franco de Ortega || Encuentro de dos vírgenes

Alecia Franco de Ortega
ccipublicidad@yahoo.com
Más de 60 autobuses de todas las parroquias del estado Carabobo. La gente iba con un gran fervor a la gran peregrinación organizada por la Arquidiócesis de Valencia, por segundo año consecutivo, donde la Virgen del Socorro, nuestra patrona de Valencia, se traslada a Guanare a reencontrarse con la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela.
Al igual que el año pasado, la misa no pudo ser oficiada por monseñor Del Prette por encontrarse delicado de salud, pero que ya gracias a Dios está bien; en su lugar estuvo monseñor José Jiménez, presidente de Hogares Crea de Venezuela, a quien quiero felicitar públicamente por su gran trabajo frente a esta institución y sobre todo como gran prelado de la Iglesia católica, donde juega un papel muy importante en Valencia.
Monseñor Jiménez es un hombre muy culto, muy instruido, con un verbo fluido e inteligente, pero al que lamentablemente no pudimos oír en la Basílica Menor del Santuario Nacional de la Coromoto en Guanare, por estar dañado el equipo de sonido, que es lo que queremos traer a colación. Tanto trabajo, tanta ilusión, tanta fe y muchos no pudimos oír la homilía de este insigne representante de la Iglesia carabobeña, aunque todos los comentarios fueron muy favorables.
Cómo va a ser posible que este sitio tan importante de la Iglesia católica venezolana, turístico por demás, se encuentre en este estado tan deplorable, el mantenimiento deja mucho que desear, los vitrales llenos de polvo y los techos con telas de arañas; las paredes que son todas de cemento, también mohosas y los cables del sonido pegados por medio de los pasillos con “teipe”, provocando, ni Dios quiera, un accidente a los feligreses. Pedimos a grito, que alguien nos ayude a realizar el mantenimiento de este icono de nuestra religiosidad coromotana, hay gente que quiere colaborar, pero si nos unimos podremos ayudar a la Iglesia católica venezolana a mantener este monumento.
Sabemos que no podemos contar mucho con el Gobierno, porque ellos son los primeros que le echan a nuestra Iglesia católica y a nuestros prelados, porque saben que la religión católica es uno de los grupos más fuertes con que cuenta la oposición, aunque los sacerdotes, obispos y el mismo cardenal Urosa Savino quieran dialogar y mantener un acercamiento, es muy difícil lograr entenderse con quien se hace oídos sordos a todos los planteamientos, buscando siempre su beneficio.
Tratemos de colaborar con el mantenimiento del Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, para que el año que viene cuando se reúnan nuestras dos vírgenes, la Virgen del Socorro y la Virgen de Coromoto, podamos disfrutar a plenitud de esta hermosa peregrinación, donde la feligresía y la devoción mariana cada vez se haga más presente en nuestra ciudad y en nuestro hermoso país.
Mientras tanto pidamos a las dos vírgenes, bajo la advocación del Socorro y de Coromoto, que nos ayuden a encontrar un camino para que podamos tener a la Iglesia y al Gobierno unidos, como ha sido el caso de la restauración de la Catedral de Valencia, porque como periodista y también como cristiana, nos toca siempre decir las cosas con objetividad y veracidad; unámonos en la fe de la Santa Madre de Dios.

1 comentario: