Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.

Casa de la Estrella. Donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830.
Casa de la Estrella, ubicada entre Av Soublette y Calle Colombia, antiguo Camino Real donde nació la República libre y soberana de Venezuela en 1830, con el General José Antonio Páez como Presidente. Valencia: "ciudad ingrata que olvida lo bueno" para el Arzobispo Luis Eduardo Henríquez. Maldita, según la leyenda, por el Obispo mártir Salvador Montes de Oca y muchos sacerdotes asesinados por la espalda o por la chismografía cobarde, que es muy frecuente y característica en su sociedad.Para Boris Izaguirre "ciudad de nostalgia pueblerina". Jesús Soto la consideró una ciudad propicia a seguir "las modas del momento" y para Monseñor Gregorio Adam: "Si a Caracas le debemos la Independencia, a Valencia le debemos la República en 1830".A partir de los años 1950 es la "Ciudad Industrial de Venezuela", realidad que la convierte en un batiburrillo de razas y miserias de todos los países que ven en ella El Dorado tan buscado, imprimiéndole una sensación de "ciudad de paso para hacer dinero e irse", dejándola sin verdadero arraigo e identidad, salvo la que conserva la más rancia y famosa "valencianidad", que en los valencianos de antes, que yo conocí, era un encanto acogedor propio de atentos amigos...don del que carecen los recién llegados que quieren poseerlo y logran sólo una mala caricatura de la original. Para mi es la capital energética de Venezuela.

sábado, 20 de febrero de 2016

Simón Bolívar en Puerto Cabello

CRÓNICAS REPUBLICANAS / PUERTO CABELLO CIUDAD

Simón Bolívar en Puerto 

Cabello

Simón Bolívar en Puerto Cabello


Asdrúbal González
Los meses finales del año 1811 transcurren entre movilizaciones militares y el esfuerzo de organizar un ejército capaz de subyugar las provincias de Coro, Maracaibo y Guayana. Veintitrés mil hombres sobre las armas tenía en el mes de Noviembre la provincia de Caracas para realizar tal empeño.
En los dos primeros meses del nuevo año, la ofensiva republicana fue total en todos los frentes. Los realistas de la Provincia de Coro recibieron refuerzos desembarcados bajo el mando del capitán de fragata Domingo Monteverde, a quien se envió el 10 de Marzo, ante la certeza de la defección de Siquisique, al frente de una expedición de 230 hombres, a fijar las avanzadas en el señalado pueblo, donde entró sin combatir el día 17 de ese mismo mes. El estímulo prestado por la traición a las armas republicanas del indio Reyes Vargas y una corta batalla, facilitó la entrada de Monteverde el día 25 a Carora.
Pero sobreviene el terremoto del 26 de Marzo que destruye Caracas, La Guaira, San Felipe, Barquisimeto, El Tocuyo, Mérida y otras ciudades, causando la muerte de millares de personas y desorganizando definitivamente el frente militar republicano. Ningún esfuerzo - aparte el recorrer las escasas cincuenta leguas que lo separaban de Carora - debió realizar el ejército realista para ocupar las ruinas de Barquisimeto el 2 de Abril. De allí marchó hacia San Carlos, con el objetivo fundamental de insurgir sobre Valencia. Las favorables condiciones en que se desarrollaba la ofensiva tuvieron como base fundamental, no la superioridad guerrera, sino el fanatismo religioso y la actitud antirrepublicana consecuencia del terremoto, la emisión del papel moneda, y los estragos de la sumisión violenta contra Valencia.
El 23 de Abril era ocupado San Carlos y el 3 de Mayo la ciudad de Valencia, abandonada por sus defensores, replegados luego de corta escaramuza hacia los valles de Aragua en búsqueda de mejores puntos defensivos y dispuestos a fortificar los desfiladeros de Guaica y La Cabrera, llaves del paso hacia la Capital. 
La retirada de los republicanos debió hacerse igualmente en cierto número hacia Puerto Cabello. Por encontrarse el Congreso reunido en Valencia y ser esta ciudad la sede del Poder Ejecutivo, los inconvenientes de retirarse hacia Caracas debieron ser múltiples. Cortados los suministros desde los llanos por las fuerzas de Antoñanzas y reforzadas las tropas de Monteverde, la situación se tornó crítica. Sin fe en la victoria y carentes de convicciones, fuertes contingentes de hombres, a pesar de los severos decretos contra las deserciones, se pasaron al enemigo llevándose inclusive armamentos de artillería.
Noticioso el Poder Ejecutivo de la pérdida de San Carlos, nombró al generalísimo Francisco de Miranda el 26 de Abril, General en Jefe de las Armas de la Confederación, con facultades ilimitadas, sin sujeción a ley ni reglamento alguno, a los fines máximos de salvar la Patria. El 10 de Mayo se libró bajo las órdenes del general Gregor Mac Gregor el combate de Los Guayos, sin resultados; durante ese mes las tropas realistas se posesionaron de Trujillo y Mérida, ocupando igualmente la Provincia de Barinas. El 19 de Mayo, en el Cuartel General de Maracay situado en la hacienda de la Trinidad de Tapatapa, se decretó la Ley Marcial y se confirieron a Miranda poderes exclusivos para nombrar Jefes y Comandantes Militares en pueblos, villas, ciudades y partidos, con autoridad primaria y superior a funcionarios de cualquier otra jerarquía, facultados para efectuar reclutas, armar y levantar tropas en los territorios a su mando y proceder militarmente por todos los medios a la defensa del territorio; quedaba igualmente facultado el Generalísimo para tratar directamente con naciones extranjeras y adquirir medios de defensa, y solucionar el grave problema de las rentas públicas y circulación del papel moneda. El 22 de Mayo fue trasladado el Cuartel General a La Victoria, atacado por los realistas en estas posiciones. 
¿Cuál fue la situación en Puerto Cabello durante estos acontecimientos? A escasos cinco días de obtener Miranda la jefatura de los ejércitos de la República, confía el mando de la plaza a uno de los oficiales que mayor deferencia le había demostrado, y que sirviendo bajo sus órdenes en la campaña contra Valencia, habíase distinguido por su valor y capacidad militar. Fue así cómo Simón Bolívar, nombrado el Primero de Mayo, Comandante Político Militar de Puerto Cabello, recibe la jefatura de manos del coronel Manuel Ayala, en reunión de Cabildo de fecha cuatro del mismo mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada