Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

jueves, 18 de febrero de 2016

Bienvenidos Premios Nobel de la Paz que hoy honran a Venezuela con su visita: Oscar Arias, Lech Walesa y Mpho Tutu, hija de Desmond Tutu!

Tuiteros elogian discurso de Óscar Arias en la Asamblea Nacional

"Excelente intervención de Óscar Arias", expresó un tuitero | Foto: Twitter
"Excelente intervención de Óscar Arias", expresó un tuitero | Foto: Twitter
Internautas manifestaron su agradecimiento al Premio Nobel de la Paz y ex presidente de Costa Rica por reconocer los problemas de Venezuela

"Venezuela necesita de estadistas que se sienten en la mesa, y no de caudillos que golpeen la mesa". Esta es una de las recomendaciones del premio nobel de la paz y ex presidente de Costa Rica Óscar Arias, quien se encuentra en la Asamblea Nacional para defender los derechos humanos.
Ante su discurso, tuiteros se han pronunciado positivamente. Muchos de ellos se han mostrado agradecidos: "Gracias por esas palabras para mi país", dijo @NanySoyAraure, luego de mencionar una frase del también economista. Por su parte, @Dauisa24 dijo que las palabras de Arias fueron increíbles. 
"Excelente intervención de Óscar Arias en sesión especial de la nueva Asamblea Nacional", manifestó @AmadisdeG50. Incluso, una internauta indicó que ahora es fanática del ex mandatario. 
Además de Arias, también destacaron a los reconocidos con el Nobel de la Paz Lech Walesa y Mpho Tutu, que fueron bien recibidos por los usuarios de Twitter. "Lech Walesa, Mpho Tutu y Óscar Arias se llevan de primera mano lo que está ocurriendo en mi Venezuela", expresó @Exge2000.

Lech Walesa reiteró que no fue espía de gobiernos comunistas

Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz/ Foto: Captura
Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz/ Foto: Captura
"Cometí un error, pero no como ahora dicen. Comprometí mi palabra de no revelar lo que hice, y no lo haré ahora, al menos no mientras otros no lo hagan", escribió Walesa en su blog personal

Nobel de la Paz y expresidente polaco, Lech Walesa, volvió a negar hoy haber sido un informante de la policía secreta comunista, como afirma el Instituto de la Memoria Nacional (IPN), aunque reconoció haber cometido "un error".

"Cometí un error, pero no como ahora dicen. Comprometí mi palabra de no revelar lo que hice, y no lo haré ahora, al menos no mientras otros no lo hagan", escribió Walesa en su blog personal, aunque no explicó en que habría consistido éste.

No obstante, recalcó que no colaboró "con el SB", los servicios secretos de la Polonia comunista: "nunca cobré dinero ni hice informes para ellos".

El histórico líder del sindicato Solidaridad argumentó que ese "error" se debió a que, durante la década de los años 70, tenía "un corazón demasiado tierno".

Walesa, de viaje en Venezuela para apoyar a la oposición, respondía así a las acusaciones del director del IPN, Lukasz Kaminski, que aseguró ayer tener documentos que prueban las colaboraciones del expresidente.

Según el relato de Kaminski, los documentos incautados a la familia del último ministro del Interior del régimen comunista, Czeslaw Kiszczak, muestran que Walesa fue un informante del SB entre 1970 y 1976 bajo el pseudónimo "Bolek", y que cobró por ello.

En el pasado, Walesa reconoció que había "firmado un papel" por orden de la policía durante una de detenciones que sufrió cuando era un sindicalista opositor al régimen, aunque siempre ha negado cualquier acusación de colaborar con los servicios secretos.

Algunos historiadores, como Piotr Gontarczyki y Slawomir Cenckiewicz, ya habían sostenido que Walesa fue espía de la policía del régimen, a la que informó durante algunos años de las actividades subversivas de sus compañeros de los astilleros de Gdansk (norte de Polonia).

Gran parte de las evidencias de que Walesa fuera "Bolek" se perdieron en los años 90, con la llegada de la democracia, cuando el líder de Solidaridad se convirtió en el primer presidente del país tras la caída del muro de Berlín.

En los últimos meses, Walesa ha criticado las políticas del nuevo Gobierno polaco del partido nacionalista Ley y Justicia, con cuyo líder, Jaroslaw Kaczynski, mantiene desde hace años una conocida enemistad, a pesar de que ambos compartieron activismo durante la oposición al comunismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada